Santo Domingo 21°C/23°C scattered clouds

Suscribete

Abogados: Implicados en KAF quedaron en libertad por un allanamiento ilegal del MP

“Entraron de manera irregular, violentando su domicilio y sin una orden judicial para llamarlo”.

Caso KAF, foto de archivo. / Listín

Caso KAF, foto de archivo. / Listín

Los abogados defensores de los implicados en el caso KAF, que luego de ser acusados de traficar armas ilegales fueron dejados en libertad, explicaron que los veredictos de la jueza Yiberty Polanco responden a que el Ministerio Público había realizado un allanamiento ilegal, además de hacer acusaciones falsas.

“Este ´mamotreto´, este adefesio jurídico del Ministerio Público, ha quedado desmontado”, dijo uno de ellos.

Asimismo, el representante de Gregory Diplán Güichardo, índico que la decisión de Yiberty Polanco, jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Judicial, está apegada a las normas de la Constitución que implican que el Estado dominicano es responsable de garantizar los derechos a los ciudadanos.

“Lo que hace el Estado tiene que pasar por el filtro de la legalidad y de la constitucionalidad”, agregó.

También denunció que Güichardo estaba detenido en una cárcel de Moca, cuando se había ordenado que este estuviera en un centro penitenciario del municipio de Santiago de los Caballeros.

“Entraron de manera irregular, violentando su domicilio y sin una orden judicial para llamarlo”, comentó el especialista en leyes.

El Ministerio Público y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) los habían arrestado luego de allanar sus residencias, por lo que estuvieron aproximadamente un mes apresados en la cárcel del Palacio de Justicia de Santiago.

Polanco concedió la libertad pura y simple a Gregory Diplán Güichardo; y una garantía económica concerniente a 300 mil pesos a Juan Miguel Almonte Padilla, conocido como “Colita”, quien también tendrá presentarse periódicamente a la institución, puesto que se le había incautado un arma ilegal en el allanamiento que se hizo en su residencia.

El órgano acusador había alegado que estos guardaban armas ilegales de las cuales no tenían documentación para portarlas o venderlas y, además, que disponían de una gran cantidad de dinero en efectivo, debido a lo que solicitaron 18 meses de prisión preventiva y que el caso se declaraba complejo por distribución de armas controladas y tráfico de armas de fuego, petición que denegada por la magistrada.

Incautaciones

En los allanamientos realizados por las autoridades fueron ocupadas dos pistolas, 6,796 cápsulas, seis fusiles, dos cargadores de pistolas 9mm, tipo tambor y uno para pistola calibre 9mm con capacidad para 31 cápsulas, seis fusiles, así como 6,689 cápsulas calibre 9mm, 9 cargadores para fusil, calibre 5.56 x 45 y, adicionalmente más de 4 millones de pesos y 17 mil dólares.