Listin Diario Logo
02 de febrero 2023, actualizado a las 02:08 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 27 de noviembre de 2022

Italia declara estado de emergencia en isla de Isquia tras deslizamiento de tierra

"El balance de víctimas por el deslizamiento de tierra en Casamicciola subió a siete muertos y hay cinco desaparecidos", destaca el domingo por la noche el delegado del gobierno en Nápoles, Claudio Palomba.

  • Italia declara estado de emergencia en isla de Isquia tras deslizamiento de tierra

    La gente trabaja en la calle dañada en Casamicciola, luego de las fuertes lluvias que provocaron un deslizamiento de tierra en la isla de Ischia, en el sur de Italia. Rescatistas italianos buscaban a una docena de personas desaparecidas en la isla sureña de Ischia. afp

AFP
Roma, Italia

El gobierno italiano decretó el domingo el estado de emergencia en la isla de Isquia, frente a las costas de Nápoles (sur), al día siguiente de un deslizamiento de tierra que provocó al menos siete muertos y una decena de desaparecidos.

"El balance de víctimas por el deslizamiento de tierra en Casamicciola subió a siete muertos y hay cinco desaparecidos", destaca el domingo por la noche el delegado del gobierno en Nápoles, Claudio Palomba.

Una primera ayuda de emergencia de dos millones de euros (un monto similar en dólares) fue desbloqueada, tras una reunión extraordinaria del gabinete, necesaria para declarar el estado de emergencia, precisó el ministro de Protección Civil, Nello Musumeci.

Italia decreta a menudo el estado de emergencia, después de sismo, erupciones volcánicas o fuertes lluvias, porque prevé un proceso acelerado para movilizar fondos y medios.

Casamicciola Terme, una localidad turística de 8.000 habitantes en la isla de Isquia, ya tuvo un terremoto en 2017 que causó dos muertos. A finales del siglo XIX, un sismo mucho más potente destruyó totalmente la ciudad.

En el lugar, más de 200 miembros de protección civil y fuerzas de seguridad siguieron buscando a una decena de desaparecidos. 

Cientos de voluntarios, con el lodo hasta las rodillas, participaban en las labores de limpieza.

En las calles de la localidad se pudieron ver coches y autobuses sepultados por el lodo.

Urbanismo masivo

Una multitud de excavadoras intentaban abrirse paso entre los escombros para liberar los accesos a las casas y los comercios.

"Es una situación que nos duele, ya sólo por las personas desaparecidas bajo la montaña. Esto es una isla y aunque no nos conocemos todos, casi es así, al menos de vista", dijo a la AFP Salvatore Lorini, de 45 años, un vecino de Isquia, donde nació.

"La montaña descendió, hubo una devastación de tiendas, coches, un hotel... y ya se había producido hace nueve años. Ahora estoy limpiando la tienda de mi abuela", explicó.

Este corrimiento de tierra fue provocado por la ausencia de mantenimiento y prevención "porque la naturaleza es la naturaleza, hubo un terremoto, pero un poco de prevención" quizás haya salvado vidas, considere Lorini.

Este residente desea que se instale un sistema parecido al de las boyas que alertan de la llegada de un tsunami.

"Sinceramente, si pudiera, me iría de Casamicciola porque ahora me cuesta vivir aquí, aunque incluso mi casa sobrevivió a un sismo, a inundaciones", aseguró a AFP-TV Iacono Maria, de 64 años.

"Me siento cerca de la población de la isla de Isquia, afectado por una inundación. Rezo por las víctimas, por los que sufren y por todos los que intervinieron en las labores de rescate", declaró por su parte el papa Francisco tras la oración del Ángelus. 

“En Isquia, hay una urbanización que ha golpeado y devastado todo el territorio”, dijo a la agencia AGI Tommaso Moramarco, director del Instituto para la búsqueda y la protección hidrogeológica.

"Cuando la isla entró en el periodo del turismo de masas, el crecimiento de las infraestructuras fue exponencial, aplastando todos los elementos naturales del territorio y cubriendo todo de cemento", denunció por su parte el geólogo Mario Tozzi en las páginas de La Stampa, recordando la existencia de decenas de millas de construcciones abusivas en Isquia.

La tragedia del sábado se produce semanas después de que 11 personas muriesen por las lluvias torrenciales que azotaron el centro-este de Italia .