Listin Diario Logo
28 de marzo 2020, actualizado a las 09:25 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios sábado, 14 de septiembre de 2019

FINANZAS PERSONALES

Si estás pensando en casarte toma en cuenta que endeudarse para realizar una boda es un grave error

  • Si estás pensando en casarte toma en cuenta que endeudarse para realizar una boda es un grave error
Sergio Cid Solano
sergio.cid@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Hay quienes siempre han deseado contraer matrimonio, algunos incluso, sueñan con una boda por todo lo alto y para lograrlo contraen deudas que luego no pueden pagar.

Bien es sabido que el matrimonio es como un proyecto a largo plazo donde se necesita más que amor para sostenerlo, es decir, dinero.

Conscientes de la importancia de este tema conversamos con la experta en finanzas personales Violetta Saint-Hillaire quien nos compartió algunas recomendaciones que se deben tomar en cuenta a la hora de casarse.

Ante la interrogante de que si es recomendable endeudarse para casarse o tomar un préstamo para realizar una boda, la experta claramente explica que definitivamente no es lo correcto.

Sostiene que nunca es recomendable endeudarse y mucho menos para iniciar un proyecto tan importante al que habrá que adaptar a un estilo de vida repleto de nuevos hábitos y costumbres, responsabilidades

“No es recomendable, es un desatino”, dice. 

¿Qué recomienda?

Indica que lo adecuado es que antes de tomar la decisión de casarse la pareja sepa de donde saldrá el dinero, los aportes que requerirán para el proyecto de matrimonio. Cuánto dinero deben tener ahorrado para cada una de las actividades y con ese presupuesto armar la boda.

Finalmente comparte estas recomendaciones y puntos que se deben sopesar antes de dar este gran paso.

Previo deberían crear un plan de acción antes del acontecimiento y acompañado de presupuesto. 

En ese plan la pareja debe contemplar:

1.     Lugar cómo y dónde van a vivir y el costo que implica.

2.     Si adquirirán vivienda propia desde el principio, lo que sugiero posponer por unos años hasta que tengan una idea más clara de cómo se desarrollará la unión.  Por ejemplo conocí pareja de recién casados que compraron vivienda y al año estaban saliendo del país a estudiar con beca, luego a uno de ellos le ofrecieron atractiva oportunidad de trabajo y decidieron quedarse; tuvieron que vender el inmueble porque nunca fue posible rentarlo y no tenían pensado retornar; imagínese tener que pagar la cuota de un préstamo y renta de alquiler en la ciudad donde vivían. 

3.     ¿Cuánto dinero destinan a cada rubro que requiere “montar” un hogar, es decir los gastos básicos y extraordinarios, esos que llegan anual como los gastos de pólizas de seguros, vacaciones, etc?

4.     ¿Cómo manejan ese presupuesto, si compartirán las responsabilidades de los gastos?

5.   Si podrán continuar llevando a cabo lo que hacían en su vida de solteros, sus hobbies, ¿cómo se repartirán en las fiestas familiares, navideñas, compromisos con los amigos, entre otras cosas para evitar sorpresas?

6.     Si continuarán con sus estudios y especialidades.

7.     Si tendrán hijos, ¿cuántos y cuándo?

8.     ¿Cómo será la celebración de la boda? Sencilla o por todo lo alto,  cuántos invitados, lugar, hora, entre muchos detalles más.

9.     Si tendrán luna de miel, ¿dónde se irán, por cuanto tiempo, etc?