Listin Diario Logo
17 de agosto 2022, actualizado a las 12:16 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 23 de mayo de 2022

POLÍTICA Y CULTURA

¡Somos sus hijas combatiendo en el tiempo que soñaron!

  • ¡Somos sus hijas combatiendo en el tiempo que soñaron!
Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

 (Palabras de la senadora Faride Raful en un acto de homenaje a las Sufragistas de 1942, que conquista­ron el derecho de la mujer dominica­na a votar y ser elegida)

“En la tarde de hoy nos convoca un viejo espíri­tu solidario, una llamada históri­ca ineludible, aquella que movilizó sensibilidades, ac­cionó ideas consagradas en luchas permanentes, por la viabilidad de los derechos civiles de la mujer domi­nicana. La ley 390 que nos concedió plena capacidad de nuestros derechos civi­les, desafiando la inercia social y política, abrió paso a las corrientes reivindica­tivas de la mujer como ca­tegoría social, fundamen­to igualitario de derechos y deberes. Momentos estela­res que se entrecruzan en la coronación de esfuerzos al reconocer el sufragio feme­nino como un derecho po­lítico y constitucional, tam­bién la igualdad ante la ley, que incorporan a la mujer al trabajo, ser tutora de sus hijos, tener derecho a tra­bajos igualitarios como el hombre y el derecho a un salario digno. El derecho de las sufragistas de 1942 no fue una dádiva de la tiranía sino una conquista labra­da por una lucha sostenida en el ejercicio del reclamo cívico que tuvo en Abigaíl Mejía y Delia Weber, voce­rías dignas y consistentes, firmeza de pensamiento y criterio, desafíos de cara al sol en un tiempo cautivo de regímenes de fuerza y dés­potas, servilismo soez y ti­ranías desconocedoras de toda expresión social pro­gresista. Las sufragistas es­tremecieron aquel recinto autoritario y despótico del reordenamiento legal, en­carando el desafío de una sociedad atrasada y hacien­do valer sus postulados…”.

“Nosotras sabemos de dónde venimos y hacia dón­de queremos ir, nosotras va­mos a incorporar y viabilizar los nuevos derechos produc­to de la evolución y los cam­bios materiales y culturales, a la concreción de nuevas victorias jurídicas, políticas y humanas, colocando a la mujer en el centro de gra­vedad de los cambios per­manentes de una sociedad crítica, democrática y pro­gresista. Las sufragistas de 1942 nos legaron una con­ciencia plena de valores, aún dentro de aquel antro per­vertido, arrancó conquistas y produjo señalamientos y res­cató dignidades, que hoy rei­vindicamos como zapata de una construcción social del pensamiento crítico y pro­gresista de una sociedad su­perior…”

“Aquí hoy a 80 años del testimonio de las sufragis­tas de 1942 y de sus con­quistas troncales, las mu­jeres dominicanas en sus distintas plataformas de ideas y compromisos, les damos continuidad a sus ideas, incorporamos al pueblo llano, a las muje­res obreras, campesinas, madres solteras, mujeres abandonadas, amas de ca­sa, parturientas desaten­didas, mujeres lanzadas al abismo social y al mercado ruin del comercio sexual, niñas agredida, detenidas en su crecimiento, mujeres desvalidas y abusadas, jó­venes sin voz social, oprimi­das y abusadas por un ma­chismo rancio y burdo, las incorporamos al escenario de las nuevas reivindicacio­nes, las alistamos bajo una prédica moral y humana de libertad en el conteni­do unificador de la palabra que las libera… “

“En nombre de mi gene­ración rindo homenaje a las sufragistas y a todas las mu­jeres dignas, quienes en es­tos 80 años transcurridos, han sido protagonistas de cambios y nuevas luchas por la igualdad de la mu­jer y sus reivindicaciones. A ellas les decimos, somos su continuidad, somos su le­gado, somos su voz, somos su herencia, sus hijas com­batiendo en el tiempo que soñaron”.