Santo Domingo 24°C/25°C broken clouds

Suscribete

EEUU condenó a tres dominicanos por tráfico de fentanilo

Su arresto se llevó a cabo en su residencia del municipio Las Guáranas, de la provincia Duarte, la tarde del 29 de septiembre

Cerca de 110,000 personas murieron el año pasado en Estados Unidos por sobredosis de fentanilo.

Cerca de 110,000 personas murieron el año pasado en Estados Unidos por sobredosis de fentanilo.ARCHIVO/LD

Mediante el decreto 711-20, del 23 de diciembre de 2020, el presidente Luis Abinader dispuso la entrega en extradición a Estados Unidos de Luis Manuel Genao Rivera, alías “Genao”, acusado por las autoridades estadounidenses de tráfico a gran escala a ese país de heroína y fentanilo.

El hombre oriundo del municipio San Francisco de Macorís, provincia Duarte, sería procesado en el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York por supuestamente ser parte de una asociación delictiva en segundo grado, para cometer el delito de posesión criminal de sustancias controladas (heroína y fentanilo), en violación a la Ley Penal y por operar como traficante a gran escala.

Su arresto se llevó a cabo en su residencia de Las Guáranas, también municipio de la provincia Duarte, la tarde del 29 de septiembre.

Otro caso

El 13 Julio de 2023, el diario online argentino Infobae reseñó la historia de Juni Rafael Jiménez Martínez, de 47 años y conocido como “Rafa”, un dominicano a quien las autoridades norteamericanas le atribuyen ser socio de los carteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Fue deportado en dos ocasiones de Estados Unidos tras operar desde Providence, Rhode Island, una millonaria red de tráfico de drogas que era abastecida por esos dos cárteles mexicanos y operada por dominicanos. Organismos investigativos de EEUU le atribuyen traficar nueve millones de dosis de fentanilo.

Según los reportes citados por el diario estadounidense Courier Journal, “Rafa” adquiría cocaína en Colombia para después establecer vínculos con los carteles de Sinaloa y Jalisco.

Sus hombres operaban en el noreste de Estados Unidos y tenían la tarea de recoger kilos de droga en la ciudad de Nueva York, distribuir una parte en esa ciudad, y llevar el resto al sur de New Hampshire, considerado como el centro neurálgico del tráfico de drogas en Massachusetts.

De acuerdo al diario, con el tiempo también creó una base de clientes en la zona de Providence. Traficaban pastillas prensadas de fentanilo disfrazadas de analgésicos legítimos que provenían de Centro y Sudamérica.

De acuerdo a la Administración para el Control de Drogas de EEUU (DEA, por su sigla en inglés), el grupo de Jiménez Martínez aceptó un cargamento de 20 kilogramos en Nueva York, lo transportó a Massachusetts y vendió la droga en ocho horas, algo que a otros grupos de narcotraficantes les suele llevar días.

Cuando los investigadores antidrogas identificaron por primera vez a Jiménez Martínez, quien había sido deportado a la República Dominicana, éste se declaró culpable y un juez federal de Nueva York lo condenó a cinco años y cinco meses de prisión.

Posteriormente, al salir en libertad en 2014, fue deportado de nuevo, pero cuando volvió a colarse en Estados Unidos tomó varias precauciones.

Las autoridades de EEUU arrestaron nuevamente a Jiménez Martínez en Providence, en 2019. Luego se declaró culpable en 2021 de tráfico de cocaína, pero negó cualquier implicación con el fentanilo.

En junio, un juez de Rhode Island condenó a Jiménez Martínez a cumplir una pena de 15 años en una prisión federal por tráfico de drogas. Él organizaba la distribución diaria de cocaína y fentanilo, según los fiscales del caso, y es imposible saber la cantidad total de droga que hacía llegar a los consumidores.

Jiménez Martínez también tenía una prensa de pastillas para dar forma al fentanilo en falsos analgésicos con receta y a menudo buscaba el tono adecuado de tinte azul, según un investigador del caso. Similar al caso del laboratorio de Francisco González Barboza, donde en 2014 también se incautó una máquina tabletera en conjunto con otros enseres utilizados para la fabricación de las pastillas.

Mexicano traficaba Fentanilo y vivía en RD

Asimismo, dos meses antes, en mayo de 2023, el mexicano Ricardo Peinado Rivera, de 31 años, se declaró culpable en Estados Unidos (EEUU) de traficar fentanilo mientras residía en República Dominicana.

Fue en septiembre de 2021 cuando agentes encubiertos recibieron información de inteligencia en la que se indicaba que una persona -que en ese momento residía en República Dominicana- se dedicaba a traficar fentanilo en territorio estadounidense.

Rivera fue detenido en mayo de 2022 y en ese mismo mes se presentó la acusación formal en su contra.

El caso de Rivera se suma al de Fermín Castillo y André Heraux Martínez, también originarios de República Dominicana, quienes fueron condenados en EEUU por distribuir fentanilo y lavado de dinero a finales de mayo. Ambos individuos tenían relación con el Cártel de Sinaloa.