Listin Diario Logo
20 de noviembre 2020, actualizado a las 07:05 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 08 de octubre de 2020

VIDA VERDE

Hilary Lancaster y el arte de llevar el diseño ecoeficiente al límite

El último trabajo de la galardonada diseñadora, realizado en República Dominicana, le mereció el premio al Mejor Hotel Internacional con más de 200 habitaciones en América y el Caribe.

  • Hilary Lancaster y el arte de llevar el diseño ecoeficiente al límite

    Hilary Lancaster, diseñadora de interiores. ©Adriano Rosario/LD

Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

El despegue inmobiliario del turismo en Miches, al norte de la provincia El Seibo, no fue como muchos se imaginaban: enormes complejos hoteleros frente al Atlántico diseñados para que el huésped considere que su mejor experiencia es el sol que toma en la playa.

El trabajo de Hilary Lancaster demostró que es posible levantar un resort costero sustentable que emule tanto el destino de sol y playa como el paisaje verde y los detalles evocadores de las montañas.

La diseñadora australiana radicada en Londres es la presidenta ejecutiva y directora creativa de Fusion Interiors Group (FIG), empresa dedicada al diseño de interiores con enfoque ambiental.

Por la labor realizada en el Club Med Miches Playa Esmeralda, FIG ganó a principios de septiembre el premio al Mejor Hotel Internacional con más de 200 habitaciones en América y el Caribe.

Abierto al público en noviembre del año pasado e inaugurado en enero de este año, actualmente el complejo se encuentra cerrado debido a la pandemia por el nuevo coronavirus.

LISTÍN DIARIO la entrevistó aprovechando una escapada suya a Santo Domingo mientras se espera la reapertura del hotel para el próximo 27 de noviembre.
 


                                                                                                        Interior del restaurante Coco Plum Beach.  ©FIG


En busca de experiencias

Tomando en cuenta que los complejos turísticos del Caribe son vistos como “paraísos hechos a mano” y muy parecidos entre sí, le preguntamos qué elementos en el diseño se priorizan hoy día para hacer la diferencia y que el huésped viva, efectivamente, una experiencia que considere única.

Hilary responde que antes de llegar a una idea de diseño siempre estudia mucho el lugar, su historia, su geografía y los elementos en el entorno del espacio.
“Crear una experiencia única para el invitado en el proyecto es uno de nuestros objetivos finales junto con la creación de una empresa exitosa para todas las partes interesadas”.

Señala que la experiencia única no proviene de un solo elemento, como una iluminación dramática, muebles sorprendentes o seguir una tendencia: “proviene de todo el ambiente creado y para nosotros esto viene de la narrativa del diseño que deja huellas en la vida de los huéspedes”. Añade que se trata, pues, de crear un entorno que permita que la creatividad florezca en todas las fases del viaje del cliente.

Ahora, con tantos complejos turísticos repartidos por República Dominicana, ¿representó un reto el trabajo que hizo FIG en el municipio de la provincia El Seibo? Y, al mismo tiempo, ¿supuso para la directora creativa de la firma un proyecto diferente a los realizados en los últimos años y que le han merecido el reconocimiento internacional?


                                                                                                                                                      El Limón Bar. ©FIG


“Es muy fácil hacer un proyecto que es ordinario, y muchos complejos turísticos en el Caribe son ordinarios; para hacer algo extraordinario es necesario ser visionario y audaz, llevando las cosas al límite”, dice Hilary.

Este hotel, confiesa, fue su primer proyecto en el Caribe y el proyecto más grande que ha realizado.

“También es el primer Club Med lujoso y sustentable en el Caribe, por lo que era un gran proyecto para nosotros. Este proyecto era muy ambicioso por estar situado en una parte del mundo que jamás se había tocado; inclusive el gobierno de República Dominicana nos brindó su total apoyo durante toda la ejecución y creación del proyecto, ya que esto suponía un desarrollo importante para la economía y turismo de la región. Fue un proyecto visionario e importante para todos”.


Todos los colores

Los complejos hoteleros del Caribe suelen usar en su decoración colores vivos pero monocromáticos incluso como marca distintiva. Hilary, en cambio, no temió dar rienda suelta al color, incluyendo diferentes tonos brillantes en un solo espacio. 


                                                                                                                       Underwater Mansion Restaurant. ©FIG

“El Caribe es un lugar muy colorido, la cultura, la arquitectura, la vida de la gente, inclusive las frutas tropicales son coloridas. Quisimos traer los colores vibrantes del Caribe al proyecto y escogimos diferentes colores en diferentes áreas para traer armonía”, comenta.

Describe, por ejemplo, que el restaurante Paraíso Esmeralda mezcla el verde esmeralda con el naranja de las flores aves del paraíso, mientras que el restaurante 'Coco-Plum' mezcla el verde lima ácido con el rosa fucsia para dar una sensación muy caribeña.

“Somos selectivos en cómo usamos el color para corresponder a cada tema y que se complementen entre sí y armonicen. Los colores se eligen por cómo refuerzan el tema. La recepción (del hotel) es donde muchos de los colores se unen en una celebración de la historia de llegar a un ‘paraíso perdido’”.


                                                                                                                                 Coal & Copper Steakhouse. ©FIG

¿DISEÑO FUNCIONAL O IMPACTANTE?

Hilary ha dicho en varias ocasiones que le gusta sorprender al visitante cuando este ingresa a los espacios que diseña. ¿Qué le interesa más como diseñadora de interiores: la funcionalidad o el impacto de la decoración?

“Es difícil separar la funcionalidad de la decoración –explica-. Primero debe ser funcional para dar ese confort al cliente y a los operadores. Nosotros siempre trabajamos en los planos del espacio para crear un ambiente funcional; una vez establecida la funcionalidad, puedes crear la atmósfera alrededor y el factor wow. El factor wow también puede venir del plano en el diseño”.

Sobre el diseño eco-amigable, tendencia mundial que muchos, sin embargo, asocian sólo al uso de muchas plantas y materiales naturales, Hilary destaca otros aspectos.

“Tenemos nuestro propio filtro de agua en la propiedad, muchos de los materiales son reciclados. Toda la iluminación en el resort es ecoeficiente. Usamos nuestro propio cacao y otras frutas para los huéspedes, tratamos siempre de dar prioridad a los recursos locales, personas y transportación, entre otros”.


                                                                        El hotel está ubica en la costa de Miches, al norte de El Seibo. ©FIG

INSPIRAR A OTRAS MUJERES

LD. ¿Considera que los premios que ha recibido por su trabajo hacen visible, en cierta forma, el aporte de la mujer a la industria de la construcción? ¿Era diferente esa perspectiva años atrás?

HL. La industria de la construcción siempre ha sido dominada por el hombre y, como muchas otras industrias, para que la mujer sea reconocida y respetada siempre ha sido un evento de gran logro. No soy solamente una decoradora, también trabajo con arquitectos y un equipo grande de construcción alrededor del mundo. Tienes que ser fuerte, valiente y directa, estando siempre en control para obtener resultados. Y es un gran logro trabajar en lugares que no conozco, donde se hablan diferentes idiomas. Sólo espero que el reconocimiento por mi trabajo les dé a otras mujeres inspiración y el valor para alcanzar sus sueños.


                                                                                                                            Restaurante Selva Esmeralda. ©FIG

DE INTERÉS

Destino. El Med Club de Miches cuenta con 335 suites diseminadas en cuatro villas estilo boutique: Explorer Cove (158), Emerald Jungle (48), Archipiélago (18) y Caribbean Paradise (111). Es el primer resort Exclusive Collection y certificado Green Globe de América.

Del galardón. Los Premios Internacionales de Hoteles y Propiedades son otorgados cada año por la revisa de diseño de Reino Unido design et al.
 


Vista de una habitación en la zona Explorer Cove. ©FIG

Color. Recepción del Club Med Playa Esmeralda, con el concepto de paraíso perdido. ©FIG
 


Cerrado debido al Covid-19. La reapertura de Med Club Miches está pautada para el próximo 27 de noviembre. ©FIG