Listin Diario Logo
08 de diciembre 2019, actualizado a las 12:44 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 05 de abril de 2019

Tradiciones

Orígenes de las costumbres gastronómicas de Cuaresma

  • Orígenes de las costumbres gastronómicas de Cuaresma
GABRIELA HUNGRÍA
Santo Domingo

 Durante cuarenta días, iniciando el Miércoles de Ceniza y siguiendo todos los viernes de Cuaresma, los fieles religiosos se abstienen de ingerir carnes. La costumbre se inició para hacer recordar el día en que Jesucristo se entregó en la cruz y murió por cada uno de nosotros.     

Durante estos días los religiosos sustituyen el mencionado alimento por otros, como por ejemplo pescados o vegetales. Existen otras opciones que, quizás confundan a los consumidores por no ser carne directamente, pero sí derivados de ésta como: jamón, salami, bacon, entre otros.

Ciertos restaurantes han innovado su menú en los últimos tiempos, incluyendo los de comida rápida, los cuales han incluido sándwiches de pescado con diversas opciones. El origen en algunos casos ha sido la fe de sus fundadores o se han  inspirado en las delicias de Bob Esponja, una hamburguesa de fletán y queso.

Desde el punto de vista de la experta en arte culinario, Marité Almonte, la esencia de los platos de Cuaresma se mantiene aunque se les haya dado toques de modernismo. “De manera particular, yo llevo esta tradición, y para fomentarla en mis hijos, lo que he hecho es adaptar la tradición a lo que ellos comen. Por ejemplo, les puedo hacer unos tacos de pescados o una hamburguesa, y lo que sea que ellos consuman”.

Es así como dice Almonte, negocia con sus hijos lo que para ella significa mucho en cuestión de tradición religiosa, pues viene de una familia que de generación en generación ha llevado esta costumbre que data de siglos atrás. “La Cuaresma está muy relacionada con el aspecto gastronómico”.

Características del fletán
Este es uno de los que se consume. Se trata del pez mantequilla, que es plano de gran tamaño, de la familia de los Pleuronectidae, que llega a medir hasta 1,2 m de longitud y alcanza los 200 kg de peso, aunque no son raros ejemplares de hasta 3 m y 320 kilogramos.