Santo Domingo 26°C/28°C light rain

Suscribete

Presidente chino Xi llama a conversaciones de paz en Ucrania

El líder chino, Xi Jinping, convocó el jueves a conversaciones de paz sobre Ucrania después de que el presidente francés pero no dio indicios de que Beijing usaría su influencia como socio diplomático de Vladimir Putin para presionar por un acuerdo

El presidente francés, Emmanuel Macron, a la izquierda, y el presidente chino, Xi Jinping, participan en una reunión del consejo empresarial franco-chino en Beijing, el jueves 6 de abril de 2023. (Ludovic Marin/Pool vía AP)

El presidente francés, Emmanuel Macron, a la izquierda, y el presidente chino, Xi Jinping, participan en una reunión del consejo empresarial franco-chino en Beijing, el jueves 6 de abril de 2023. (Ludovic Marin/Pool vía AP)

El líder chino, Xi Jinping, convocó el jueves a conversaciones de paz sobre Ucrania después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, le apelara a “hacer entrar en razón a Rusia”, pero Xi no dio indicios de que Beijing usaría su influencia como socio diplomático de Vladimir Putin para presionar por un acuerdo.

Xi no dio señales de que China, que declaró que tenía una "amistad sin límites" con Moscú antes de la invasión del año pasado, había cambiado de postura desde que pidió conversaciones de paz en febrero.

“Las conversaciones de paz deben reanudarse lo antes posible”, dijo Xi. Hizo un llamado a otros gobiernos para que eviten hacer cualquier cosa que pueda “hacer que la crisis se deteriore o incluso se salga de control”.

Beijing, que ve a Moscú como un socio para oponerse al dominio estadounidense de los asuntos globales, ha tratado de parecer neutral en el conflicto, pero le ha brindado apoyo diplomático a Putin y ha repetido las justificaciones rusas para el ataque de febrero de 2022. Xi recibió una efusiva bienvenida de Putin cuando visitó Moscú el mes pasado, lo que le dio un impulso político al aislado presidente ruso.

El líder chino dijo que se deben considerar las "preocupaciones de seguridad legítimas de todas las partes", una referencia al argumento de Moscú de que atacó a Ucrania debido a la expansión hacia el este de la OTAN, la alianza militar entre Estados Unidos y Europa.

Durante las conversaciones anteriores, Macron apeló a Xi a “hacer que Rusia entre en razón y que todos regresen a la mesa de negociaciones”.

Macron señaló el apoyo chino a la Carta de las Naciones Unidas, que exige el respeto de la integridad territorial de un país. Dijo que el anuncio de Putin de planes para desplegar armas nucleares en Bielorrusia violó acuerdos y compromisos internacionales con el gobierno de Xi.

“Necesitamos encontrar una paz duradera”, dijo el presidente francés. “Creo que este también es un tema importante para China”.

Macron estuvo acompañado a Beijing por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una muestra de unidad europea.

Von der Leyen dijo que alentó a Xi a llamar al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, y el líder chino “reiteró su voluntad de hablar cuando las condiciones y el momento sean los adecuados”.

“Creo que este es un elemento positivo”, dijo von der Leyen.

Von der Leyen advirtió a China que no envíe equipo militar a Rusia, haciéndose eco de una advertencia del miércoles de los 31 gobiernos miembros de la OTAN sobre las "graves consecuencias" de los envíos de armas o municiones.

“Armar al agresor es una clara violación del derecho internacional”, dijo von der Leyen. “De hecho, esto dañaría significativamente la relación entre la Unión Europea y China”.

China es el mayor comprador de petróleo y gas ruso, lo que ayuda a apuntalar los ingresos del Kremlin frente a las sanciones occidentales. Eso aumenta la influencia china, pero Xi parece reacio a poner en peligro esa asociación presionando a Putin.

“China siempre se ha adherido a una posición objetiva y justa sobre el tema de la crisis de Ucrania”, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mao Ning. “Hemos sido defensores de una salida política a la crisis y promotores de conversaciones de paz”.

También el miércoles, los gobiernos de Francia y China anunciaron acuerdos que incluyen la compra de 160 aviones Airbus por parte de una empresa de leasing china y que sus empresas colaboren en el desarrollo de energía nuclear, solar, eólica y de biocombustibles.