Santo Domingo 24°C/24°C few clouds

Suscribete

Delincuencia azota en residencial Paseo del Parque de Villa Mella

Los vecinos se mantienen atemorizados en sus casas y edificios, a pesar de contar con seguridad privada en la entrada.

Un ladrón captado por la cámara de seguridad de un colmado.

Un ladrón captado por la cámara de seguridad de un colmado.LISTIN DIARIO/

Los actos delictivos a mano armada continúan atemorizando a los residentes del Gran Santo Domingo, siendo esta vez los moradores del residencial “Paseo del Parque”, en Villa Mella, Santo Domingo Norte, quienes denunciaron ser víctimas de este flagelo.

El hecho más reciente y alarmante es que uno de los vecinos recibió un disparo mientras trotaba en horas de la tarde en el residencial por parte de desaprensivos a bordo de una motocicleta, con la intención de despojarlo de sus pertenencias.

“Ahora mismo esa persona está convaleciente, gracias a Dios ya su vida no corre peligro, gracias a la rápida intervención, pero no queremos que se repita, ya esto hay que atenderlo”, dijo Juana Román, expresidenta de la junta de vecinos.

El hombre, cuyo nombre se omite por razones de seguridad, fue intervenido quirúrgicamente tras recibir lesiones en los tendones del brazo izquierdo.

Los vecinos se mantienen atemorizados en sus casas y edificios, porque a pesar de contar con seguridad privada en las entradas del residencial, penetran individuos haciéndose pasar por vagamundos o indigentes, y realmente son delincuentes.

La semana pasada, en horas de la noche, se robaron las sillas a las afueras de un colmado cerca de la entrada principal del residencial, donde hay una garita de vigilancia, ubicada justo frente a la puerta número uno del Parque Mirador Norte.

De igual forma, es común que motorizados ingresen al residencial, en el que habitan más de 700 familias, por una puerta de acceso que da con una comunidad contigua, arrebatando celulares y dinero en efectivo a aquellos que se desplazan por la calle Jaragua, vía principal del sector.

Otro de los males que afecta a los moradores es el robo constante de retrovisores y en menor proporción de baterías de los vehículos, principalmente en horas de la noche.

Los vehículos son violentados en los parqueos de los edificios de apartamentos y casas.

Los vehículos son violentados en los parqueos de los edificios de apartamentos y casas.EXTERNA

“Hemos sufrido mucho con los ladrones de retrovisores en la noche, que entran y quitan los retrovisores a los vehículos, eso nos ha dado fuerte, parece que lamentablemente aquí no subsanan lo que es que compren cosas robadas y por eso cada día tenemos que estar luchando con ese caso”, dijo Román.

La dama explicó que como comunidad intentan buscar soluciones a los constantes actos delincuenciales, con la colocación de una garita en una de las dos entradas de acceso que tiene el residencial y realizan esfuerzos en cercar todo el perímetro con un muro, que iría desde la puerta uno a la dos del parque Mirador Norte, tras ser reconocidos como residencial cerrado, no obstante, requieren del apoyo de las autoridades.

“A las autoridades, a la Policía Nacional, a la alcaldía, que nos den una mano, nosotros como comunidad no estamos solamente pidiendo que nos hagan, también estamos haciendo nuestra parte, es por eso que estamos trabajando en el cierre total, gracias a Dios hemos conseguido que el ayuntamiento nos reconozca como sector cerrado”, recalcó.

La junta de vecinos en reiteradas ocasiones ha solicitado mayor patrullaje policial en horas en que los antisociales suelen cometer los actos delictivos, pero su pedido ha sido en vano.

“Para nadie es un secreto de cómo está la delincuencia, en una ocasión nos ayudaron con patrullaje, pero ya hemos hecho el intento, hemos hecho solicitudes y dicen que la van a enviar, pero lamentablemente no es una realidad”, lamentó la dirigente comunitaria.

Ante la ola de robos y atracos, unido al nulo patrullaje policial, los vecinos del residencial han contemplado contratar unidades motorizadas para que vigilen el sector.