Santo Domingo 24°C/24°C few clouds

Suscribete

Política internacional 

Oposición mexicana inicia búsqueda de candidato presidencial con una mujer como favorita

Los aspirantes opositores deberán reunir al menos 150,000 firmas de apoyo en 17 de los 32 estados entre el 12 de julio y 3 de agosto 

La exsenadora mexicana Xochitl Galvez gesticula durante su presentación como precandidata presidencial por la coalición Frente Amplio por México en la Ciudad de México.

La exsenadora mexicana Xochitl Galvez gesticula durante su presentación como precandidata presidencial por la coalición Frente Amplio por México en la Ciudad de México.AFP/Alfredo Estrella

La oposición mexicana inició este martes el proceso para elegir a su candidato a las elecciones presidenciales de 2024, con la senadora de origen indígena Xóchitl Gálvez perfilándose como favorita.

Gálvez, ingeniera y empresaria de 60 años, acapara cada vez más la atención mediática en un contexto favorable a la llegada de una mujer por primera vez a la presidencia de México, en reemplazo del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

De ganar la nominación, la locuaz senadora del partido Acción Nacional (PAN, conservador) podría disputar el poder con la exalcaldesa de Ciudad de México Claudia Sheinbaum, quien a su vez lidera las preferencias para quedarse con la candidatura oficialista, por lo que analistas no descartan una inédita batalla entre mujeres por la presidencia de México.

"¡Claro que vamos a poder! ¡Aunque el jefe de campaña sea el mismísimo presidente!", lanzó Gálvez tras inscribir su postulación, aludiendo a los duros ataques verbales que viene recibiendo de López Obrador.

"México merece más", añadió, al tiempo que hizo un llamado a "parar el odio (...), la confrontación y resolver los grandes problemas" de México, la segunda economía latinoamericana después de la brasileña.

Junto con Gálvez se inscribieron este martes los diputados opositores Santiago Creel y Gabriel Quadri, dos semanas después de que la izquierda emprendiera una campaña para seleccionar al aspirante de la llamada Cuarta Transformación, el proyecto de López Obrador.

El registro de los postulantes opositores finalizará el próximo domingo y el ganador será el abanderado del Frente Amplio por México, una recién nacida alianza entre los tradicionales PAN y Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro), que gobernó el país entre 1929 y 2000 y que sufre una desbandada de su dirigencia.

La coalición opositora incluye además al partido minoritario de izquierda PRD.

 Izquierda incómoda 

De padre otomí (pueblo ancestral del centro de México), Gálvez concentra la atención de los medios desde que el pasado 12 de junio intentó sin éxito ingresar a la conferencia de prensa diaria de López Obrador para exigir una réplica ante señalamientos del gobernante.

En medio de ese protagonismo creciente, López Obrador la acusó este martes de ser la "candidata de la mafia del poder", como se refiere a los partidos tradicionales a los que señala de haber saqueado al país.

Un día antes, Gálvez, empresaria del sector tecnológico, tildó al presidente de "machista", luego de que éste afirmara que su candidatura estaba siendo inflada por adversarios políticos y medios de comunicación, y la acusara de simular un interés por los pobres.

"No puede concebir que una mujer valiente, preparada, pueda obtener una posición política por sí misma. Se asusta conmigo porque soy una mujer independiente", respondió la congresista ante la prensa, en lo que comentaristas interpretaron como una alusión velada al supuesto favoritismo del presidente por Sheinbaum.

"Estoy aquí por mérito propio", añadió Gálvez, quien anticipa una "oleada de odio" en su contra. "Van a intentar destrozarme, desprestigiarme,(pero) voy a aguantar, mi vida siempre ha sido a contracorriente", sostuvo en una entrevista televisiva, aludiendo a sus orígenes humildes.

Analistas consideran que Gálvez, al levantar banderas propias de la izquierda, ha logrado desacomodar a Morena, el partido de López Obrador que avanza como amplio favorito para gobernar por seis años más, independientemente de quién sea su candidato, según varios sondeos.

"Morena estaba muy cómodo y muy seguro pensando que la contienda en 2024 la tenían ya casi que ganada (...). Fue un primer calambre" y "contrario a lo que pensaban va a haber juego en 2024, no la va a tener tan sencilla", comentó a la AFP la analista política Paula Sofía Vázquez.

 ¿Batalla femenina? 

Una encuesta del diario El Financiero, publicada hace una semana, coloca a Creel y Gálvez como favoritos de la oposición, aunque solo con 11% de las preferencias entre otros políticos que se han venido retirando de la contienda.

En la otra orilla, Sheinbaum lidera los sondeos de cara a una encuesta que definirá al candidato de la izquierda el 6 de septiembre.

Detrás de Sheinbaum se ubica el excanciller Marcelo Ebrard, según los estudios de opinión.

Los aspirantes opositores deberán reunir al menos 150,000 firmas de apoyo en 17 de los 32 estados entre el 12 de julio y 3 de agosto.

Del 11 al 16 de agosto se levantará una primera encuesta para definir tres finalistas, quienes participarán en cinco debates.

Tras un segundo sondeo y una consulta abierta a la ciudadanía, el candidato se conocerá el 3 de septiembre.