Santo Domingo 29°C/31°C scattered clouds

Suscribete

Salvaleón de Higüey; mucho más que turismo religioso-cultural

Las tres cruces se considera símbolo de creencias para los devotos católicos.

Las tres cruces se considera símbolo de creencias para los devotos católicos.

Avatar del Listín Diario
Mayerlin MartínezSanto Domingo, RD

Cuando de turismo religioso y cultural se trata, Salvaleón de Higüey es el referente obligatorio, pero la ciudad cabecera del municipio Higüey ofrece más que eso.

En la parte noroeste, a 15 minutos del casco urbano, se encuentra la comunidad intramontana Anamuya, un destino complementario al turismo de sol y arena que ofrece Punta Cana, ya que se brindan variadas e interesantes opciones a los amantes del turismo rural o extremo.

Anamuya fue identificada con un nombre indígena, y está ubicada en la falda de la cordillera oriental o sierra de El Seibo, la cual, en los últimos diez años, se ha convertido en una marca ciudad, ya que aquí se encuentran espectaculares ranchos ecoturísticos y cabañas que ofrecen atracciones de aventura. Aquí se encuentra el Zip-Line más largo del país, también se realizan paseos en Boogies, senderismo, cabalgatas y exhibición de animales exóticos, entre otros.

También posee el río conocido como Salto de Anamuya, afluente de aguas cristalinas que permanentemente recibe la visita de una cantidad importante de bañistas extranjeros y locales, no sólo en épocas especiales, sino todo el año.

Según Rhadamés González Castillo, director de la Oficina del Ministerio de Turismo en Higüey, en Anamuya se integran algunas áreas para el ecoturismo, pero también reviste una atracción cultural, porque aquí se encuentra el centro histórico Plaza Taína o Plaza Ceremonial, donde se simulan rituales indígenas con bailes, vestuarios y semies del tiempo de la colonización, lo que transporta al visitante a aquella importante época de nuestra historia, así como algunas cuevas y vestigios que yacen en el lugar desde el periodo precolombino y hoy día se mantienen.

Religioso y cultural

Más de 500 años de historia caracterizan al turismo religioso y cultural de La Altagracia, mismo que nació en Salvaleón de Higüey con el Santuario San Dionicio, uno de los primeros templos construidos en América en el año 1572. Su valor histórico lo convierten en un referente obligatorio para los turistas.

“Aquí la cantidad de leyendas y tradiciones impregnadas alrededor del templo son únicas, fue donde la verdadera religiosidad inició ”, sostuvo el también catedrático universitario González Castillo.

Otra de las atracciones principales a nivel turístico en Salvaleón de Higüey es la Basílica Catedral Nuestra Señora de La Altagracia, lugar que, según González Castillo, es uno de los mayores potenciales, por ser un monumento majestuoso que reviste gran importancia, no sólo religiosa, sino también arquitectónica, histórica y turística.

Otros de los emblemáticos lugares que se pueden visitar aquí son el Monumento a los Peregrinos, Las Tres Cruces, La Imagen de la Virgen, el Pozo de la Virgen y el Museo a la Virgen de la Altagracia. En este último se resume en su pequeña estructura, la devoción mariana que ha permanecido por más de cinco siglos.

“El turismo de esta ciudad es cultural y religioso, cuando hablamos de turismo religioso tenemos que remontarnos obligatoriamente a la devoción de la virgen de la Altagracia”, aseguró González Castillo.

Proyectos

Para contribuir con el dinamismo turístico y económico de Salvaleón de Higüey, ciudad cabecera del municipio Higüey, ubicada a 50 kilómetros de Punta Cana, las autoridades tienen sobre la mesa de trabajo dos importantes y prometedores proyectos: La Vía Sacra y la Ruta de la Fe, que servirán para la captación de visitantes extranjeros y locales.

El plan de la Vía Sacra está en proceso de licitación en compras y contrataciones, con el cual, se unirá la iglesia San Dionisio con la Basílica Catedral. Contará con un paseo leyenda con tarjas informativas, con lo que se pretende impactar el tránsito de la ciudad y otras áreas, según indicó el encargado del Departamento de Turismo de la Alcaldía de Higüey, Hensy Cabrera Rodríguez.

La Ruta de la Fe se está canalizando a través de un equipo colaborativo, encabezado por el Ministerio de Turismo, la alcaldía, la gobernación, Politur, Digesett, INAPA, entre otras entidades, la cual se abarcará las calles Agustín Guerrero, La Altagracia y General Santana, por citar algunas.

Hensy Cabrera y Rhadamés González coincidieron en que con estos proyectos el flujo de turistas aumentará de manera importante y se impactará el dinamismo económico de la ciudad, ya que ellos consumen de los productos típicos que aquí se ofertan, como quesos, dulces, yogures y otros.

“Aquí se han realizado levantamientos de habitaciones hoteleras, restaurantes y establecimientos comerciales que están incluidos en lo que será la Ruta de la Fe, para dar mejor servicio a los turistas que visitan la ciudad”, sostuvo Cabrera.

Dijo que se estima que el proyecto se pondrá en marcha cuando se termine la remodelación de algunos espacios como el Boulevard de la ciudad y el parque central, a los cuales se les habilitarán estaciones de información turística dentro.

Beneficios a la ciudad

Hasta el momento la alcaldía de Higüey no recibe beneficios económicos con las visitas de turistas a la ciudad y, por esta razón, se elaboran propuestas con los regidores, para que los hoteles de la ciudad y la zona costera paguen un arbitrio por la cantidad de visitantes recibidos. Así lo confirmó Hensy Cabrera, quien agregó que lo único que la alcaldía cobra a los establecimientos hoteleros y centros comerciales es la recogida de los desechos sólidos.

En el Rancho Salto Taíno, ubicado en Anamuya, se realiza turismo extremo o rural. mayerlin martínez/ld

Tags relacionados