Santo Domingo 29°C/30°C broken clouds

Suscribete

Carta

RAMÓN FAJARDO DESTINO DEL PRD Señor Director: A través de este prestigioso medio quisiera hacer una reflexión a la familia perredeísta. Es cierto que el Partido Revolucionario Dominicano históricamente ha vivido crisis internas que todos conocemos y que y han tambaleado la supervivencia de esa organización. El camino que se vislumbra en este momento es el de la división. Los grupos de Hipólito Mejía se han zambullido en un mar tormentoso por el control de sus estructuras, y ya se avizoran soluciones parciales que propugnan por la supremacía de un grupo y de otro. Si los planteamientos que se están esgrimiendo fueran de revisión de las razones que los condujo a una nueva derrota, una revisión exhaustiva y con miras a mejorar sus proyecciones hacia el futuro, todo estaría bien. Pero esa no es la tónica. Cada quien busca la supremacía. No sabemos las razones que llevaron a Miguel Vargas a dar una percepción de que no estuvo integrado a la campaña, aunque en su defensa, hay quienes dicen que sí, que su actitud fue institucional. Hipólito Mejía se proclamó el líder de la oposición. Lo que no sabemos es si esa pugna se extenderá hasta los terrenos del 2016, donde de seguir así, no hay manera de que su vocación de poder germine.

Tags relacionados