Listin Diario Logo
21 de octubre 2018, actualizado a las 10:55 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Economía & Negocios viernes, 12 de octubre de 2018
0 Comentarios

CONSULTORES EMPRESARIALES

Cuarta Revolución Industrial: oportunidad, no un problema

  • Cuarta Revolución Industrial: oportunidad, no un problema
Sofía Calderón
aldia@deloitte.com

Antes de concebir la Cuarta Revolución Industrial como una potencial amenaza, la misma debe visualizarse como una oportunidad única para que las empresas asuman un papel protagónico e impulsen soluciones creativas hacia el cierre de brechas en las habilidades de nuestros jóvenes. Para esto se requieren nuevos abordajes para preparar a la juventud de cara a los trabajos del futuro: potenciar las habilidades y procurar la capacitación continua será vital para asegurar una transición exitosa.

Un reciente informe de Deloitte y GBC-Education denominado “Preparando a la fuerza laboral del mañana para la Cuarta Revolución Industrial, un marco de acción para las empresas” señala cuatro desafíos sobre los que se tienen que tomar las acciones:

Alinear los objetivos: con el fin de alcanzar resultados escalables, los negocios deben trabajar con ecosistemas más amplios, para esto es necesario activar el acercamiento con los distintos actores y aprovechar el conocimiento. Esto implica propiciar un conversatorio con empleadores, fuerza laboral joven y el sector educativo con el objetivo de discutir las necesidades de talento, la nueva arquitectura de puestos e identificar brechas en capacitación y encontrar oportunidades para hacer una inversión conjunta.

Participar en política pública: las empresas tienen la oportunidad de ayudar a los gobiernos a anticipar y preparar políticas, normas y regulaciones que beneficien a la juventud y fortalezcan a nuestra futura fuerza laboral. Diálogo, defensa, colaboración e influencia en el gobierno son claves para alcanzar resultados.

Desarrollar estrategias sólidas de talento: es importante revisar y adaptar las estrategias de talento actuales, será fundamental desarrollar mejores prácticas, que promuevan la inclusión y la innovación y que a su vez generen réditos a través de la diferenciación.

Invertir en la capacitación de la fuerza laboral: la capacitación como la conocemos tiene sus días contados, será un tema prioritario en la agenda en el marco del aprendizaje continuo, además debe alinearse a los objetivos de responsabilidad social y a la cultura corporativa.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Economía & Negocios

    Descubre