Listin Diario Logo
28 de febrero 2021, actualizado a las 12:07 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 22 de diciembre de 2012

CULTURA POPULAR

Diciembre con sabor criollo

LA NAVIDAD EN REPÚBLICA DOMINICANA SE REFLEJA DE DISTINTAS MANERAS EN LAS PROVINCIAS

  • Diciembre con sabor criollo

    Guloyas en Navidad. El 25 de diciembre, en San Pedro de Macorís, los guloyas salen a tocar, cantar y bailar por la madrugada, esto ya es una tradición.

  • Diciembre con sabor criollo
Indhira Suero
Santo Domingo

La celebración de la Navidad pone de manifiesto la creatividad y “el sazón” de los dominicanos. Aunque posee fuertes influencias de distintos países, existen varias celebraciones que solo en esta parte de la isla se realizan. Es por este motivo que conocerlas y apreciar su justo valor se hace necesario para conservarlas.

Navidad en Quisqueya
En el Atlas Folklórico de la República Dominicana, el sociólogo Dagoberto Tejeda, recuerda que en sus primeras expresiones, la Navidad era una festividad religiosa, para conmemorar el nacimiento del Niño Jesús, adquiriendo con el pasar del tiempo una dimensión familiar- social-colectiva.

“Al principio en los templos se reproducían nacimientos de Cristo, que recibían el nombre de Belenes, se cantaban villancicos en honor del niño Dios, la familia participaba de una cena colectiva y al final se les entregaba regalos a los niños, culminando la noche con una misa a medianoche que recibía el nombre de la misa del gallo”, expone Tejeda.

De acuerdo al experto, este modelo original se transformó en la medida en que cambiaba la sociedad. Con los diferentes aportes, la cena de Nochebuena se fue enriqueciendo con una gastronomía particular, donde se tomaron comunes frutas y golosinas externas, como los turrones, las pasas, las peras, las manzanas, las uvas parras, los coquitos, las avellanas, y los vinos, el ron la ginebra y la champaña.

Transformación
Otro aporte “externo” lo constituyen las guirnaldas y un pino con nieve artificial como símbolo de Navidad, adornado con bolas brillantes de colores y con bombillos, el cual se conoció como el árbol de navidad, traídos al país durante la primera intervención norteamericana. A estos se le agregaron los fuegos artificiales y la tradi- ción de reproducir debajo del arbolito nacimientos de Jesús.

Para Tejeda, esta festividad se “aplatanó” gracias a la capacidad creadora del pueblo, que redefinió su propia identidad, poco a poco. “Se conformó una gastronomía nacional de Navidad, basada en los cerdos de puya, consumir lerenes, pastelitos, teleras como pan, pasteles en hoja y beber ron criollo, anís vino tinto, ponche, guavaberry, jengibre de madrugada”, dice el experto.

Además, en varios pueblos se salía en las noches a pedir aguinaldos y tocar merengues de casa en casa. “En Sabana de la Mar, salían de madrugada las ‘parrandas de los pollos’, cuando se elegía un rey y una reina, y con guitarras y tamboras se recorrían las calles del pueblo hasta el amanecer”, puntualiza.

Guavaberry Christmas
 En el libro “Meditaciones de cultura, Laberintos de la dominicanidad”, el sociológo Carlos Andújar expone algunas manifestaciones con motivo de la época que toman lugar en distintos puntos del país. “El 25 de diciembre los cocolos, vestidos de guloyas, escenifican la batalla de Goliat y David, en forma de desfile, sobre todo en el barrio Miramar, donde participa un gran número de sus habitantes y visitantes.

“También la Navidad se hace presente en muchos grupos seguidores del vudú en gran parte del país, que sin entrar en contradicción con las celebraciones católicas, se hace un punto y aparte para celebrar con referentes distintos a las fechas”, considera Andújar.

De igual manera, señala el caso de la Chorcha de Samaná, lugar de celebración de las festividades de Watch Nigth o Noche vieja (de penitencia y duelo), New Year o de Año Nuevo, dedicada a la bendición de los ancianos y First Sunday (primer domingo del año), que se celebra como parte de una tradición de agradecimiento a la prosperidad del año y la promesa de que el que venga sea beneficioso. Es una actividad distinta del resto de las celebradas en el país y expresa un rasgo de identidad particular de estos grupos.

(+)
DICIEMBRE EN LOS PUEBLOS

El cuatro se celebran patronales en honor de Santa Bárbara en la ciudad de Samaná. El ocho se honra a la Inmaculada Concepción de María en Cotuí, San Pedro de Macorís y en Sombrero, Baní.

En las Matas de Farfán, en el Peñón, Provincia de Barahona y la Caleta. Cada 13 hay festividades en honor de Santa Lucía. En Esperanza, Mao, Provincia Valverde, el 18 se hacen festividades en honor de su patrona Nuestra Señora. De la Esperanza.

Cada 19 se efectúan fiestas en honor de Nuestra Señora. Del Amparo en Polo, Barahona. El 27 hay celebraciones patronales en honor a San Juan Evangelista en Bahoruco y Salcedo. El 28 llegan a Bayaguana los Toros-Ofrenda para el Santo Cristo de Bayaguana.