Listin Diario Logo
26 de enero 2020, actualizado a las 06:23 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales lunes, 30 de diciembre de 2019

Especial para Listín Diario

Miguelina: 20 años de una marca dominicana que se fortalece en New York

Moda internacional

  • Miguelina: 20 años de una marca dominicana que se fortalece en New York
Carlos Lamarche
New York

La diseñadora dominicana, Miguelina Gambaccini, celebra dos décadas de la creación de su exitosa marca Miguelina. Cuenta con una tribu de  fieles seguidoras, Beyonce, incluida. Ella diseña para una mujer que ama vacacionar,  ya sea en Capri, Tulum, Marbella o St. Barts, pero que siempre quiere verse y sentirse bella. 

A diferencia de otros diseñadores, nunca  ha participado en el calendario de estaciones  que dicta la moda (Otoño-Invierno / Primavera-Verano) y  tampoco  organiza desfiles.  

Nos sentamos con ella en su atelier en la ciudad de New York, para repasar estas dos décadas en el diseño.  Gambaccini, sin saberlo ni proponérselo, fue una adelantada a la época, especialmente en esta en la que la industria está tratando de adaptarse .

 ¿Tú naciste en República dominicana?

Si,  en Santiago , pero hace 30 años emigré, me fui a Londres, pero venia mucho a New York,  me encanta, así que me mude para acá  cuando me ofrecieron trabajar para  Enmanuel Ungaro. Yo era la encargada de enseñar las colecciones couture a las clientas VIP, como Jaqueline Kennedy y otras más.

 ¿Cuál es la historia detrás de tu línea, Miguelina?

 Es una historia muy bonita sobre mi luna de miel. Yo me casé en Tailandia, muy enamorada, pero mi esposo me dijo con tiempo, no vamos a viajar con muchas maletas, como tú siempre lo haces imagínate!  Yo dominicana, siempre empaco mucho. Pero esa vez, él estaba hablando en serio.  Yo  tuve que diseñarme un guarda ropa fácil, con piezas intercambiables para 20 días de viaje. Usé lino, encaje, piezas que yo podía dormir con ellas, ir a la playa y por ahí a cenar.  Al regresar a NYC  yo estaba diseñando otro tipo de ropa, pero cuando Bergdorf visitó mi atelier y me preguntó por esa ropa que estaba ahí  en la parte de atrás. Era mi vestuario del viaje que lo tenía colgado, a ellos les encantó. Entonces me enfoque en solo diseñar para una mujer, como yo,  que se va de vacaciones y planea lo que va a usar en el viaje.

 ¿Qué crees te ayudo en ese momento a darte a conocer tan rápido? 

Pues mira, era la época en que Donna Karan y Calvin Klein  proponían un look sin mucho color y bien neuyorkino.  Yo empecé a diseñar trajes en lino y encajes, como veía a mi abuela usar. Aquí no existía ese  estilo tropical chic, y mucha gente no veía futuro en esto.

¿Tuviste la visión de diseñar específicamente para resort. No fuiste la típica diseñadora que antes tenía que seguir los dictámenes de la industria?

Pues yo hice unas cuantas colecciones Otoño/ Invierno, pero no me gustaba, era un martirio cada vez que tenía que trabajar en eso. No era lo mío. Igual  los fashion shows,  hice solo uno y después prefería diseñar y hacer mi cookbook y traer a la prensa y compradores al atelier a ver la colección.  Escuche mi voz interna, y en esa época nada estaba funcionando en el mundo de la moda, todos estaban tratando de todo. Yo me dije, voy a diseñar lo que me gusta y  disfruto hacer. Créeme la ropa de invierno no es lo mío.

En estos 20 años, si los repasamos, ¿qué sería lo que más resaltaría?

Pues que en un principio yo diseñaba para mí, lo que me lleve a mi luna de miel, ahora diseño pensando en mis clientas que ya muchas son también las hijas de las primeras que adoptaron Miguelina.  Pero tenemos un look bien reconocible y sabemos dónde van de vacaciones y que cuando se ponen algo nuestro se sienten bellas, relajadas pero con estilo.

Así me imagino se siente Beyonce cuando usa tus creaciones. ¿Cómo se dio eso?

Pues yo me enteré por Instagram, ella se puso nuestro Pamela Wide-Leg Panst,  que es para todo el mundo, un amigo fue el que me dijo. Igual pasó muchos años atrás con Jennifer López, que el día que terminó su relación con Ben Afleck tenía puesto un vestido mío. El teléfono aquí no paró porque la prensa reseñaba que ella “votó al muchacho en un Miguelina…”

¿Tú has diseñado colecciones bajo el nombre de Tulum, Capri, cuando tendrás una inspirada en La República Dominicana? 

Mi ropa es República Dominicana: Tropical, elegante, inspirada en mi isla, donde crecí y eso nunca va a cambiar, ese es el éxito que ha tenido la marca, que cuando empezamos, ese vestido de lino blanco con encaje para ellos era nuevo y diferente. 

Net- A-Porte, Moda Operandi, OutNet, tu marca se vende exitosamente en todo estas famosas tiendas virtuales, ¿qué consejos les daría a los diseñadores que quieren entrar a este mundo tan difícil, hoy más que nunca y competitivo, que es la moda?

Tienen que saber que lo quieren hacer es un gran paso. Yo siempre fui muy determinada en lo que me gustaba hacer y lo que no. Yo soy una mujer latina, caribeña y pongo eso en mi marca: Determinación, es importante seguir su voz interior.  Yo no sabía que el Instagram o las ventas por Internet existirían cuando comencé en este negocio, pero fui siguiendo mi voz interior y adaptándome, la plataforma de Instagram ha sido importante para Miguelina. 

¿Dónde te gusta a ti ir de vacaciones?

Bueno, New York es mi hogar, pero me gusta viajar. Voy a La Romana siempre a Casa de Campo, me gusta Tulum, Paris. 

¿Qué pieza nunca falta en tu guarda ropa cuando viajas y cual no debe faltar en el de ninguna mujer?

Nuestro Caftan Rachel, es de esas piezas que te levantas, te la pones y te puedes pasar el día con ella.

 

 


Más en Las Sociales