Santo Domingo 26°C/28°C light rain

Suscribete

Consejos para dejar de comprar sin control

Realidad

Se acerca Black Friday y sus ofertas intentarán seducirte. De tu estrategia de compras dependerá el resultado de este fin de semana: una resaca financiera o la posibilidad de aprovechar las ofertas sin endeudarte.

Mayra Pichardo, psicóloga clínica y especialista en adicciones, plantea que un comprador compulsivo ‘‘tiene una urgencia irresistible de comprar objetos innecesarios, y luego siente culpa’’. Comprar compulsivamente no es solo un mal hábito, ‘‘es un comportamiento adictivo que produce una pérdida de control que lleva a repetir esta conducta. Generalmente los compradores compulsivos tratan de llenar un vacío o evadir un sentimiento como desolación, ansiedad, tristeza o frustración’’.

Perfil del comprador compulsivo:

Entre las características que Pichardo destaca de las personas compradoras compulsivas se encuentran las siguientes:

• Comprar le produce placer o felicidad

• Con mucha frecuencia compra cosas que no necesita y luego siente culpa

• Sale de compras todas las semanas o todos los días, porque siempre hay algo que comprar

• Tiene muchas deudas

• Oculta a sus seres queridos lo que ha comprado para evitar que le reprendan

Para quienes han identificado que compran compulsivamente, la psicóloga les recomienda trabajar en:

• La satisfacción personal. Ya que algo muy personal puede estar provocando las compras descontroladas.

• La autoestima. Conocerte y reconocer tu valor, trabajar en tu seguridad, reconocer tus actitudes o habilidades y el sentirse bien contigo mismo.

• La salud física. Hacer ejercicio es una excelente manera de botar el estrés o controlar la ansiedad.

• La salud emocional. La psicoterapia es una excelente opción si sientes que las compras compulsivas te controlan.

Tomando en cuenta estos consejos, no solo podrás aprovechar las ofertas de Black Friday, también podrás tener salud financiera.

Cómo convertirte en comprador inteligente

Algunas de las decisiones de compras del consumidor son influenciadas por variables como ubicación del establecimiento, colocación de los productos, seguridad, disponibilidad o parqueo.

Juan Carlos Guilbe, coach en finanzas, ofrece cuatro consejos para dejar de ser un comprador compulsivo y convertirse en un comprador inteligente.

1. Procura comprar aquello que vaya a cubrir una necesidad real, no un deseo o una pseudo necesidad. Si vas a las tiendas para ver qué ofertas encuentras, seguramente comprarás muchas cosas que no necesitas.

2. Cuando compres procura no generar deudas. Si no lo necesitas y no tienes el dinero, entonces no se trata de una oportunidad; porque las oportunidades de compras se presentan cuando tenemos una necesidad real y también poseemos el dinero para adquirir ese bien o servicio. Y por supuesto, no confundas una compra con una inversión, ya que una inversión debe generar una plusvalía o una ganancia.

3. Planifica lo que necesitas comprar. Realiza un presupuesto, calcula tus ingresos, gastos fijos y recursos adicionales, como el doble sueldo o algún bono extra, y contempla otras deudas que hayas adquirido anteriormente.

4. No compres con prisa. Tómate tiempo para revisar el precio de un mismo artículo en varias tiendas y de esta forma constatar la evolución del precio, para que al momento de comprar tengas la certeza de que estás comprando a un buen precio.

Otras recomendaciones importantes son: salir con el dinero en efectivo y no con tarjetas de crédito; hacer una lista de los artículos que realmente son necesarios; si sabes que se te dificulta parar de comprar, es bueno que salgas acompañado con alguien que pueda detenerte antes de gastarlo todo innecesariamente. Recuerda que las compras compulsivas pueden convertirse en adicción.

Necesidad versus capricho

La psicóloga Carmen Rodríguez enfatiza que hay que trazar una línea clara entre el gusto o placer por las compras, dentro de un contexto prudente y manejable.

A la interrogante de cómo darse cuenta si el comprador es compulsivo, responde que cuando las compras se tornan parte de sus vidas, gastando más de lo que realmente puede y cuando compra artículos que no son útiles o que son repetidos, son señales que la persona está fuera de control con los gastos.

“La sensación o excitación que siente la persona que es compradora compulsiva, es una sensación efímera tal cual sería cualquier otro tipo de sensación con relación al sexo, a la droga o al juego”, agrega.

El experto en finanzas Ciriaco Cruz destaca que lo que es una necesidad para algunos puede ser un capricho para otros, lo importante a la hora de comprar debo cuestionarme si lo necesito realmente, si lo puedo pagar y qué uso le daré.