Santo Domingo 26°C/29°C scattered clouds

Suscribete

Se incrementan en el país cirugías para perder peso

Dominicanos residentes Estados Unidos, Alemania, Puerto Rico, San Martin, Panamá y otros países vienen al país a someterse a esos procedimientos, también lo hacen extranjeros.

Los expertos dicen que el tipo de procedimiento depende del grado de obesidad o sobrepeso y las comorbilidades que pudiera tener el paciente.

Los expertos dicen que el tipo de procedimiento depende del grado de obesidad o sobrepeso y las comorbilidades que pudiera tener el paciente.ARCHIVO/LD

Los procedimientos para bajar de peso se han popularizado en República Dominicana, motivados muchas veces por los cambios físicos que exhiben figuras prominentes e influencers en redes sociales y espectáculos públicos.

Dominicanos residentes Estados Unidos, Alemania, Puerto Rico, San Martin, Panamá y otros países vienen al país a someterse a esos procedimientos, también lo hacen extranjeros.

La Sociedad Dominicana de Cirugía Metabólica y Bariátrica realiza unos tres mil procedimientos por año, con los que las personas buscan revertir o controlar la obesidad, hipertensión y la diabetes, o simplemente para estar más delgados, siendo los más demandados manga gástrica, el balón gástrico y bypass, entre otros.

La dominicana Chiki Bombón, el actor Jean Villanueva, (El panda que anda); las comunicadoras Kiara Romero; Mariel Guerrero (Marola), la maquillista Anamía Abreu, el merenguero Fernando Villalona (El Mayimbe) y otros artistas, han compartido con sus miles de seguidores que sus cambios físicos obedecen a estos procedimientos.

A medidas que comparten sus testimonios, generan el interés en sus seguidores que buscan saber cómo realizarse procesos similares, sobre todo en República Dominicana, donde el 70 % de la población tiene obesidad o sobrepeso, según las autoridades del Ministerio de Salud Pública.

Testimonios y costos

Aunque cada especialista tiene sus tarifas, dos ciudadanas consultadas por LISTÍN DIARIO pagaron, una 2,200 dólares por un balón gástrico que le fue retirado a los seis meses, con el que bajó 25 libras, y la otra pagó 12,000 dólares por la cirugía bariátrica SADi-s.

Ambas residen en Estados Unidos y los procesos se los realizaron en República Dominicana. Coincidieron en que sus especialistas les hicieron descuentos.

Yohanly López se medicaba para la diabetes, hipertensión y problemas de la tiroides, por lo que se sometió a la cirugía bariátrica en diciembre de 2021. “He perdido 65 libras y se fueron las enfermedades”, dijo, tras destacar que ya no se médica para esas patologías.

Los cirujanos bariátricos Tomás Aquino Méndez y Pablo García Vargas, explican los beneficios de estas cirugías y procesos, los riesgos y qué hacer para mantener los resultados en el tiempo.

Con solo tragar una pastilla, sin anestesia ni cirugía, una persona ingiere un balón gástrico, para reducir hasta un 10 a 15% de su peso y, luego de cuatro meses o más, se expulsa por las heces. De ahí su gran demanda. Hay distintos tipo de balones con los que se puede perder hasta 40 libras, sin reducir el tamaño del estómago, como ocurre con banda gástrica o la bariátrica de SADi-s.

Los expertos dicen que el tipo de procedimiento depende del grado de obesidad o sobrepeso y las comorbilidades que pudiera tener el paciente, así que no todos califican.

El doctor Méndez, listo para ir al quirófano, con su vestuario rojo vino, acepta la videollamada, sigue caminando y con gran dominio del tema habla de que el mayor requerimiento en su consulta es el balón gástrico, aunque no todos aplican.

"El balón gástrico es una de las consultas más frecuentes. Muchas personas saben que es para disminuir de peso, y van porque es un procedimiento no invasivo, que dura entre 5 a 10 minutos, pero muchas veces no califican”.
Tomás Aquino Méndez
TOMÁS AQUINO MÉNDEZCirujano bariátrico

Se considera obesidad cuando las personas tienen un Índice de Masa Corporal mayor de 30, y pueden desarrollar hipertensión, diabetes, apnea del sueño, y en el caso de las mujeres, además, ovario poliquístico. Con estos procedimientos pueden controlar esas enfermedades sin el uso de medicamentos.

El IMC normal tiene que ser entre 18 y 25, y se calcula dividiendo el peso de la persona sobre la estatura.

En cuanto al riesgo de la cirugía bariátrica “es que estamos delante de un paciente enfermo, a pesar de eso se realiza por laparoscopia que es mínimamente invasiva y la tasa de complicaciones es menos de un 1%”.

¿Qué hacer para no volver a la obesidad?

Después de la manga gástrica, el balón o cualquier procedimiento al que haya recurrido una persona para una pérdida drástica de peso, aunque el estómago no aumente su tamaño, sin un estilo de vida saludable, puede volver a engordar.

Los cirujanos indicaron que para eso utilizan la educación nutricional impartida por especialistas del área o endocrinólogos.

Luego de que se retira el balón, por ejemplo, el paciente está prácticamente igual, sin ningún tipo de modificación en su estómago y tras perder hasta 40 libras, de no adoptar un estilo de vida saludable, podría engordar otra vez.

Ir donde especialistas certificados

Mientras que Pablo García Vargas, presidente de la Sociedad Dominicana de Cirugía Metabólica y Bariátrica, con entusiasmo envió sus declaraciones por nota de voz, con explicaciones científicas sobre la materia.

García, también conocido como el doctor bariátrica, dice que en la actualidad las indicaciones a nivel mundial cambiaron y no existen ni límites de edad para los procedimientos.

“Como presidente de la Sociedad Dominicana de Cirugía Metabólica y Bariátrica exhorto a ir exclusivamente donde cirujanos calificados y entrenados para la pérdida de peso que pueden identificarse en la página de esta entidad”.
Pablo García Vargas
PABLO GARCÍA VARGASCirujano bariátrico

Tipos de bariátricas y balones

Hay diferentes tipos de cirugías bariátricas y para pacientes con obesidad grado uno el balón gástrico puede ser una excelente opción, se puede perder entre un 10 a un 15% de lo que se pesa, detalla García

Se acompaña de un programa de pérdida de peso, donde se visualiza y supervisa la nutrición, el sueño, la cantidad de pausas al día a través de una balanza y un reloj digital inteligente.

Como segunda opción para la obesidad grado uno, cita la gastroplastia endoscópica o lo que se llama manga endoscópica, en la cual no hay corte del estómago, sino una sutura a través de la boca que permite disminuir la capacidad del estómago. A través de esos puntos se reduce el espacio disponible en el estómago, pudiendo obtenerse una pérdida de peso entre un 15 y un 20%.

Cuando estos procedimientos para obesidad grado uno se combinan con medicamentos, se puede extender la pérdida de peso hasta un 2 o un 3% más.

La cirugía bariátrica más realizada actualmente es la manga gástrica, que consiste en disminuir el tamaño del estómago entre el 70 y 80% de la parte lateral izquierda y de forma vertical.

“De esta forma en el fondo gástrico, la grelina, que es la hormona que tiene que ver con el hambre, se reduce el apetito, y la sensación de plenitud temprana del paciente se puede tener, permitiendo que la persona pueda hacer los ajustes necesarios en la comida y el cambio en el estilo de vida puede ser más fácil de alcanzar”, explicó García.

Existen otras opciones como el bypass gástrico y la cirugía metabólica o procedimiento Sadis, que permiten que, además de pérdida de peso, mejorar y hasta resolver las enfermedades relacionadas a la obesidad, lo que permite durar años sin usar medicamentos y sin manifestaciones clínicas.