Listin Diario Logo
27 de junio 2019, actualizado a las 12:41 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 25 de marzo de 2019

CONTROL

Sentencias sobre interdicción son poco frecuentes

  • Sentencias sobre interdicción son poco frecuentes

    Magistrada Yokauris Morales durante la entrevista para Listín Diario. JORGE CRUZ/ LISTÍN DIARIO

Wanda Méndez
Santo Domingo

Los casos de interdicción judicial no son muy frecuentes. En tres años (2015-2017), los tribunales civiles del país solo dictaron 149 sentencias que declaran a alguien interdicto.

Una de las condiciones es encontrarse en un estado de imbecilidad, enajenación mental o locura.

La jueza Yokauris Morales explica que la interdicción judicial consiste en una protección por parte de la familia y del Estado para quienes tienen esa condición, aunque presente momentos de lucidez.

“Aunque tenga estado de lucidez, el que tenga esas condiciones, de pérdida del estado mental, debe estar sujeto a interdicción”, expone la magistrada Morales, de la Tercera Sala de la Cámara Civil del Distrito Nacional.  

Incapacidad

Cuando se declara alguien interdicto, se incapacita para administrar sus bienes o realizar cualquier acto de la vida civil, aún siendo mayor de edad, y pasa a manos de un tutor.

“El tutor tiene que administrar los bienes, tiene que proveerle a la persona de lo necesario para que se mantenga en buen estado de salud física y corporal”, apunta la magistrada.

El interdicto, según el Código Civil, es considerado como un menor de edad, en cuanto a sus bienes y persona.

Condiciones especiales

La magistrada enfatiza que el interdicto es una persona en condiciones especiales, porque no ha podido desarrollar sus capacidades mentales para dirigirse de manera correcta.

La magistrada aclaró que el interdicto no es un menor de edad, porque éste ya está sujeto a la autoridad de los padres.

“Es para mayores de edad en estado de demencia temporal o definitiva, que por esa condición mental no están en su sano juicio para proceder de la manera que corresponda, y hacer negocios”, precisó.

Para invocar esa condición en un proceso penal, la jueza explicó que debe haber sido declarado interdicto antes de que haya ocurrido el hecho.

“Para poder aceptar que esa persona es interdicto en un proceso penal debió antes el tribunal civil haber declarado esa situación”, explicó.

Podrá recobrar el ejercicio de sus derechos con otra sentencia que lo habilite.  

PROCEDIMIENTO

Se solicita a un tribunal civil

Protección judicial.

La jueza Yokauris Morales puntualizó que la interdicción es una institución jurídica establecida en el código civil, entre los artículos 489 al 512, para darle protección y tutela a una persona en condiciones especiales.  


Más en La República