Santo Domingo 27°C/29°C scattered clouds

Suscribete

Omar Fernández aspira adecentar rol del legislador

Omar Fernández junto al director del Listín Diario, Miguel Franjul. JORGE CRUZ

Omar Fernández junto al director del Listín Diario, Miguel Franjul. JORGE CRUZ

Avatar del Listín Diario
Ramón Pérez ReyesSanto Domingo, RD

La población dominicana está perdiendo la esperanza en el sistema político dominicano y por eso está buscando honestidad en sus actores, consideró ayer Omar Fernández.

El aspirante a diputado por la Circunscripción Uno del Distrito Nacional, apoyado en un grupo de organizaciones como el Partido Reformista Social Cristiano y la Fuerza del Pueblo, dijo que para lograr su propósito trabaja de lunes a domingo visitando cada rincón de la población donde están sus futuros representados.

“Las novedades que voy encontrando en esos recorridos es que voy descubriendo a muchos hombres, mujeres y jóvenes que nunca han participado en la política. Pero que nunca han sido indiferente a ella”, dijo el joven aspirante durante una visita al director de este medio, Miguel Franjul.

Fernández, abogado en ejercicio profesional, de 27 años de edad, es hijo del expresidente Leonel Fernández, y además director de Emprendimiento e Innovación de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode). Refirió que previo a tomar su decisión realizó un estudio técnico para saber los problemas de la gente.

Entre estos, enumeró como número uno en su circunscripción, la seguridad ciudadana, seguido de otros como el desempleo; el primer empleo, educación ciudadana y los males del tránsito. Está construyendo una agenda legislativa para en caso de ser escogido de una vez enfrentar esos problemas sociales.

Equidad para la mujer

Con ese propósito anunció que en sus primeros cien días como diputado introducirá al Congreso Nacional un proyecto de ley para cambiar la cultura machista.

EN PUNTOS

Distinta.

Omar Fernández pretende que su gestión ayude adecentar el rol del legislador, haciendo una política distinta.

Debilidad.

El aspirante a diputado reconoce que la labor de los congresistas no está bien valorada en la sociedad.