Listin Diario Logo
08 de julio 2020, actualizado a las 12:02 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios sábado, 30 de mayo de 2020

TRANSFORMACIÓN

Era postcoronavirus: difícil para el ejecutivo; alentador para emprender

  • Era postcoronavirus: difícil para el ejecutivo; alentador para emprender
Forbes Centroamérica

La pandemia de coronavirus cambiará el mundo de los negocios para todos: aunque será una época complicada para los directivos y gerentes empresariales; el sector obrero y el emprendedor tendrán una gran oportunidad de reinventarse, de acuerdo con Luis Carlos Chacón, consultor de business case y columnista de Forbes Centroamérica.

La emergencia sanitaria trajo modificaciones como la disminución de flujos en las cajas, el cierre de fronteras y recortes laborales; además que cambiaron los hábitos de consumo, los patrones en los negocios y algunas empresas tuvieron que detener sus actividades o digitalizar sus procesos, indicó.

 

Para estimar cómo se podrían modificar en largo plazo el papel de los principales actores económicos tras el covid-19, se requiere visualizar una línea del tiempo desde que inició el confinamiento en México en marzo de 2020 hasta el mismo mes del año siguiente, señaló el experto en el Foro Forbes Conecta: Business Disruption

En este lapso de tiempo de 12 meses ya tendrán que pasar diversos sucesos, como el fin del confinamiento social, la época invernal, la implementación de nuevos protocolos sanitarios en industrias, así como una reactivación económica.

Por lo tanto, se utilizarán cuatro perfiles hipotéticos de distintos niveles en el mundo de los negocios: desde el nivel gerencial hasta la microempresa, para mostrar la estimación en el cambio de vida de estos sectores.

Gerentes y directivos

Juliana es la directora ejecutiva de una empresa de hidrocarburos, tiene 56 años y vive Brasil, además tiene a sus dos hijos estudiando en universidades privadas en el extranjero, relató Luis Carlos Chacón.

Al concluir la pandemia, tuvo que mostrar a los altos directivos de la compañía el reporte de los dos semestres de 2020 en números rojos, lo cual no había visto en dos décadas de su trayectoria, debido a la disminución en las líneas de producción, así como problemas con las plantas y proveedores.

Sin embargo, tuvo crecimiento la unidad de negocios referente a energía sustentable, por lo que adquirieron compañías relacionadas con el tema, en tanto, los comportamientos de consumo cambiarán por el distanciamiento social y se elevará la venta de vehículos, por ende también la de hidrocarburos.

“Se prepara para equilibrar los precios de la categoría en Latinoamérica, pero las energías sustentables va a crecer para competir con las empresas de energía eléctrica”, subrayó Chacón.

Por ello, Juliana se vio obligada a acelerar el proceso de transformación de su industria, con un enfoque a mejorar la reputación de la misma.

Al final del año, la CEO hipotética se dio cuenta que tuvo que trabajar más de lo habitual desde su casa, con la mitad de su salario, sin bonos de navidad; además que tuvo que informar a sus hijos que no podrá pagar su escuela en otro país.

En el caso de Paulina, quien es directora de ventas de una cadena de hoteles local en México, tiene 36 años, está casada y cuenta con dos hijos, la historia es similar.

Durante 2020 su vida laboral de vio detenida casi por completo, puesto que el sector en el que trabaja no tuvo movimiento, por lo tanto se mantuvo ocupada desde casa en la capacitación de su personal y el mejoramiento de ciertos procesos.

La vida laboral y de madre de familia se combinaron, tuvo una reducción salarial de casi el 40%no recibió las comisiones generales que le otorgaban en otros tiempos, aunque logró enfocar que su capacidad de organizadora de eventos en su papel como empleada y cuidadora principal del hogar.

Su evolución laboral se tradujo en productividad, pero no se irá de vacaciones a algún centro turísticoes probable que pierda su empleo, y por ello está buscando soluciones nuevas, como elaborar experiencias virtuales y a distancia.

El emprendedor y sector obrero

Juan Andrés tiene 43 años, es divorciado y tiene un hijo; al igual dirige una empresa de marketing en Colombia. Aunado a ello, el inicio de la pandemia el negocios se mostró caótico, puesto que las experiencias de shopper marketing en los centros comerciales se cancelaron en Bogotá, lo cual le bajó hasta un 90% sus ventas en dicho periodo.

Sin embargo, el emprendedor es resiliente y comenzó a migrar su comercio al área digital, cambió el modelo de negocios, hizo una alianza con una empresa local de tecnología y buscó ofrecerle al cliente una experiencia segmentada y en línea.

Al final de la emergencia sanitaria, la gran mayoría de sus clientes han requerido de sus servicios, puesto que cambió la forma de consumo: ahora no sólo vende por volumen, sino instauró procesos donde cobra por hora y actualización de los servicios.

Siguió trabajando desde casa, disfrutó de la migración digital, hace ejercicio, tiene pensado seguir sobre ese camino, además que su compañía realiza algunas labores altruistas con pacientes de coronavirus.

Tras el término del contrato de arrendamiento del lugar donde trabaja, su equipo continúa laborando desde casa durante un año, además contrató a un director creativo, el cual quedó desempleado recientemente.

Por otra parte, Pedro y Maria son unos novios que viven en unión libre, tienen 28 y 22 años cada uno, esperan su primer bebé y viven en la Alcaldía Iztapalapa en la Ciudad de México, una de las zonas marginales de la capital que más números de contagios de covid-19 tiene.

Pedro heredó un negocio de su padre y María está estudiando reportería; su pequeño comercio se vio obligado a digitalizarse de manera rudimentaria: a través de mensajes de whatsapp los vecinos pedían de sus servicios, más adelante comenzó a realizar pagos en línea hasta que cambió casi toda su estrategia de ventas.

El oficio de plomero que Pedro heredó de su padre lo monetizó a través de diferentes plataformas, por lo que pudo surtir su negocios, además que consiguió productos de primer necesidad a cambio de sus servicios.

Maria comenzó a vender su repostería a través de redes sociales y los pedidos los realiza desde la cocina de su casa. Además tiene planes para irse de vacaciones con su pareja en diciembre para celebrar las fiestas en Cuernavaca y el Guadalupe-Reyes.

Es cierto que la pareja no tiene un plan para el 2021, pero tienen la esperanza de que las cosas sigan mejorando.

El cambio es innegable

La pandemia de coronavirus traerá cambios significativos sobre todo para los sectores de comercio, hidrocarburos y de educación; asimismo, las personas apelarán a su sentido de la humanidad para ayudar a la recuperación después de la emergencia sanitaria, señaló Luis Carlos Chacón, consultor de business case.

El consumo en casa llegará para quedarse; los directivos tendrán que estar pendientes del rol de la mujer para que no se atrase en el sistema laboral; el distanciamiento social movilizará los negocios; se monetizan nuevos oficios; además que todos los comercios saltarán al mundo digital, advirtió.

El sector inmobiliario será uno de los principales afectados tras este contexto; el reclutamiento de los recursos humanos en las empresas será enfocado a personas con conocimiento digital; habrá nuevas normas de comercio y se tendrá que apoyar a la base piramidal para cambiar la estrategia de negocios, enfatizó