Listin Diario Logo
24 de agosto 2019, actualizado a las 11:52 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial jueves, 18 de julio de 2019

Emergencia por el dengue

La propagación del dengue en Santo Domingo, la región Sur y el Cibao está encendiendo las alarmas de las autoridades y de los especialistas de la salud, que no ocultan que el país está ante un gran desafío que tendrá que encarar con decisión.

Las doctoras Virgen Gómez y Josefina Fernández, especialistas en enfermedades infecciosas, han advertido que a pesar de que cada día se registran más casos de dengue en los hospitales, hay que prepararse para ver un incremento durante los meses de agosto y septiembre.

Por su experiencia, ambas doctoras coinciden en que el país está a las puertas de una epidemia de dengue, como suele suceder cada dos o tres años y como había previsto la Organización Mundial de la Salud.

Si a ese pronóstico se agrega el reconocimiento que hizo ayer el ministro de Salud, doctor Rafael Sánchez, de que espera que los casos de dengue se incrementen en agosto y septiembre, estamos ante una situación de emergencia que merece toda la atención de las autoridades, el personal médico y paramédico, así como de la familia.

Es un deber ineludible acatar el llamado del Ministerio de Salud para que toda la comunidad se integre a las labores de eliminación de criaderos del mosquito transmisor del dengue, que se multiplica por millones en agua limpia estancada, floreros, malezas y espacios cerrados y oscuros.

El dengue es una enfermedad peligrosa, especialmente cuando ataca a bebés y adolescentes, pero el personal médico dominicano tiene ya mejor preparación para hacer el diagnóstico y manejar el protocolo para evitar muertes de enfermos.

Corresponde a la familia y a las comunidades hacer conciencia de que estamos ante una amenaza peligrosa para la salud, por lo que no se debe escatimar esfuerzos para adoptar las medidas preventivas para dificultar la reproducción del mosquito en los hogares, patios y calles.

Igualmente, los familiares de los menores deben protegerlos permanentemente de las picaduras de mosquitos y en el caso de que se detecten casos febriles, acudir de inmediato al médico y en ningún caso tratar de controlarla por su cuenta o por consejos de personas sin preparación profesional.

Frente al dengue no puede haber ningún descuido ni pérdida de tiempo.