Listin Diario Logo
22 de septiembre 2021, actualizado a las 12:07 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios martes, 12 de enero de 2021

Las oficinas públicas comienzan a replegar el personal presencial

El decreto 7-21 establece que el 40% del personal de instituciones del Estado debe hacer teletrabajo desde el 11 de enero hasta el 26 del mismo mes.

  • Las oficinas públicas comienzan a replegar el personal presencial

    Las instituciones comenzaron a planificar para estabecer la lista de los que harán trabajo a distancia. ADRIANO ROSARIO/LISTÍN DIARIO

Helenny Amparo
Santo Domingo, RD

Atendiendo a la disposi­ción del presidente Luis Abinader en la que a tra­vés del decreto 7-21 esta­bleció que el 40% de los empleados públicos debe­rán trabajar desde sus ca­sas, varias instituciones gubernamentales inicia­ron este lunes con las re­uniones de planificación, mientras que otras se ade­lantaron a la ordenanza y ya están cumpliendo el mandato.

La encargada de recur­sos humanos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), Kedmay Klinger, explicó a este medio que desde que la pandemia del coronavirus Covid-19 lle­gó a suelo dominicano en la entidad tenían un por­centaje superior al 42% la­borando de forma remota, cantidad que fue disminu­yendo para finales del año pasado según dijo. Klinger detalló que la ONE está re­visando la lista de trabaja­dores para validar al per­sonal que formará parte del equipo que trabajará a distancia.

“Estamos identificando el personal mayor de 65 años, que ya de por sí estaba en su casa, más aquellos que tie­nen condiciones médicas para ver en qué porcentaje estamos”, manifestó Klin­ger, al subrayar que como la disposición coincidió con el fin de semana tuvieron que esperar hasta este lunes pa­ra iniciar la planificación.

Suministro

Laura Flores, también em­pleada de la ONE, señaló que la mayor parte de los que dejaran de asistir de forma presencial poseen equipos electrónicos y a los que no, se les suministraron laptops o tabletas.

Otra entidad que ya tenía un promedio significativo de empleados a distancia y que además realizó este lu­nes una junta para elegir el personal que se integrará al teletrabajo es la Dirección General de Ética e Integri­dad Gubernamental (Di­geig). De acuerdo con la in­formación suministrada por representantes del departa­mento de relaciones públi­cas, estaban trabajando con el 50% del personal en casa y 50% presencial.

“Estamos revisando quienes tendrán que volver”, acotó uno de los entrevistados en la referida dirección.

Otras instituciones

Algunas instituciones aca­taron la disposición antes de la fecha establecida por el mandatario, como fue el caso del Ministerio de la Ju­ventud y la Dirección Gene­ral de Presupuesto (Dige­pres).

El encargado de prensa y comunicación digital de la Digepres, Rafael Romero, sostuvo que después de re­visar los reportes de cada departamento, comenza­ron a organizar el procedi­miento.

“Todos los departamen­tos hicieron un plan para la gestión del personal y saber cuáles eran de alto riesgo y podían trabajar desde la ca­sa”, precisó Romero.

En el caso del Ministerio de la Juventud, su director de comunicaciones, Cristian Hernández, explicó que pa­ra cumplir con la disposi­ción están rotando a su per­sonal. “Las embarazadas, personas mayores o em­pleados con complicaciones de salud si están fijas en sus casas”, puntualizó Hernán­dez.

El decreto 7-21 establece que el 40% del personal de instituciones del Estado de­be hacer teletrabajo desde el 11 de enero hasta el 26 del mismo mes.

DETALLES

Del 11 al 26 de enero

Tiempo de la  medida

El país se encuentra en estado de emergencia debido al incremento de los contagios por la pandemia del corona­virus Covid-19, medi­das que se aplican des­de ayer 11 al 26 de es­te mes.

3:00 de la tarde

Nuevo horario

El Ministerio de Ad­ministración Públi­ca (MAP) dispuso un nuevo horario labo­ral para el sector pú­blico y la reducción del 40% de los em­pleados en la asis­tencia a sus puestos de trabajo, como for­ma de reducir las po­sibilidades de propa­gación de Covid-19.