Santo Domingo 25°C/28°C few clouds

Suscribete

Europa

Ayudas millonarias empiezan a llegar a aerolíneas que esperan para reanudar vuelos en medio de crisis

El rescate del transporte aéreo, uno de los sectores más afectados por la crisis del COVID-19, empieza a llegar a las aerolíneas en forma de ayudas estatales millonarias como la que recibirá Air France por 7,000 millones de euros y que acaba de obtener el visto bueno de Europa.

El transporte aéreo es un sector estratégicamente importante en la Unión Europea (UE) al representar un 3.3% del empleo y el 4.1% del Producto Interno Bruto (PIB) europeo, y las previsiones para 2020 apuntan a un desplome en los ingresos de las compañías del 55% respecto al año anterior, como consecuencia de las restricciones a viajar decretadas por los gobiernos de todo el mundo.

De hecho, compañías que ya han presentado sus resultados del primer trimestre como Lufthansa, registra una pérdida operativa antes de extraordinarios de 336 millones de euros, mientras que IAG, integrado por British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, que lo hará este jueves, ya adelantó que, en su caso, la pérdida será de 535 millones de euros.

Por ello, tras admitir que las aerolíneas necesitarán “refuerzo” financiero y “ayudas de tesorería” a futuro, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana español, José Luis Ábalos, ha señalado este lunes que se trata de un problema en toda Europa y que todos los gobiernos trabajan en esta dirección.

Además de las medidas que ya se han puesto en marcha en España de apoyo a las líneas aéreas, a través de las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de instrumentos de financiación sindicada con el propio instituto público, “es posible” que necesiten refuerzo de esas mismas líneas a corto plazo, ha agregado en una rueda de prensa en Moncloa.

Iberia y Vueling han suscrito recientemente sendos contratos de financiación sindicada con el ICO por un importe que entre las dos asciende a 1,010 millones de euros (por un máximo de 750 millones de euros y 260 millones, respectivamente).

También el Estado alemán está dispuesto a destinar ayudas por una cuantía de 10,000 millones de euros a Lufthansa, de los que aproximadamente la mitad serían a modo de participación en la compañía o con garantías de dividendos de un 9%. El resto se repartirá entre ayudas a cargo de un fondo de crédito avalado por el gobierno federal.

La irlandesa Ryanair, que podría eliminar hasta 3,000 empleos de pilotos y personal de cabina durante los próximos dos años por la caída de la demanda provocada por la pandemia, ha criticado las ayudas estatales recibidas por las antiguas compañías de bandera nacional para mantenerse a flote durante esta crisis, lo que la obliga a competir en desigualdad de condiciones.