Listin Diario Logo
25 de octubre 2020, actualizado a las 08:53 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 29 de septiembre de 2020

Corea del Sur: funcionario baleado quería desertar al Norte

La Guardia Costera explicó que su evaluación se basó en un análisis de las corrientes en la zona.

  • Corea del Sur: funcionario baleado quería desertar al Norte

    Yoon Seong-hyun, director de la oficina de investigación de la Guardia Costera de Corea del Sur, ofrece una conferencia de prensa en la sede de la agencia, en Incheon, Corea del Sur, el 29 de septiembre de 2020. (Yun Hyun-tae/Yonhap via AP)

AP
Seul, Corea

Un funcionario gubernamental surcoreano que fue asesinado por la Marina de Corea del Norte, quería desertar, dijo Seúl el martes, concluyendo que el hombre, que tenía deudas de juego, nadó a contracorriente con la ayuda de un chaleco salvavidas y un dispositivo de flotación y comunicó su intención de asentarse en la nación rival.

En una conferencia de prensa televisada, Yoon Seong-hyun, alto funcionario de la Guardia Costera surcoreana, dijo que había una “posibilidad muy baja” de que el hombre pudiese haber caído al mar o de que tratase de suicidarse porque llevaba puesto el chaleco salvavidas cuando fue hallado en aguas norcoreanas la semana pasada.

Las corrientes que había en ese momento le habrían complicado mucho llegar a aguas norcoreanas a la deriva de forma natural, agregó Yoon.

La Guardia Costera explicó que su evaluación se basó en un análisis de las corrientes en la zona, en una visita al buque donde estaba enrolado el funcionario, en una investigación de sus transacciones financieras y en una reunión con funcionarios del Ministerio de Defensa surcoreano.

El hombre comunicó su deseo de desertar antes de su muerte, afirmó Yoon, quien citó información de inteligencia que mostró el Norte conocía su nombre, edad, altura y localidad de origen como evidencia de que estaban en contacto.

Aunque Yoon no ofreció más detalles, algunos expertos dijeron que podría referirse a la intercepción por parte del Sur de comunicaciones de funcionarios norcoreanos sobre el hombre.

Funcionarios de la guardia costera habían dicho antes que el hombre, de 47 años y padre de dos hijos, tenía algunas deudas. Yoon apuntó el martes que las deudas ascendían a 330 millones de wones (282.240 dólares) y el que el 80% procedían del juego.

Seúl acusó a Pyongyang de dispararle y de quemar su cuerpo. El Norte reconoció que sus soldados lo mataron porque se negó a responder a preguntas y trató de huir, pero apuntó que solo quemó el dispositivo de flotación.