Listin Diario Logo
14 de junio 2021, actualizado a las 11:04 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 16 de mayo de 2021

Cañada de Guajimía: Los 50 millones de dólares que dan esperanza a sus afectados

  • Cañada de Guajimía: Los 50 millones de dólares que dan esperanza a sus afectados
  • Cañada de Guajimía: Los 50 millones de dólares que dan esperanza a sus afectados
Shaddai Eves
Santo Domingo, RD

La aprobación por la Cámara de Diputados de un préstamo por US$50 millones para el financiamiento del Proyecto de Saneamiento Pluvial y Sanitario de la cañada de Guajimía, ha abierto una puerta de incertidumbre sobre si finalmente en la gestión actual del presidente Luis Abinader se completará con la esperada segunda fase de la primera etapa del proyecto de la cañada y si la suma millonaria corresponderá con lo que se trabajará de la misma.

Aunque este financiamiento debe ser también aprobado por el Senado de la República, los residentes en los barrios Buenos Aires de Herrera, Duarte, La Ureña, El Indio, Los Olivos, Las Caobas y otras zonas aledañas en Santo Domingo Oeste donde afecta la cañada, han levantado sus voces con relación a la solución medioambiental y social que esperan que les traigan las autoridades.

Cerca de la calle Juan Sánchez Ramírez, de Buenos Aires Herrera cuando reporteros de este medio hacían un recorrido, un joven, Steeve Saint-Vill Feliz, expresó que él ha guardado en su memoria desde pequeño los discursos que dan las autoridades cada vez que han visitado la Cañada de Guajimía.

“Yo hasta sé cómo ellos dicen: ‘Ya están marcados los perímetros para tirarle calle’, pero no… ¡Qué va! No hacen nada. Eso es lo que ellos deberían hacer, tirarle una pista, una calle. Ellos solo vienen y la limpian, pero como quiera eso cuando viene bajando que llueve, se tapa y el problema es mayor. Échenle la calle, y no joden más con mantenimiento y destapadera de caña’ ni nada”, manifestó.

De igual forma, Carlos Valerio comentó que “han dicho siempre que van a resolver y que van a arreglar eso, limpiarla, darle mantenimiento, pero nunca hacen nada, solo prometen. Ojalá que con ese dinero hagan algo como han dicho, que le van a tirar calle, que la van a tapar, algo así es que yo he escuchado que le quieren hacer”.

Un problema que ha seguido latente

A pesar de que se habla de la inversión de los US$50 millones para Guajimía, que propone beneficiar a más de 350 mil personas de forma directa, actualmente, el problema con la cañada está latente.

En pleno coronavirus, el mal olor que desprenden las aguas putrefactas intoxica a los lugareños y enferma a los infantes con las plagas de mosquitos, las constantes inundaciones que se registran cuando llueve que deja sin pertenencias y hasta sin hogar a decenas de familias sumado al cúmulo de basura con todo tipo desechos –sólidos, peligrosos- hacen inhabitables los terrenos por dondequiera que pasa la cuenca de agua contaminada.

“Del mal olor uno no puede estar tranquilo, yo solo escucho mucha gente diciendo: ‘Estoy loco por mudarme de aquí’, los mosquitos, los días que llueve, que apesta más que nunca y que todo el mundo quiere usar Guajimía como si fuera un vertedero. Esto se ha convertido en un vertedero”, enunciaba el herrero Carlos Valerio de 35 años, en Engombe, cerca del Play de los Sanjuaneros.

Los intentos realizados a través de los años

A lo largo del tiempo, diferentes mandatarios se han interesado en la problemática que representa la cañada de Guajimía buscando distintas soluciones.

Uno de ellos fue el expresidente Leonel Fernández, quien asumió parte de la pesadilla de muchas familias en su gestión del año 2004 hasta 2008, inaugurando apartamentos como parte de una primera etapa de un proyecto de saneamiento y rescate de la cañada.

Los mismos, fueron construidos por la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, CAASD, con un costo superior a los RD$108 millones, de los US$86 millones que conllevaba el proyecto en total, que fue financiado a través del gobierno de Canadá. 

Las viviendas estaban dotadas de dos habitaciones, sala, baño, área de lavado, cocina, así como los servicios de agua potable y energía eléctrica. En ese entonces, Fernández había sacado de la ribera de la cañada a cientos de familias.

En su segunda gestión de 2008 a 2012, Fernández había reubicado en cuatro de los proyectos Guajimía cerca de mil familias. En el año 2008, inauguró 440 apartamentos, elevando a 864 el número de las viviendas entregadas como parte del proyecto.

El rescate de la cañada de Guajimía, no sólo conllevaba la construcción de viviendas, sino también la instalación de un sistema de acueducto que ofrecía agua potable a más 350 mil familias y un sistema de drenaje pluvial de casi siete kilómetros de largo.

Otro de los expresidentes que apoyó la causa fue el exmandatario Danilo Medina, que prometió el saneamiento pluvial y sanitario de las cañadas El Indio (tramo izquierdo y derecho) y de Guajimía, en una visita sorpresa que realizó a Herrera.

La CAASD, presidida por Alejandro Montás en ese entonces trabajaba en el saneamiento de la cañada El Indio para continuar con Guajimía, sin embargo, las promesas quedaron en palabras.

SEPA MÁS

Beneficios del Proyecto

Los trabajos de saneamiento con el nuevo préstamo contemplan la canalización de aproximadamente 8.2 kilómetros de cañada, la construcción de 344 unidades habitacionales para relocalizar igual número de familias y la colocación de 50.93 kilómetros de redes de agua potable y alcantarillado sanitario.

Además, la construcción de una planta para el pretratamiento de las aguas residuales y la construcción de un emisario submarino que transportará las aguas desde la planta de tratamiento hacia el Mar.

El plan propone beneficiar de manera directa a la población que se encuentra en la cuenca alta de la cañada, alrededor de 175,000 habitantes, pudiendo ser extendido este número durante el periodo de diseño a 350,000 habitantes. 

El préstamo tiene una tasa de interés LIBOR a seis meses, más el margen de 0.74%. De igual manera, el préstamo será amortizado por República Dominicana mediante 20 cuotas semestrales, consecutivas y exigibles contando con un período de gracia de 36 meses.

Además, indica que la primera cuota se pagará el 1 de mayo de 2024 y la última será el 1 de noviembre de 2033.