Listin Diario Logo
20 de julio 2019, actualizado a las 12:59 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial martes, 18 de junio de 2019

Que el FBI ayude en la investigación

Si acaso no lo han hecho todavía de manera formal, las autoridades judiciales deberían solicitar una cooperación especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos, para que les ayuden a esclarecer las causas del fallido atentado contra la vida del astro deportivo David Ortiz.

Hay razones que justificarían esta cooperación. Se trata de un episodio que envuelve a un ciudadano norteamericano, como es Ortiz, por demás un ídolo de la fanaticada del béisbol de Grandes Ligas, en cuyo honor la ciudad de Boston ha bautizado una calle con su apodo de Big Papi y un tramo de un puente.

Además, la participación del FBI en esta investigación pudiera considerase pertinente pues dos de los acusados de participar en el atentado que dejó mal herido a Ortiz, el pasado día 9 en un bar del ensanche Ozama, eran buscados en Estados Unidos por homicidio, en un caso, y por asalto a mano armada y posesión ilegal de armas, en el otro.

Tanto el acusado principal de haber disparado, Rolfi Ferreiras Cruz, actualmente detenido, como Luis Rivas Clase, alias Cirujano, prófugo, deben ser piezas de interés para el FBI para determinar los hilos de la complicidad que aparecen entretejidos en la trama.

Todo el mundo sabe que el FBI dispone de las más modernas tecnologías de investigación criminal y que cuenta con personal altamente experimentado, dos valores agregados que podrían ser útiles a los organismos investigativos dominicanos para llegar hasta la verdad en este atentado.

Hasta ahora, las versiones que se han ofrecido de manera oficial sobre el atentado no lucen convincentes a la ciudadanía, que tiene sus aprehensiones sobre el verdadero papel que jugaron los acusados que están en prisión, ya que pese a que han pasado diez días, a ninguno se le ha extraído la confesión de quién, exactamente, es el cerebro del crimen. O si ya lo saben, esta identidad no ha sido dada a conocer públicamente.

La ciudadanía trata de colocar las piezas de la trama en su justo lugar, pero hasta ahora el ejercicio resulta insuficiente. O imposible.

Tal vez el FBI pueda hacerlo mejor que nosotros, lo cual sería de una gran ayuda para las autoridades dominicanas, que en casos excepcionales suelen aprovechar la cooperación de la Interpol, y para los fanáticos norteamericanos, que desearían saber por qué querían matar a su ídolo David Ortiz y que antecedentes podrían vincular al acusado principal, Rolfi, y al fugitivo Cirujano, con este atentado.