Santo Domingo 31°C/32°C few clouds

Suscribete

Copan hospital en procura de cirugías reconstructivas

Frente al hospital Padre Billini, padres y madres con sus hijos en brazos clamaban ser atendidos, en medio de empujones, el intenso calor o el hecho de que muchos ni siquiera habían desayunado.

Decenas de personas abarrotaron el frente del hospital ubicado en la Ciudad Colonial.

Decenas de personas abarrotaron el frente del hospital ubicado en la Ciudad Colonial.LEONEL MATOS/LD

Cientos de historias coincidieron bajo una calurosa mañana en las inmediaciones del Hospital Docente Padre Billini, de la Zona Colonial, en donde se llevó a cabo la XXIX Jornada Dominico Americana de cirugías reconstructivas.

Allí padres y madres con sus hijos en brazos clamaban ser atendidos. Sin importar los empujones, el intenso calor o el hecho de que muchos ni siquiera habían desayunado, los asistentes ignoraron todas estas vicisitudes porque detrás de las puertas del hospital veían una esperanza para sus hijos y demás parientes, con labio leporino y paladar hendido, deformidades de manos, pies, artrogriposis, quemaduras entre otras condiciones.

Para Andreína Medina, esta jornada representa el final de una larga historia que desde hace años atraviesa su pequeña con labio paladar hendido, quien a pesar de haber sido sometida a una primera intervención el año pasado, a través de la Fundación Cruz Jiminián, necesita de una nueva cirugía reconstructiva.

Al igual que Medina, los demás asistentes trataban de abrirse paso y cruzar la entrada del hospital. Se pudo observar a la madre de la pequeña Milagros, quien batallaba por llegar hasta la puerta, la cual debido al gran cúmulo de personas a duras penas si podía abrirse para dar paso.

“No pudimos con esa multitud ahí, llegamos aquí a las siete y ya la cantidad de personas era grande; venimos dese el Ensanche Ozama a buscar asistencia para mi hija Milagros que tiene artrogriposis congénita múltiple en las extremidades”, manifestó con voz quebrada la madre de la pequeña, mientras volvía a la cola de una fila que parecía interminable.

La búsqueda de una oportunidad hizo que las personas se trasladaran incluso desde otras provincias, como es el caso de Yovany Abreu, quien junto a su hija de doce años, que nació con los dedos de la mano izquierda pegados, abordaron una guagua a las tres de la madrugada con dirección a Santo Domingo.

Con el paso de las horas, las frases de desesperación retumban con más fuerza en los alrededores: “Por favor déjamela pasar que se me va a desmayar”, “Ellos no tienen la culpa de haber nacido así”, “Por favor, organícense que todos queremos ser atendidos”, “Llevo aquí desde la madrugada”.

Estos clamores reflejaban la triste realidad de muchas familias de escasos recursos económicos que no pueden costear una operación reconstructiva para sus hijos.

La agonía llegó a tal extremo que los padres les decían a los pequeños que si tenían la oportunidad de entrar, que lo hicieran, que después ellos entrarían, situación que luego llevaba al personal a alzar a los niños detrás de los hierros en búsqueda de sus parientes.

La fecha del domingo 4 de febrero estaba grabada en sus memorias, pues tenían claro que era el único día en el que se realizarían las evaluaciones, ya que los días siguientes se procedería con la realización de las cirugías reconstructivas.

Aunque María del Carmen tenía claro esta indicación y a pesar de que tuvo que hacer grandes esfuerzos para poder estar en el hospital, a las cinco de la madrugada, en busca de obtener un cupo para su madre, quien hace un año sufrió una quemadura, el toparse con la realidad mayor que enfrentan los demás la hicieron mantener la calma y esperar sentada en la acera observando lo que acontecía.

La calle Santomé número 39 de la Zona Colonial fue testigo de los rostros, que sin importar la edad, grandes o pequeños, adultos, jóvenes o niños, buscaban ayer una oportunidad que trasformase, no solo una determinada parte de su cuerpo, sino su vida completa.

Sobre la actividad

El Hospital Padre Billini junto a las fundaciones Renacer y Medical Aid for Children of Latin America (MACLA) llevan a cabo la XXIX Jornada Dominico Americana de Cirugías Reconstructivas desde 4 al 9 del mes en curso.

Dentro de las cirugías libres de costo que se realizaran durante esta jornada están de Paladar y labio hendido, contracturas por quemaduras, deformidades de manos y pies (polidactilia y sindactilia), y cirugía reconstructiva de Pabellón auricular (orejas).