Listin Diario Logo
01 de diciembre 2020, actualizado a las 01:09 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 03 de septiembre de 2011

LITERATURA

Poesía en la montaña

GENERACIONES Y ESTILOS LITERARIOS SE UNEN EN EL “FESTIVAL DE POESIA EN LA MONTAÑA”

  • Poesía en la montaña
Indhira Suero
indhira.suero@listindiario.com
Jarabacoa

A pesar de tener 11 años, Génesis Álvarez muestra intereses muy diferentes a los demás niños de su edad. Prefiere pasar el rato con un buen libro en la mano y sentarse tranquila a crear poemas. El único problema es que en San Cristóbal, como en varias provincias de República Dominicana,  no hay muchos poetas y quienes se interesan en la poesía enfrentan muchos obstáculos para desarrollar su arte.

Esta vez la niña encontró un espacio para expresar lo que siente y que mejor lugar que aquel que reúne a poetas de distintas generaciones que le sirven de ejemplo para el futuro. Génesis, junto con otros 12 compañeros de la “Fundación Literaria Aníbal Montaño”, participó en el noveno “Festival de Poesía en la Montaña”, en la ciudad de Jarabacoa.

Más que un festival
Para Taty Hernández, gestora del festival, niños como Génesis son el mejor resultado de una actividad que inició en el 2002 con el objetivo de reunir a los poetas del Cibao.  Lo que empezó como un encuentro entre amigos para escucharse, compartir y permitir que la poesía fluyera en un ambiente lejano del ruido citadino, se ha convertido hoy en uno de los encuentros anuales más esperados de la escena cultural dominicana.

De acuerdo a Hernández esta actividad propicia el encuentro y la solidaridad entre escritores, debido a que permite unir a los poetas noveles y consagrados. “Escuchando los textos de cada poeta que se presenta aquí, se puede tener una visión de lo que es la poesía dominicana”, destaca.

El festival permite a los escritores salir de la rutina diaria y encontrarse con todo tipo de poetas: desde los más experimentados y reconocidos, los de la generación de los 80,  los de la diáspora dominicana, jóvenes que han ganado el premio de poesía joven hasta  ganadores de los concursos talleres literarios como los de la “Fundación Literaria Aníbal Montaña”.

“Entusiasma a los maestros y sembramos una semilla mientras allá poesía hay esperanza no va a morir la poesía, hay futuro existe y no creo que desaparezca, eventos como este hacen que no desaparezca”, afirma Hernández.

¿Qué le deja a Jarabacoa?
Algunas personas se han hecho la pregunta de qué le aporta un festival de poesía a Jarabacoa. Ante esta interrogante, Hernández destaca que con las visitas a los colegios y escuelas que realizan los niños de los talleres literarios  se cumple el objetivo de incentivar a cientos de niños y niñas a iniciarse en el arte de la poesía.

Además de las visitas a escuelas, dentro del festival se realizan talleres literarios que permiten el intercambio de ideas y conocimientos entre jóvenes y adultos. Para Francisco Encarnación, quien desde hace dos años asiste a la actividad junto a sus compañeros de la “Fundación Literaria Juan Félix Pepén” en Higüey, la poesía es el medio más fácil de salir de la rutina diaria.

Al igual que Encarnación, el poeta Omar Messon, representante de Sosua asegura que la versión novena del festival demuestra una consolidación “porque cada vez más escritores se integran aporte invaluable a la literatura dominicana reunión de poetas y artistas”.

Para Manuel Llibre, representante de Santiago y encargado de los diseños y creatividad de la “Fundación de la Montaña”, esta edición significa la consolidación de algo que empezó como un pequeño sueño y que se convirtió en algo palpable.

“Es la primera iniciativa de este género en el país que representa el encuentro nacional de jóvenes con experimentados. Permite que todos los poetas se pongan al mismo nivel y a una  gran cantidad de jóvenes en grupos y talleres literarios les sirve como escenario. A los experimentados nos sirve para ver la situación de la poesía contemporánea”, afirma Llibre.

La palabra, más allá de sí misma
Desde el 2009 se realizan performances en el festival. Este año los poetas Alexei Tellerías, Reina Lissette Ramírez, Johan Mihail Castillo Lauristely Peña Solano y Mari Cruz Paniagua presentaron cuatro acciones con los actos “Sueño de agua (homenaje a Rita Guerrero)”; “Cadáver”; “Is - leña”; “Evita paloma”.

“La noche de performances representa la madurez del festival y este año se le dedicó un lugar especial. Pienso que lo que se hace aquí brinda una muestra de cómo algunos creadores se unen. Con las performances se muestra como existen creadores que hacemos una especie de búsqueda de la oralidad y ayuda a que exista más aceptación y conocimiento de esta práctica proyección de la labor poeta performatica”.

Futuro
El futuro se muestra con muchas opciones para este festival. De acuerdo a Taty Hernández , sus organizadores desean que se mantenga y que, a partir de este, se puedan crear otros festivales. “ Buscamos que se construya una escuela de la creación que ayude a los poetas que surgen. Lo ideal es que se continúe el festival y otra meta es que el festival tenga su propio espacio fisico. Los legados hay que dejarlos que sean continuos, esperemos que con este asi sea”.

CUANDO LA POESÍA SE CONVIERTE EN HECHOS
INICIOS PARA SALIR DE LA RUTINA

A finales de julio de 2002 se realizó el primer festival, con la presencia de unos 30 escritores y con el objetivo de reunir a los poetas del Cibao. De acuerdo a su coordinadora general , Taty Hernández, esta actividad se hace con menos de 400, 000. “El festival nació con financiamiento y es autogestionario por lo que tuvimos que crear una fundación sin fines de lucro llamada Festival de la Montaña”, destaca Hernández.  En el primer festival se efectuó un recital de poesía  en el que se convocó a poetas del Cibao; en el segundo se buscó apoyo del ayuntamiento municipal para insertarlo dentro del Festival de Jarabacoa ; a partir del tercer festival la gente empezó a preguntar cómo podían participar de la actividad.  

Este año se realizó un homenaje póstumo al poeta Víctor Villegas y en el aréa de artes visuales al maestro Roberto Flores.

Adémas se hizo un reconocimiento a las Escuelas Radiofónicas Santa María en su cuarenta aniversario y al poeta Mateo Morrison, Premio Nacional de Literatura 2010.