Santo Domingo 21°C/23°C scattered clouds

Suscribete

internacionales

Aseguran que Manuel Rocha cometió "injerencia" en Bolivia

Dicen que se encargó en 2002 "de posicionar en la palestra política a uno de los productos de la dictadura Castro-Chavista pidiéndole al pueblo boliviano que no vote por Evo Morales".

Manuel Rocha, habla con miembros de la prensa en La Paz el 11 de julio de 2001

Manuel Rocha habla con miembros de la prensa en La Paz el 11 de julio de 2001GONZALO ESPINOZA/AFP

El opositor boliviano Manfred Reyes Villa, que fue candidato a la Presidencia en 2002, sostuvo este lunes que el exdiplomático estadounidense Manuel Rocha, arrestado y acusado de espiar para el Gobierno de Cuba, cometió "injerencia política" y defendió los "intereses" de la isla en el país suramericano.

Reyes Villa, actual alcalde de la ciudad central de Cochabamba, afirmó en un mensaje en la red social X que Rocha, siendo embajador de EE.UU. en Bolivia, se encargó en 2002 "de posicionar en la palestra política a uno de los productos de la dictadura Castro-Chavista pidiéndole al pueblo boliviano que no vote por Evo Morales" en los comicios de ese año.

De esa forma, el ahora gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales (2006-2019) obtuvo "un segundo lugar en las elecciones (de 2002), conseguido con una ínfima diferencia de 721 votos de nuestra propuesta", lo que fue "una clara muestra de la manipulación e injerencia política de Rocha y los intereses del eje comunista en el país", dijo.

"Hoy, Manuel Rocha debe rendirle cuentas a la justicia norteamericana por ser un espía del régimen cubano y en Bolivia, al igual que en América Latina, esa izquierda radical da sus últimos aleteos", agregó Reyes Villa.

Rocha, de 73 años y de origen colombiano, fue arrestado y está acusado de "cometer múltiples crímenes federales al actuar secretamente durante décadas como agente del Gobierno de la República de Cuba", señaló el Gobierno estadounidense en un comunicado.

El exdiplomático representó a Estados Unidos en diversos países latinoamericanos como Bolivia, donde es recordado porque cuatro días antes de las elecciones generales de 2002, pidió a los bolivianos que no votaran por Evo Morales en la que fue su primera postulación a la Presidencia.

"Quiero recordarle al electorado boliviano que si elige a los que quieren que Bolivia vuelva a ser un exportador de cocaína ese resultado pondrá en peligro el futuro de la ayuda de los Estados Unidos a Bolivia", declaró entonces Rocha.

Estos dichos causaron indignación en el país suramericano y Morales, que aparecía como tercero en las encuestas, terminó segundo en la votación con un margen muy estrecho con Reyes Villa, quien en su momento consideró que el exdiplomático fue causante del ascenso del líder cocalero.

El mismo Morales ha ironizado varias veces con que Rocha fue su "mejor jefe de campaña".

Políticos opositores reaccionaron en esta jornada a la detención de Rocha recordando sus polémicas declaraciones que terminaron impulsando la candidatura de Morales en 2002.

También se pronunció el presidente del Senado boliviano, el oficialista Andrónico Rodríguez, quien consideró en sus redes sociales que la Justicia estadounidense determinará la "culpabilidad o inocencia" de Rocha, pero "este suceso demuestra la doble moral de los diferentes gobiernos de Estados Unidos".

"Mientras juzgan el espionaje y la intromisión en su propio país, han alentado este tipo de acciones en otros territorios. Las embajadas estadounidenses han sido señaladas por su intervencionismo en la política de otras naciones, tal como lo hicieron con Bolivia antes de 2006", señaló Rodríguez, que es cercano a Evo Morales.