Listin Diario Logo
31 de enero 2023, actualizado a las 01:03 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana viernes, 02 de diciembre de 2022

Uzbekistán: ejemplo a seguir

  • Uzbekistán: ejemplo a seguir
Nelson Pinal Borges | Maestro Internacional & FIDE Trainer
Santo Domingo, RD

Actualmente Uzbekistán es Campeón Olímpico de ajedrez, galardón conseguido en la última Olimpíada Mundial de celebrada en la India; el promedio de edad del conjunto es de 20 años.

Hace unos días esos jóvenes terminaron en segundo lugar en el Campeonato Mundial por equipos organizado en Israel, donde sólo perdieron con el potente conjunto de China.

Esos éxitos no son casuales; son el resultado de un trabajo con visión de desarrollo planificado desde las altas instancias del Gobierno, el Ministerio de Deportes y la Federación de Ajedrez.

Para ejecutarlo, el presidente de la República de Uzbekistán Shavkat Mirziyayev emitió el 14 de enero de 2021, una resolución para desarrollar y masificar el ajedrez, así como mejorar el sistema de entrenamiento de los jugadores.

El gobierno pretende popularizar el ajedrez y convertirlo en un deporte de masas, crear las condiciones para el desarrollo intelectual y cultural de la generación más joven, organizar un sistema de formación de jugadores profesionales y titulados internacionales, así como proporcionar condiciones de trabajo para los entrenadores.

Desde diciembre de 2019, la Asamblea General de las Naciones Unidas, había adoptado, a iniciativa de la República de Uzbekistán y otros países, una resolución especial sobre el desarrollo del ajedrez.

En Uzbekistán existe tradición ajedrecística desde que el país formaba parte de la Unión Soviética, potencia mundial por más de 50 años. Sin embargo, es evidente que en la actualidad el gobierno desea desarrollar el deporte como herramienta de superación educacional, masificándolo y, además, buscando elevar la calidad de sus jugadores

Para ejecutar el proyecto, el gobierno cuenta en el Ministerio de Deportes y la Federación de Ajedrez, con un personal calificado con tradición y cultura ajedrecística, y como es común en los países ex-soviéticos, con una férrea disciplina y un alto grado de responsabilidad y compromiso social por las labores que realizan.

La iniciativa uzbeka pretende implementar el proyecto “Ajedrez en las escuelas” mediante el desarrollo de un sistema de enseñanza del Juego Ciencia a los estudiantes de primaria y secundaria, así como la realización de torneos inter escolares.

Entre sus objetivos está aumentar el interés de niños y adolescentes por jugar al ajedrez, popularizarlo y organizar torneos. También busca una mejora en el sistema de selección de jóvenes de gran talento, asegurando su formación como ajedrecistas profesionales a través de un entrenamiento gradual, y la atención a ajedrecistas con discapacidad.

A tal efecto, se desarrollará un plan de estudios para enseñar a los estudiantes de segundo, tercer y cuarto grado y escuelas secundarias, y proporcionará a estas escuelas, tableros murales, piezas, tableros, relojes y otros equipos necesarios para masificar el ajedrez, así como destinar un presupuesto a expensas de los fondos asignados al ministerio.

El proyecto también comprende la formación de docentes como profesores de ajedrez en la asignatura Cultura física de las escuelas secundarias. Anualmente, se realizará un “Mes del Ajedrez” con la participación de los ganadores en competiciones regionales, nacionales e internacionales, maestros destacados y con entrenadores y jueces con títulos internacionales.

Los frutos de ese trabajo ya son una realidad.

¿Algún día se podrá implementar en República Dominicana un proyecto similar al que se realiza en Uzbekistán?

Se puede afirmar que existe la posibilidad siempre que se realice una reingeniería del deporte en general y especialmente del ajedrez, donde la improvisación y los vicios de la política cotidiana prevalecen sobre las necesidades de un desarrollo planificado que contemple el ajedrez escolar y juvenil, el femenino, la atención a las provincias del interior del país y la formación de entrenadores y árbitros, sin olvidar la debida atención a los jugadores más destacados del juego ciencia nacional.