Un valioso ensayo retoma su impronta fundadora

Luis Beiro
Santo Domingo

Refiero en mayúsculas Los escritores dominicanos y la cultura, de José Alcántara Almánzar, libro de 1990 publicado por el INTEC, cuya segunda edición acaba de salir a la luz por el sello de Santuario.

La nueva tirada es pequeña, pero como todo lo de valor, ha resistido y sobrepasado las inclemencias climáticas.

En ella, su autor recrea rigor sobre la obra de nuestros grandes autores, etapas y movimientos literarios. Esto no solo le depara vigencia académica, sino advierte que el pensamiento literario puede trascender cuando se asume con eficacia, rigor y valores científicos.

Las ilustraciones y portada llevan la firma  del hijo del autor, César Alcántara Hernández, cuya elegancia y destreza profesional se advierten.

La obra se inicia con el estudio de tres poetas fundamentales para las letras dominicanas: Manuel Rueda, Freddy Gatón Arce y Virgilio Díaz Ordóñez. Otro capítulo estudia el legado de Hostos, uno más se acerca a nuestro Pedro Henríquez Ureña, y también se esboza el movimiento cultural surgido a raíz de la Guerra de Abril de 1965 y su posterior desarrollo, hasta 1985.

En el último capítulo aparecen ensayos sobre “La cultura dominicana: ¿identidad o diversidad?, “Los escritores dominicanos durante la dictadura de Trujillo” y “Los escritores y la política cultural.

Y como todo buen ensayo, la publicación culmina con un apéndice, referencias, datos del autor e índice onomástico.

Larga vida a esta obra enriquecedora,