Listin Diario Logo
27 de noviembre 2022, actualizado a las 07:11 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales viernes, 07 de octubre de 2022

Escritora francesa Annie Ernaux gana el Nobel de Literatura

  • Escritora francesa Annie Ernaux gana el Nobel de Literatura

    foto AP

AP
Francia

La autora francesa Annie Ernaux ganó el Premio Nobel de Literatura de este año por fusionar ficción y autobiografía en libros que exploran con valentía sus experiencias como una mujer de clase trabajadora al retratar la vida en Francia desde la década de 1940.

En más de 20 libros publicados a lo largo de cinco décadas, Ernaux ha indagado experiencias profundamente personales y sentimientos, del amor al sexo, el aborto y la vergüenza, en una sociedad dividida por géneros y clases.

Tras medio siglo defendiendo sus ideales feministas, Ernaux dijo: “No me parece que las mujeres se han vuelto iguales en libertad y poder”.

La autora defendió férreamente el derecho de las mujeres al aborto y los anticonceptivos.

“Lucharé hasta mi último aliento para que las mujeres puedan elegir ser madres, o no serlo. Es un derecho fundamental”, señaló en una conferencia de prensa en París. El primer libro de Ernaux, “Les armoires vides” (“Los armarios vacíos”) de 1974, hablaba sobre su propio aborto realizado antes de que el procedimiento se legalizara en Francia.

La Academia Sueca, que otorga el Nobel, dijo que Ernaux, de 82 años, fue reconocida por “la valentía y la agudeza crítica” de obras fundamentadas en sus orígenes en un pequeño pueblo de la región de Normandía, al noroeste de Francia.

Anders Olsson, presidente del comité del Premio Nobel de Literatura, destacó que Ernaux “no tiene miedo de confrontar las verdades duras”.

“Escribe sobre cosas de las que nadie más escribe, por ejemplo, su aborto, sus celos, sus experiencias como una amante abandonada, y más. Son experiencias bastante duras”, dijo a The Associated Press después de que el premio fue anunciado en Estocolmo. “Y ella le da palabras a esas experiencias que son muy sencillas e impactantes. Son libros cortos, pero son realmente conmovedores”.

El presidente francés Emmanuel Macron tuiteó: “Annie Ernaux ha escrito por 50 años la novela de la memoria colectiva e íntima de nuestro país. Su voz es la de la libertad de las mujeres y los olvidados del siglo”.

Macron elogió a Ernaux por el Nobel, pero ella ha sido una de sus críticas. Al apoyar causas de justicia social de izquierda, la autora ha despreciado los antecedentes de Macron en el sector financiero y dijo que en su primer periodo como presidente no apoyó la causa de las mujeres francesas.

Los libros de Ernaux muestran retratos sin adornos de los momentos más íntimos de la vida, incluyendo encuentros sexuales, enfermedades y la muerte de sus padres. Olsson dijo que la obra de Ernaux a menudo “ha sido escrita en un lenguaje llano, descarnado”. Agregó que la misma autora ha usado el término de “etnóloga de sí misma” en vez de autora de ficción.

Dan Simon, quien por años ha sido editor de Ernaux en la editorial estadounidense en Seven Stories Press, dijo que en los primeros años “ella insistía que no categorizáramos sus libros en lo absoluto. No nos permitía referirnos a ellos como ficción ni tampoco nos permitía referirnos a ellos como no ficción”.

Al final de cuentas, dijo, Ernaux creó “un género de ficción en el que nada es inventado”.

 “Es una gran narradora de su propia vida”, dijo Simon.

Ernaux trabajó como maestra antes de convertirse en escritora de tiempo completo. Tras su debut con “Les armoires vides” (“Los armarios vacíos”) en 1974 siguieron dos novelas autobiográficas: “Ce qu’ils disent ou rien” y “La femme gelée” (“La mujer helada”), antes de cambiar a libros más abiertamente autobiográficos.

El libro que la hizo famosa, “La place” (“El lugar”), publicado en 1983, trata de la relación con su padre, en él escribe: “Nada de reminiscencias líricas, nada de alardes triunfales de ironía. Este estilo neutro es natural en mí”.

“La honte” (“La vergüenza”), publicado en 1997, exploró el trauma infantil, mientras que “L’événement” (“El acontecimiento”) de 2000 abordaba, igual que “Les armoires vides”, la temática del aborto.

En el libro que le valió los mayores elogios de la crítica es “Les annees” (“Los años”), publicado en 2008. Descrito por Olsson como “la primera autobiografía colectiva”, presenta a Ernaux y a la sociedad francesa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta el s. XXI. En este, a diferencia de sus libros anteriores, habla de sí misma en tercera persona, llamando a su personaje “ella” en lugar de “yo”. La traducción al inglés del libro fue finalista del Premio Booker en 2019.

 “Mémoire de fille” (“Memoria de chica”) de 2016 presenta a una joven creciendo en la década de 1950, “Passion simple” (“Pura pasión”) y “Se perdre” (“Perderse”) relatan la intensa relación sentimental de Ernaux con un diplomático ruso.

Ernaux ha dicho que enfrentó el desdén del círculo literario de Francia por ser una mujer de clase trabajadora.

“Mi obra es política”, dijo en la conferencia de prensa. Describió crecer en un ambiente fuera de la élite y la aparente imposibilidad de convertirse en una autora famosa.

El Nobel de Literatura ha sido criticador por años por estar bastante enfocado en autores europeos y estadounidenses, así como demasiados autores hombres. El ganador del año pasado, el tanzanio Abdulrazak Gurnah, quien vive en Gran Bretaña, fue el sexto ganador del Nobel nacido en África.

Ernaux es la primera escritora francesa en ganar el Nobel y la 17ª mujer entre los 119 galardonados con el Nobel de Literatura. Más de una decena de autores franceses se han llevado el premio desde que Sully Prudhomme ganó el primero en 1901. El Nobel de Literatura francés anterior a Ernaux fue Patrick Modiano en 2014.

Olsson, dijo que la academia está trabajando para diversificar su rango, apoyándose en expertos de literatura de diferentes regiones y lenguajes.

“Tratamos de ampliar el concepto de literatura, pero es la calidad lo que cuenta al final”, dijo.

Ernaux dijo que no estaba segura de lo que hará con los 10 millones de coronas suecas (casi 900.000 dólares) en efectivo con los que está dotado el premio.

“Tengo un problema con el dinero”, dijo a reporteros. “El dinero no es una meta para mí ... no sé cómo gastarlo bien”.

La semana de anuncios de los ganadores del Nobel comenzó el lunes con el científico sueco Svante Paabo quien obtuvo el premio de medicina por descubrir secretos del ADN neandertal que proporcionaron información valiosa sobre nuestro sistema inmune.

El francés Alain Aspect, el estadounidense John F. Clauser y el austriaco Anton Zeilinger ganaron el premio de física el martes por una obra que mostró que las partículas diminutas pueden mantener una conexión entre ellas incluso cuando son separadas, un fenómeno conocido como entrelazamiento cuántico.

El Premio Nobel de Química fue otorgado el miércoles a los estadounidenses Carolyn R. Bertozzi y K. Barry Sharpless, y al científico danés Morten Meldal por desarrollar una manera de “quebrar moléculas juntas” que puede ser usada para explorar células, hacer un mapa del ADN y diseñar medicamentos para combatir el cáncer y otras enfermedades.

El viernes se anunciará el ganador del Nobel de la Paz de 2022 y el de Economía se dará a conocer el lunes.

Los premios se entregarán el 10 de diciembre en una gala. El dinero procede de un fondo establecido por el creador del premio, el inventor sueco Alfred Nobel, que murió en 1895.