Listin Diario Logo
19 de mayo 2022, actualizado a las 08:23 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento viernes, 08 de abril de 2022

"The Lost City", soportada por el poder de las estrellas cinematográficas de su elenco

La comedia de acción y aventuras, que se filmó en República Dominicana, es protagonizada por Sandra Bullock y Channing Tatum

  • "The Lost City", soportada por el poder de las estrellas cinematográficas de su elenco

    Sandra Bullock y Channing Tatum en una escena de la película "The Lost City", de Paramount Pictures. (Kimberley French/Paramount Pictures via AP).

Rubén Peralta Rigaud
Miami

Loretta Sage (Sandra Bullock) es una escritora de novela romántica agotada, cuyo dolor tras la pérdida de su marido amenaza con descarrilar su carrera.

Su desdén por sus libros solo se compara con su disgusto por su modelo de portada, Alan (Channing Tatum), un guapetón aparentemente tonto que complace a sus lectores en las firmas de libros.

Después de un evento de promoción de su última novela, Loretta es secuestrada por el millonario explorador Abigail (aparentemente es un nombre neutral en cuanto al género) Fairfax, interpretado por Daniel Radcliffe. Fairfax sabe que la ciudad perdida del libro de Loretta es real y quiere que ella traduzca una escritura antigua que conduce a un tesoro antes de que un volcán entre en erupción y lo cubra todo.

Alan organiza una expedición desacertada para salvar a Loretta, con la ayuda de su gurú de la meditación, Jack (Brad Pitt), y la asediada editora de Loretta, Beth (Da'Vine Joy Randolph).

El eventual romance de Loretta y Alan es inevitable, pero La ciudad perdida hace un gran trabajo explorando la creciente química entre los personajes de Bullock y Tatum, en particular, la película destaca la inteligencia emocional y el apoyo incondicional de Alan.

Él puede ser el tipo de persona que se refiere a Loretta como una ´mamá humana`, pero también sabe que se pone de mal humor sin bocadillos, y que podría usar un par de zapatos un poco más cómodos para atravesar todo ese terreno rocoso.

Como muchos héroes románticos amados, Alan no solo es un hombre hermoso, es un hombre que se preocupa.

Tatum es un gran casting para un papel como este en varios niveles; no solo parece que pertenece a la portada de un libro de bolsillo romántico, sino que también es un actor que comprende su propio atractivo y ha demostrado una y otra vez que no tiene miedo de jugarlo para hacer reír.

Bullock también está más que feliz de jugar con la torpeza física de su personaje y el eventual desprendimiento de su exterior espinoso; tampoco es exactamente un territorio desconocido para ella. Juntos, la pareja emana diversión y una sensación de afecto en la que es fácil quedar atrapado.

Con el éxito de las dos películas recientes de Jumanji y, en menor grado, Jungle Cruise, empezaba a parecer que la única forma de hacer una película de aventuras de gran presupuesto ambientada en la jungla era adjuntarla a una propiedad intelectual reconocible y elegir un casting.

En comparación con esas películas, hay algo claramente de la vieja escuela en "La Ciudad Perdida" de Adam y Aaron Nee, una divertida broma cuyo encanto descansa únicamente sobre los hombros de sus estrellas en lugar de cualquier conexión directa y nostálgica con una película anterior o un paseo en un parque de diversiones.

Y, sin embargo, es difícil no darse cuenta de cuán generosamente "La Ciudad Perdida" extrae elementos tanto de la trama como del personaje de Romancing the Stone de Robert Zemeckis.

Esa película de 1984, protagonizada por Michael Douglas y Kathleen Turner, también sigue las aventuras de una novelista romántica solitaria que viaja a una jungla remota después de ser secuestrada y luego se encuentra con un héroe apuesto que la ayuda a evadir a un malo rico y buscar un tesoro escondido durante mucho tiempo.

De hecho, la hilaridad maníaca de "The Lost City" alcanza su punto máximo en las primeras escenas donde Alan baila salvajemente en el escenario ante sus fans femeninas y Tatum interpreta alegremente las cualidades de Fabio, su personaje.

Y la acción más emocionante y divertida de la película ve al Jack Trainer de Pitt despachando a los malvados lacayos del multimillonario Abigail a la isla tropical donde se desarrolla gran parte de la película (la hermosa República Dominicana), socavando deliberadamente la masculinidad de Alan en cada paso del camino.

Durante este tramo de la película, Tatum y Pitt se apoyan en los excesos de sus personajes, extrayendo un humor sorprendente de tropos familiares.

Daniel Radcliffe también es bastante divertido como el excéntrico y mimado Fairfax, quien recluta a Loretta para que lo ayude a encontrar un antiguo tesoro llamado Corona de Fuego y tiene tres mesas gigantes llenas de queso preparadas para su llegada en un intento equivocado de hacerla sentir más cómoda cuando finalmente es secuestrada.

Después de que Loretta es liberada, ella y Alan corren por la isla tratando de encontrar una forma de salir de la misma y el filme se deshace de estas florituras más excéntricas en favor de los adornos de comedia romántica más suaves.

Bullock y Tatum tienen suficiente carisma para mantener las cosas lo suficientemente animadas durante esta hora final.

A medida que se vuelve cada vez más obvio para Loretta que Alan tiene más profundidad en él de lo que su cuerpo de Adonis le hizo creer, la película solo solidifica su papel como interés amoroso genérico. Bullock, por su parte, juega las cosas un poco demasiado claras.

A pesar de usar un vestido de lentejuelas púrpura durante casi toda "La ciudad perdida", Loretta es menos una diva que uno de los tipos familiares de ´chica de al lado` de Bullock, aunque está luchando con la muerte de su esposo cinco años después del hecho.

Los ritmos cómicos más amplios durante la narración a menudo se encuentran en una trama secundaria que involucra a la publicista de Loretta, Beth, quien hace todo lo posible para rastrear a su amiga y cliente, incluido el reclutamiento de un piloto (Oscar Nuñez) con un malsano apego a su cabra.

Es un intento puntiagudo de dar cabida a las personas de color en una película protagonizada por estrellas de cine blancas, pero junto con la representación estereotipada y escalofriante del personaje de Núñez, el hecho de que Beth y el piloto no tengan nada que ver con la trama de la película los deja sintiéndose como pensamientos posteriores.

Está claro que "La Ciudad Perdida" es el escenario de Bullock y Tatum, pero sus movimientos simbólicos son una prueba más de que el poder de las estrellas y la química sólo pueden llevar una película con un guión mediocre hasta el momento.