Santo Domingo 22°C/24°C clear sky

Suscribete

NEUROLOGIA

Tumores cerebrales

Los tumores benignos se definen como aquellos que no tienen crecimiento desproporcionado, ni agresiva ni invade a otros tejidos cercanos u otros que estén a distancia. Además, estos tipos de tumores permanecen juntos y usualmente tienen una membrana de contención o cápsula. Ejemplos de tumores benignos: Meningiomas, adenoma de hipófisis, hemangioblastoma del cerebelo. Los tumores malignos (comúnmente llamados cánceres) son agresivos, crecen rápidamente e independiente del tejido donde comenzó, invaden y dañan otros tejidos y órganos cercanos a ellos. Las células cancerosas pueden separarse del tumor y entrar en la circulación sanguínea y en el sistema linfático, que es la manera en que alcanza a otras partes del cuerpo. Ejemplos de tumores malignos: Gliomas, sarcomas, astrocitoma anaplásico. Epidemiología de los tumores cerebrales: Los tumores cerebrales primarios constituyen de manera significativa a la morbi mortalidad de todos los grupos de edades. En los adultos, los tumores primarios constituyen el doceavo lugar de todos los cánceres; la incidencia anual oscila entre 4,8 y 10, 6 por cien mil habitantes; estas incidencias varían en los distintos países según la región geográfica. La distribución por sexo muestra que los tumores malignos tienden a ser más frecuentes en varones y la distribución de los benignos es mayor en mujeres. Las tasas de mortalidad tienen estadísticas con tendencias a la elevación como de un 6,5 por cien mil habitantes por año en varones, y 4,5 en mujeres. La incidencia de tumores cerebrales se incrementa con la edad, siendo los pacientes de 75 y 85 años, de ambos sexos, los más afectados. También se presentan en individuos más jóvenes. CausasFACTORES AMBIENTALES: Se han relacionado factores como las radiaciones. Factores infecciosos y traumatismos y factores ocupacionales. RADIACIONES: Se han descrito exposiciones repetidas a radiaciones (rayos x y sustancias radioactivas). INMUNOSUPRESIÓN: Los pacientes portadores del sida e inmuno suprimidos médicamente, tienen mayores riesgos de desarrollar tumor primario. MANIFESTACIONES CLÍNICAS: Uno de los conceptos clínicos de los tumores es que crecen dentro de límites o superficies rígidas e inflexibles del cráneo, esto provoca un aumento de la presión intracraneana cerebral. 1.- El aumento de la presión intracraneana lleva como consecuencia el edema u obstrucción del flujo del líquido cefalorraquídeo. 2.- Compresión o distorsión local del tejido cerebral, que da lugar a deficiencias neurológicas específicas. 3.- Compresión o distorsión de los nervios craneales que producen parálisis de ellos. Los síntomas más indicativos de un tumor cerebral son:Cefalea (dolor de cabeza): Es uno de los síntomas cardinales, usualmente son de moderada intensidad, es generalizada retrorbitaria y tiende a ser en horas de la mañana, acompañada de vómitos (llamados en proyectil o escopetazo); tienden a aumentar con la tos o algún tipo de esfuerzo. Existe afectación de los nervios craneales afectando al nervio óptico, en el cual el paciente describe visión borrosa y al realizar un examen de fondo de ojos, se observa edema del nervio óptico. El sexto nervio o motor ocular externo, debido a su largo trayecto es uno de los más sensibles, afectados a las elevaciones de la presión intracraneana y se puede encontrar al examen visión borrosa y manifestaciones de debilidad del músculo recto externo. Además de estos nervios, pueden afectarse otros nervios craneales según la localización de la tumoración. Ejemplo: Los tumores que afectan la fosa anterior pueden producir anosmia (pérdida del olfato); los que afectan el quiasma óptico (las lesiones que afectan al seno cavernoso producen lesiones de los nervios que pasan a través del motor ocular común, tróclear, trigémino y motor ocular externo), pueden producir pérdida de la visión. Los tumores de la fosa posterior pueden producir anestesia facial (afección del trigémino), debilidad facial (nervio facial), alteraciones auditivas (nervio auditivo) y dificultades para la deglución (nervios glosofaríngeos y neumogástrico) y dificultad para tragar. Los tumores también pueden producir actividad convulsiva parcial o generalizada. Su asociación con los tumores cerebrales suele ser consecuencia de la compresión o irritación prolongadas del tejido cerebral adyacente o cercano a la tumoración o neoplasia. Cambios en la función mental: Lo que se observa en estas circunstancias son falta de aplicación persistente a las tareas diarias, la habilidad emocional, inercia mental, irritabilidad injustificada, mente olvidadiza, falta de iniciativa y espontaneidad.

Tags relacionados