ENCUENTRO VERDE (2 DE 2)

Capacitación y vínculo afectivo: el desarrollo fronterizo se concentra en la juventud

“En la frontera está todo por hacer”, dice el director de la Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF). Por eso la entidad ha asumido la capacitación como estrategia de desarrollo

  • Yvonne Arias y Ramón Pérez Tejada en el Encuentro Verde de Listín Diario. ©RAÚL ASENCIO/LD

Yaniris López
Santo Domingo

Ramón Pérez Tejada, director de la Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF), admite que en agosto pasado encontró una institución con muchas dificultades de ejecución y se puso contento, porque se repitió lo que le ha ocurrido a lo largo de su vida: llegar a los lugares para reorganizar y construir.

Le pasó, dice, cuando se unió al Movimiento Scout, a la Asociación de Estudiantes de Loma de Cabrera, al movimiento cultural universitario y a la Consultoría Jurídica del Ministerio de Salud Pública. 

Al llegar a la DGDF se dedicó a la recuperación de los equipos pesados que usan para la construcción de obras (estaban abandonados, deteriorados, en fincas privadas o botados en el monte, indica), a mejorar la imagen física y a contratar “un personal que yo sintiera que tuviera algún nivel de compromiso, gente joven, con energía, porque yo sabía de entrada que había mucho que enfocar”.

Asegura que en la frontera está todo por hacer “y si usted no lo hace con entusiasmo, con determinación y entrega, evidentemente no va a sacar adelante a esa entidad”.

“Cuando usted se enfoca en la solución de un problema inmediato, como la reparación de un camino vecinal, la construcción de un pozo o de una laguna, está solucionando un problema inmediato. Ahora, el desarrollo es mediato. Usted tiene que enfocarse en cosas que lo ayuden a construir el desarrollo y el elemento fundamental es la capacitación”.

APOSTAR A LOS JÓVENES

Como parte de la capacitación en diversas áreas, estrategia que ha asumido para llevar el desarrollo a la zona fronteriza, la DGDF está construyendo un banco de datos de jóvenes hijos de ganaderos.

“Los ganaderos tienen una mentalidad de cómo es la ganadería, pero eso no les ha funcionado mucho. Ellos tienen que llevar su finca ganadera a la conversión de una empresa y tiene que empezar con que haya alguien ahí dentro con esa visión de empresa”.

Para evitar que haya una desvinculación entre la actividad de los padres y la que asumirán los hijos, han solicitado que el curso de preparación para administradores de fincas que iniciarán en abril lo tomen los hijos de los ganaderos.

“Si formamos los hijos como administradores, ellos serán los encargados de convertir esa finca en verdaderas empresas y problemas que son habituales, como que no llueve en una época determinada, si usted planifica el manejo de su finca ese no va a ser un problema, porque usted va a tomar las previsiones de lugar”, sostiene Pérez.

Señala que la idea es sembrar algo en la gente que les ayude a construir el desarrollo. La frontera, explica, es rica en artesanía, pero en muy pocos puntos los artesanos les sacan provecho a esa riqueza.

“Por ello hemos impulsado iniciativas, conjuntamente con la Dirección Nacional de Fomento y Desarrollo de la Artesanía (Fodearte), para formar artesanos en toda la frontera”.

También hacen esfuerzos para que todos los cursos que ofrece el Infotep vayan a la frontera entre República Dominicana y Haití.  Se trata, sostiene, de ir construyendo capacidades que les permita vivir sin la necesidad de que se les apoye día a día en todo porque no logran arrancar.
 

INVERSIÓN Y MÁS EMPLEOS

Invitado al Encuentro Verde de Listín Diario, que coordina la bióloga Yvonne Arias, Pérez explica que se está trabajando para que la nueva ley de incentivo fronterizo, la 12-21, tenga un impacto verdadero.

Sin embargo, señala que muchas empresas que se instalan en la frontera tienen que ir a buscar el personal fuera de los límites de la zona porque no encuentran siquiera el personal básico para emprender su negocio.

“Nosotros queremos írnosle delante, tener un personal debidamente capacitado para que cuando la empresa diga yo necesito una persona con esta capacidad, que ya esté ahí y sean beneficiados los jóvenes de la zona fronteriza”.

Destaca que el presidente Abinader está enfocado en impulsar el desarrollo turístico  de Pedernales, y que para eso la DGDF debe crear todas las capacidades necesarias para que la gente de la provincia aproveche la oportunidad que se les está brindando de acceder a un empleo.

“Estamos enfocados en capacitar a la gente de la frontera para sembrarles hasta la posibilidad de pensar de manera diferente”.

¿Estarán dispuestos los habitantes de la frontera a esperar por una formación y luego la posibilidad de un empleo, cuando tantas veces se les ha prometido lo mismo y esa espera es la que ha provocado la fuga del talento joven?, le preguntó Yvonne Arias.

Pérez responde que la gente ciertamente se va cuando no encuentra oportunidades, y para ello trabajan desde varios frentes.

“Lo que ha planteado el Presidente tanto con Pedernales como con Manzanillo son proyectos gigantes, porque convertir el puerto de Manzanillo en el principal puerto comercial de toda la región del Caribe va a generar no solamente una gran cantidad de empleos sino que la gente se va a motivar a producir en la zona y cada vez que la gente produce también genera otros empleos  y ahí no estamos hablando de que la gente se siente a esperar, estamos hablando de irles creando condiciones en lo inmediato”.

A la par con la formación, continúa, se crearán proyectos productivos “porque hay que venderles la idea clara a la gente de que se va a construir el desarrollo”.

Y expresa: “Eso les despierta las esperanzas y están dispuestos hasta a esperar un poquito más. Si aquí va a ver oportunidades pues yo no me voy. Esta es mi casa. Aquí yo produzco 20,000 pesos el mes y me rinden más que produciendo 50,000 en una gran ciudad. Además, la mayoría de los habitantes de la frontera aman la frontera, y eso es un elemento fundamental”.

Abogado y escritor, Pérez dice estar convencido de que el desarrollo de la frontera o es ahora o es nunca, “porque tenemos un Presidente con el corazón puesto en la frontera”.  

“Cuando logras eso, un  presidente enfocado en desarrollar la frontera, y se aprueba un nuevo marco legal que permita la inversión en la frontera, son combinaciones que tienes que empujar; pero, además, ir creando otros espacios que la gente perciba que eso es una realidad”.  

El objetivo principal de la DGDF es brindar apoyo a los sectores productivos. Pérez señala que en ese sentido es fundamental la articulación con todas las instituciones. Apunta que en lo que va de gestión han firmado acuerdos de cooperación con todos los ayuntamientos y juntas distritales de las provincias fronterizas.

“Los problemas son uno solo, no importa quién los solucione. Cuando usted los soluciona el beneficio es para la comunidad”, considera Pérez.

DE INTERÉS

Opciones. En el aspecto cultural –“porque no hay desarrollo sin cultura”-, la DGDF está enfocada en abrir nuevos espacios culturales a la juventud, como la creación de festivales artísticos y literarios y la publicación de obras.

Futuro. El Poder Ejecutivo promulgó el 29 de enero de ese año la Ley 12-21, que crea una Zona Franca Especial de Desarrollo Fronterizo que exonera de impuestos a las empresas e industrias que se instalen en las provincias Pedernales, Independencia, Elías Piña, Dajabón, Montecristi, Santiago Rodríguez y Bahoruco. “Solo hay que echarla a andar”, opina Pérez.

 

ARTICULO RELACIONADO

Encuentro Verde (1 de 2)  

Ramón Pérez Tejada: “El desarrollo de la frontera o es ahora o es nunca”