Santo Domingo 24°C/24°C few clouds

Suscribete

Economistas estiman era previsible baja en tasa de política monetaria

Citan entre las razones descenso de la inflación y cambios en factores externos.

Los economistas coinciden en que la inflación ha ido cediendo.

Los economistas coinciden en que la inflación ha ido cediendo.EXTERNA

Economistas coinciden en que era previsible la decisión del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) de bajar su tasa de política monetaria, debido a que la inflación ha comenzado a ceder.

Luis Manuel Piantini considera que ya las autoridades monetarias se habían expresado que tan pronto la inflación subyacente cayera por debajo de la general, se tomaría la decisión de bajar la tasa de política para estimular la economía.

El economista destacó que los precios del petróleo se han desplomado en el mercado internacional, lo que le quita presión a la inflación externa y permite que el Gobierno rebaje los precios domésticos, lo cual también ayuda a la reducción de la inflación en el país.

“Pero por la caída del valor exportado y el aumento del valor de las importaciones es bueno que las autoridades mantengan el ojo avizor sobre el comportamiento de las cuentas externas y que estas no se deterioren para empujar una devaluación de la moneda, lo cual reinvertiría el esfuerzo de reducir la inflación de origen doméstica”, precisó Piantini.

Mientras Miguel Collado Di Franco, vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), afirma que la Junta Monetaria adoptó una decisión que los agentes económicos anticiparon, ya que habían anunciado el cambio de política una vez que el dato de inflación estuviera en el rango meta, o sea, por debajo de 5%.

Aduce que la reducción en la actividad económica interna, la apreciación del tipo de cambio, la desaceleración de la inflación internacional, la baja en materias primas importantes, como el petróleo, son señales de la tendencia de la inflación interna.

Dijo que continúan subiendo los precios a niveles superiores a los que prevalecían antes de la pandemia, pero lo hacen a una tasa menor que cuando se implementaron las políticas monetarias más restrictivas a finales del 2021.

"El cambio de política que inicia con esta decisión de tipo de referencia coloca a las autoridades monetarias en una posición de contribuir con el crecimiento de corto plazo", precisó.

A su juicio, en un año preelectoral y ante un panorama de una posible reelección, las autoridades monetarias tratarán de modificar el comportamiento de la actividad económica en la primera parte de 2023.

Para Antonio Ciriaco Cruz, decano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la decisión que ha tomado el BCRD de disminuir su Tasa de Política Monetaria (TPM) de 8.5% a 8.0 % , o sea, 50 puntos básicos, es muy pertinente, ya que mejora las expectativas de crecimiento de la economía en una coyuntura de reducción de la inflación.

"La reducción en la TPM tendrá un efecto positivo en la demanda interna, tanto en el consumo privado como en la inversión privada", refirió.

El economista agregó que el hecho de que se adopten otras medidas de estímulos para los hogares y sectores productivos provocará un cambio de tendencia hacia metas de crecimiento convergente a un crecimiento económico, en una horquilla entre 4 % y 4.5 % al final del año 2023.

Con estas medidas, asegura, el desempeño de la economía dominicana durante esta segunda mitad, provocará una aceleración en la actividad económica, garantizando metas de crecimiento y empleo.