Listin Diario Logo
13 de junio 2021, actualizado a las 11:43 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 12 de mayo de 2021

El país atento al arribo a Najayo de 5 imputados del caso Coral

  • El país atento al arribo a Najayo de 5 imputados del caso Coral

    La juez Kenya Romero, quien dictó las medidas de coerción.

R. BENZÁN, J. FLORES, I.GUZMÁN
Najayo, San Cristóbal, RD

Las expectativas por el es­perado arribo ayer a la cár­cel preventiva de Najayo, que al final no tuvo efec­to, del grupo de cinco im­putados en el caso de des­falco de más de tres mil millones de pesos del era­rio, han mudado para este miércoles, cuando quizás podría consumarse la de­cisión.

La jueza Kenya Romero notificó ayer al Ministerio Público la resolución que dispone el envío de cinco de los seis implicados en el caso de la Operación Coral al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo.

El paso se cumplió un día después de que el tri­bunal dictará 18 meses de prisión preventiva en con­tra de cinco imputados y el arresto domiciliario del testigo clave de los fisca­les, el mayor Alejandro Gi­rón Jiménez.

De inmediato se puso en movimiento toda la lo­gística para consumar ayer de tarde el traslado de los encartados a la prisión de­signada por el tribunal.

La comunicación fue también entregada a la di­rectora del nuevo Modelo Penitenciario, Hilda Patri­cia Lagombra, y a los alcal­des de Najayo Hombre y Mujer, donde estarán aho­ra los encartados.

Llegarán a estos cen­tros de reclusión el ma­yor general Adán Cáceres Silvestre, la pastora Rossy Guzmán y su hijo, Tanner Antonio Flete Guzmán, el coronel policial Rafael Núñez de Aza y al sargen­to de la Armada, Alejan­dro José Montero Cruz. Listín Diario supo ayer que el mayor Girón Jiménez no está detenido en la cárcel preventiva de Ciudad Nue­va y que desde el lunes pa­sado, cuando le fue dicta­da la coerción, fue sacado del recinto bajo fuerte pro­tección.

Ambiente en el recinto
Desde bien temprano ayer, las entradas al Cen­tro de Corrección y Reha­bilitación de Najayo lu­cían igual al ambiente habitual que se registra allí, específicamente de gente que se movía y acer­caba a los guardias para enviarles dinero a sus pa­rientes encarcelados en estas instalaciones.

“Hasta ahora aquí hoy es un día cualquiera, lo nor­mal, uno viene por la ven­tanita y le manda dinero al preso de uno, lo registra, espera a que se confirme la llegada y na’, se va; eso es algo que ustedes (los me­dios) deben de denunciar, a ver si permiten visitas, a ver si aunque sea nos permiten verles la cara”, decía una persona a la entrada del re­cinto.

Pero entre aquellos que hacían gestiones aquí, algu­nos se preguntaban sobre la presencia de reporteros de Listín Diario, hasta que uno acertó: “ah, para acá es que vienen los del Coral”.

Prisión será apelada
El abogado Felix Portes in­formó que apelará la de­cisión de la jueza Kenya Romero de enviar a su de­fendido, Rafael Núñez de Aza, a prisión como medida de coerción por su implica­ción en el caso de la Opera­ción Coral.

El Código Procesal Penal establece que los abogados tienen un plazo de 20 días para recurrir a la decisión del tribunal, luego de ser notificados sobre la resolu­ción de los jueces.

Portes indicó que luego de leer la resolución de la jueza, para emitir la senten­cia de 18 meses de prisión preventiva como media de coerción, apelará la deci­sión. “Después de la lectu­ra de la resolución, adverti­mos una grosera ausencia de motivación con relación a la pobre y frágil cintilla de pruebas según teoría del MP, documentos y presu­puestos de la defensa, fal­ta de individualización y de estatuir por lo que apelare­mos!”, escribió por Twitter.

 ACUSACIÓN
Uso del poder.

El Ministerio Público sostiene en la acusación que contra los procesa­dos pesan acusaciones de asociación de malhe­chores, estafa contra el Estado dominicano, coa­lición de funcionarios, falsificación de docu­mentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego.

Destacó que los proce­sados utilizaron sus fun­ciones y su poder en sus actividades delictivas.


Más en La República