Santo Domingo 21°C/23°C clear sky

Suscribete

Bullrich, la perdedora de las elecciones que pondrá 'mano de hierro' al Gobierno de Milei

Patricia Bullrich y Javier Milei

Patricia Bullrich y Javier MileiAP

Avatar del Agencia EFE
Concepción M. Moreno/EFEBuenos Aires, Argentina

Patricia Bullrich fue la gran perdedora de la noche electoral del 22 de octubre, cuando los votantes decidieron que Sergio Massa y Javier Milei se midieran en un balotaje; no obstante, terminará gobernando con el libertario y ocupando la cartera que mejor conoce: la de Seguridad.

"Orden" y "coraje" fueron sus dos emblemas durante la campaña electoral, en la que se empeñó en "acabar con el kirchnerismo", en alusión al fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y a su esposa, la actual vicepresidenta y exmandataria, Cristina Fernández (2007-2015).

No obstante, este mensaje no caló en la población para auparla a ser la tercera presidenta de Argentina -después de María Estela Martínez, quien asumió por línea de sucesión al fallecer su esposo, Juan Domingo Perón, en julio de 1974, y de Cristina Fernández-.

Este viernes se hizo oficial lo que, desde hace días, ya era un secreto a voces: que 'Pato' Bullrich integraría el Ejecutivo del 'León' Milei.

De joven peronista a ministra de Macri

Debido a su pasado en la Juventud Peronista y su exilio en los años de plomo de la década del 70 en Argentina, con ataques terroristas y la dictadura militar (1976-1983), Bullrich fue acusada de "montonera tirabombas" por el hoy presidente electo, aunque ella negó ese hecho, se arrepintió de haber apoyado la violencia e, incluso, inició una querella contra Milei.

Nacida en Buenos Aires hace 67 años, es doctora en Ciencia Política, se inició en la función pública en 1993 como diputada del peronismo y en 1999 pasó a formar parte del Gobierno de Fernando de la Rúa, de la Unión Cívica Radical (UCR), que terminaría en la crisis económica de 2001.

La candidata fue reconocida como la primera mujer en ocupar la Secretaría de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y tomó notoriedad por relevar de sus cargos a 112 carceleros que facilitaban la salida de presos para cometer delitos.

Bullrich pasó en 2000 al Ministerio de Trabajo y, un año más tarde, ocupó por un mes la cartera de Seguridad Social, período en que impulsó proyectos para eliminar asistencias sociales a trabajadores que cobraran más de 1.000 dólares y un plan de "transparencia sindical".

En 2003 creó el Unión por Todos para competir por la alcaldía de Buenos Aires, pero, tras quedar cuarta, volvió al Congreso como legisladora por la Coalición Cívica, a la que integró su partido en 2007, y luego pasó a las filas de Propuesta Republicana -partido cofundado por Mauricio Macri-.

Durante los cuatro años que este gobernó (2015-2019), fue ministra de Seguridad y su doctrina de respaldo a las fuerzas de seguridad generó grandes controversias al darles mayor libertad de acción para reprimir protestas y uso de armas de fuego.

En su gestión hubo dos casos muy polémicos: el artesano Santiago Maldonado y el mapuche Rafael Nahuel murieron tras desalojos policiales. Por este último, cinco agentes de la Prefectura Naval fueron condenados esta semana a prisión de entre 4 y 5 años por "homicidio en exceso de legítima defensa".

Ahora en el primer Ejecutivo ultraliberal

Tras presentarse como candidata por Juntos por el Cambio a la Presidencia argentina y quedar fuera del balotaje, y en su afán por acabar con el peronismo gobernante, ofreció su apoyo incondicional -junto con Macri- a Milei con vistas a la segunda vuelta contra el ministro de Economía, Sergio Massa.

El equipo de comunicación del libertario -quien durante la campaña solía denominar a la coalición a la que ella representaba "Juntos por el Cargo"- reflejó el respaldo mostrado por Bullrich con una imagen: el abrazo de un pato y un león de dibujos animados.

Pese a que protagonizaron duros enfrentamientos durante la campaña, Milei reconoció recientemente que ambas formaciones tienen un 90 % de coincidencias y un 10 % de disensos; por ello, no sorprende que dos de las principales carteras, Economía y Seguridad, estén ocupadas por gente de la órbita Macri: Luis Caputo y Patricia Bullrich.

Lucha feroz contra el narcotráfico y mano dura contra los delincuentes resumen las propuestas de Bullrich en campaña, que también incluían la construcción de una cárcel de máxima seguridad bautizada Cristina Fernández de Kirchner.

Tags relacionados