Listin Diario Logo
19 de noviembre 2018, actualizado a las 07:39 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual21ºC26ºC
El Deporte viernes, 29 de diciembre de 2017
0 Comentarios

REACCIÓN

Nostalgia invade cronistas laboraban “Séptimo Cielo”

Los que cubrían los juegos desde el Palco de Prensa, saben que “nada será igual”

  • Nostalgia invade cronistas laboraban “Séptimo Cielo”

    Siniestro. Las llamas dejaron en un estado inservible el palco de prensa principal del Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Freddy Tapia
Santo Domingo

Con la desparición del emblemático Palco de Prensa del Estadio Quisqueya, los cronistas asiduos no solo echan de menos ya a su lugar de trabajo preferido, sino al escenario donde durante 62 años se realizaban las principales peñas.

El fuego fue implacable. No respetó las cabinas radiales de transmisión.

Las narraciones y comentarios de la Félix Acosta Núñez, de los Leones del Escogido, y de Tomás Troncoso, de los Tigres del Licey, ya son cosas del pasado. Un desagradable hedor a quemado ha sustituido todo.  

Nada queda de la Galería de Presidentes de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo, ni de ninguna otras áreas. Sólo una matrecha estructura metálica y muchos escombros.

Las llamas devoraron equipos de transmisión y todo lo que había en aquel espacio, el cual hacía tan único al vetusto parque.

“Con lágrimas, despedimos al querido Palco de Prensa. Construirán otro, pero nunca será igual”, lamenta Rolando Guante en su columna Reporte de la Liga Dominicana, que publica en el vespertino El Nacional.

Guante --uno de los cronistas que se han puesto los spikes que en algún momento lucieron Mario Álvarez Dugan (Cuchito), Rafael Rubí, Billy Berroa, Max Reynoso, Alvaro Arvelo Hijo, Máx Álvarez, Jorge Bournigal, Fidencio Garris y otros miembros de la Raza Inmortal de la crónica deportiva local-- lamenta que el evento se produjo cuando el palco estaba en un momento de esplendor en términos de condiciones laborales.

“El Palco de Prensa del llamado ¥Séptimo Cielo¥ ha sido un nido de grandes comunicadores deportivos”, expresó, a su vez , Renaldo Bodden, quien hacía el programa “Prensa y Deportes” cuando comenzó el siniestro al filo de las 6:30 de la noche.

Cuando él intentó buscar la laptop que había dejado en una cabina contigua, en el ala derecha, el humo, cada vez más abundante, le persuadió y tomó la decisión más inteligente: bajar presuroso junto a otros colegas por las escalinatas.   

Bodden, un expresidente de la ACD y uno de los cronistas que más vida hacían allí, afirmó que en sus inicios, en los primeros años del decenio de los 80, como otros, tuvo que pagar el noviciado y ubicarse en una esquinita y hasta hablar por señas porque las butacas y hasta el derecho a la palabra estaban reservados para “los guruses de la época”.  

Con el paso de los años, el ambiente se fue democratizando y todos tienen cabida.

Tertulias
AQ menudo se originaban conversaciones excelsas sobre literatura, pero también sobre la vida nocturna. Ahí salían a relucir Herminia, Tony Echabarría (“Cambumbo”), Félix Caché, Polín y otros famosos nombres que le dieron vida a las madrugadas en la época en que el béisbol era más romántico.

Los más veteranos hablaban con conocimiento de causa de vivencias que solían contar como ajenas.