Listin Diario Logo
25 de mayo 2020, actualizado a las 10:12 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 19 de mayo de 2020

CORONAVIRUS ARGENTINA

Reapertura y marcha atrás: Argentina vive diferentes escenarios por COVID-19

  • Reapertura y marcha atrás: Argentina vive diferentes escenarios por COVID-19
EFE
Buenos Aires

Argentina atraviesa una situación sanitaria dispar, ya que varias localidades resolvieron dar marcha atrás con el alivio del confinamiento por la pandemia del COVID-19 ante el repunte del número de casos, mientras la provincia de Buenos Aires autorizó la reapertura de industrias en el cordón urbano que rodea a la capital, principal foco de contagio.

La curva de contagios creció de forma lenta en Argentina, ya que el país entró tempranamente en aislamiento obligatorio el 20 de marzo pasado, y hasta este martes registró 8.371 personas con coronavirus, de las cuales 384 fallecieron, con poco más del 70 % de las infectadas concentradas en la capital y la provincia de Buenos Aires, según informó este martes el Ministerio de Salud.

La disparidad del número de casos que muestran las distintas regiones llevó al Gobierno a diferenciar las condiciones de la cuarentena obligatoria que rige en Argentina hasta el 24 de mayo, con algunas zonas en las que se retornó a una cierta normalidad en la vida diaria y otras, como la ciudad de Buenos Aires.

En la capital argentina se autorizó la apertura de comercios y las salidas recreativas de los niños los fines de semana, pero se pide no circular para no multiplicar los contagios.

Pero en las últimas jornadas hubo un repunte de casos en diversos lugares del país sudamericano, lo que llevó a las autoridades locales a endurecer las condiciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

CÓRDOBA REGRESA A LA CUARENTENA TOTAL

La ciudad de Córdoba, la segunda más grande del país, amaneció hoy con sus comercios no esenciales cerrados, luego de que el Centro de Operaciones de Emergencia local decidió volver atrás con la flexibilización del confinamiento tras un nuevo brote de casos de COVID-19 en la capital provincial con 55 nuevos casos en las últimas 72 horas.

El principal foco de contagios se registró en el Mercado Norte de la ciudad, donde se decidió realizar un cerco sanitario a la zona para evitar la transmisión del virus al resto de la capital de la provincia de Córdoba (centro).

"La curva de casos se aceleró", advirtió el titular de Salud de la ciudad, Diego Cardozo, quien anticipó que se realizarán más test para aislar a los infectados con el fin de "interrumpir la cadena de transmisión".

También se dio marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena en otras localidades de las provincias de Buenos Aires -entre ellas Chascomús, Baradero y Castelli-, Río Negro y Chubut.

LA CAPITAL ANALIZA SI ENDURECE LA CUARENTENA

El notable incremento de casos de COVID-19 en la ciudad de Buenos Aires, con epicentro en los barrios vulnerables por las condiciones de pobreza y hacinamiento en que viven sus habitantes, puso en alerta a sus gobernantes.

El jefe de Gobierno de la capital, el opositor Horacio Rodríguez Larreta, definirá el próximo jueves si mantiene las recientes medidas de flexibilización del aislamiento, que desde el lunes de la semana pasada permitieron la reapertura de comercios -excepto los de venta de indumentaria y calzado, bares y restaurantes- y la salida de los niños durante el fin de semana luego de casi dos meses de encierro.

"El impacto (de la apertura de comercios) ocurre de 7 a 10 días después, y eso ocurre ahora. Con esos indicadores, el jueves evaluaremos los resultados e impacto que han tenido" para en base a eso "proponer al Gobierno nacional" los nuevos pasos a dar, informó hoy el ministro de Salud de la ciudad, Fernán Quirós.

Las principales preocupaciones del Gobierno porteño son frenar los contagios en los barrios vulnerables y evitar aglomeraciones en el transporte público, en el que lentamente se observa cada día mayor número de pasajeros.

LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES SE DIFERENCIA DE LA CAPITAL

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, el oficialista Axel Kicillof, se manifestó este martes preocupado por el aumento de los casos del COVID-19 en la capital debido a la cercanía entre ambos distritos y el intenso movimiento de personas de uno a otro, principalmente de quienes viajan a trabajar a la ciudad.

La capital está rodeada por un populoso cordón urbano que pertenece a la provincia, en el que viven unos siete millones de personas y existen más de mil asentamientos informales y barrios vulnerables, donde las autoridades buscan evitar la propagación del virus.

"Hoy hay un foco muy grande en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano tenemos que actuar con muchísima precaución, protocolos y restricciones porque tenemos muchos barrios populares y asentamientos y hay que cuidarlos", expresó Kicillof en declaraciones al canal noticioso TN.

La provincia de Buenos Aires cuenta sin embargo con un gran número de industrias y es parte importante del corazón productivo del país, por lo que el gobernador decidió autorizar la reapertura de varias empresas en las localidades que rodean a la capital en medio de fuertes presiones económicas, ya la pandemia agravó la recesión que sufre Argentina desde hace dos años.

Fue habilitada la reapertura de fábricas de automotores, autopartes, electrónica y electrodomésticos, indumentaria, productos de tabaco, metalurgia, gráfica, textil, química y petroquímica y plásticos, que deberán seguir estrictos protocolos de bioseguridad para proteger la salud de sus empleados.  


Más en Las Mundiales