Listin Diario Logo
28 de octubre 2021, actualizado a las 12:46 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 16 de julio de 2021

CON LOS CAMPEONES

Juan Marichal brilló en Juegos de Estrellas

  • Juan Marichal brilló en Juegos de Estrellas
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com Twitter: @megkrantz

Vladimir Guerrero Jr. fue electo MVP en el Juego de Estrellas celebrado el pasado martes en el estadio Coors Field, de la ciudad de Colorado, convirtiéndose en el octavo dominicano en recibir esa distinción.

Los otros jugadores criollos que han sido recipientes del premio son, Juan Marichal (1965), Julio Franco (1990), Pedro Martínez (1999), Alfonso Soriano (2004), Miguel Tejada (2005), Melky Cabrera (2012) y Robinson Canó (2017).

A través de los años muchos peloteros dominicanos han protagonizado grandes gestas en las ediciones de este evento, pero ninguno ha podido igualar los números registrados por Marichal en sus intervenciones en el Clásico de Mitad de Temporada.

El antiguo astro de los Gigantes de San Francisco participó en 8 Juegos de Estrellas, en las campañas de 1962, 1964, 1965, 1966, 1967, 1968 y 1971. (En 1962 vio acción en los dos encuentros que se celebraron ese año.

Esa fue la última campaña en que se realizaron dos Juegos de Estrellas en las Ligas Mayores). En 8 partidos, dos de ellos como abridor, en las ediciones de 1965 y 1967, Marichal tuvo récord de 2-0 y una impresionante efectividad de 0.50. Actuó en 18 entradas, permitió apenas 7 hits y dos carreras, una de ella limpias, ponchó a 12 bateadores y concedió tan solo 2 transferencias.

Sus victorias ocurrieron en 1962, en el primero de los dos juegos escenificados ese año y en 1964. Su triunfo de 1962, en su debut en estos clásicos, se produjo en el D. C. Stadium, de la ciudad de Washington y en esa ocasión tiró dos episodios en blanco y sólo se le embasó un corredor por transferencia.

En 1964, en el Shea Stadium, de Nueva York, en una entrada retiró a los 3 bateadores que enfrentó y ponchó a un bateador. Su extraordinaria labor en el Clásico de 1965, en que fue el pitcher iniciador, le valió ser seleccionado como Jugador Más Valioso.

El Juego de Estrellas de ese año se escenificó en el Metropolitan Stadium, de la ciudad de Minneapolis, Minnesota y aunque salió sin decisión, actuó de forma magistral en 3 innings, aceptando únicamente un hit sin más libertades.

Luego del partido, el miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, el boricua Roberto Clemente, declaró a la prensa: “no importa que pitcheo te lanzara, cualquier lanzamiento que te hiciera, te hubiera sacado out”.