Listin Diario Logo
17 de septiembre 2019, actualizado a las 12:41 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 10 de agosto de 2019

Los Siete Magníficos

Estos son pistoleros, no samuráis: no usan sables, sino armas de fuego

  • Estos son pistoleros, no samuráis: no usan sables, sino armas de fuego

    Este remake del famoso filme japonés se desarrolla en el Lejano Oeste.

  • Estos son pistoleros, no samuráis: no usan sables, sino armas de fuego
  • Estos son pistoleros, no samuráis: no usan sables, sino armas de fuego
  • Estos son pistoleros, no samuráis: no usan sables, sino armas de fuego
Rienzi PAred Pérez
Santo Domingo, RD

A raíz del estreno “Rashomon” (1950), el hemisferio occidental dirige su mirada al cine japonés. En su catálogo encuentran producciones maravillosas, y ante tales propuestas, público y crítica quedan anonadados.

Cuando logran ver muchas de esas películas, varios directores tuvieron el deseo de adaptarlas con el estilo occidental, y algunas de ellas, llegaron a obtener grandes beneficios de taquilla. Una de esas adaptaciones lleva por título “Los siete magníficos” (1960), inspirada en la cinta de Akira Kurosawa (el mismo director de “Rashomon”) titulada “Los siete Samuráis” (1954).  

La esencia de la trama es la misma; pero con escenarios diferentes y el enfoque un estilo comercial de Hollywood para llamar la atención a esos cinéfilos que gustan del género del western.

El argumento se basa en lo siguiente: en un pequeño pueblo mexicano, un grupo de forajidos, liderado por el criminal Calavera (Eli Wallach) le roba a los campesinos el fruto de sus cosechas. Los habitantes deciden contratar a un grupo de profesionales para que lo defiendan de estos malhechores. La base argumental es la misma de “Los siete Samuráis” la diferencia estriba que en la película original la ambientación es el Japón feudal del siglo XVI, mientras que la adaptación norteamericana está ubicada en un pequeño pueblo fronterizo con los Estados Unidos.

El contraste de los personajes es similar en su contenido. En el filme japonés son samuráis, mientras que en el gringo son vaqueros, pero la esencia sobre el abuso al débil y la contratación de mercenarios serán los mismos.

La puesta en escena es dinámica y, aunque el género pudiera enmarcarse en un western, posee contenido de drama con buena dosis de humor.

 Hay que destacar el buen trabajo de Yul Brynner y de Steve McQueen; ya que los demás exponentes se encuentran muy estereotipados. Sin embargo, en sentido general, la película atrapa al espectador gracias a ese toque mágico, cautivador, con una banda sonora que arropa toda la trama con planos generales, llegando a la aventura para el disfrute visual.

CURIOSIDADES
Reparto de lujo

Yul Brynner, Charles Bronson, Steve McQueen, Horst Buchholz, Robert Vaughn, James Coburn, y Brad Dexter fueron los protagonistas. El villano lo interpretó Eli Wallach.

Banda sonora
Esta banda sonora se usó en los comerciales de los cigarrillos Marlboro, a partir del 1963.

La taquilla
El presupuesto para su realización ascendió a dos millones de dólares y recaudó el doble de lo invertido.