Listin Diario Logo
05 de diciembre 2019, actualizado a las 12:03 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 01 de diciembre de 2019

Artículo

De lo global literario a lo particular

  • De lo global literario a lo particular
  • De lo global literario a lo particular
  • De lo global literario a lo particular
  • De lo global literario a lo particular
Mateo Morrison
Santo Domingo

Los debates que caracterizaron los enunciados artísticos en las décadas del sesenta y setenta entre los partidarios del arte por el arte y los teóricos de la literatura comprometida se habían radicalizado en sus respectivas posiciones expresándose dichos criterios en poesía, cuento, teatro, novela, ensayos, en las artes plásticas, en la música, en fin, en todo lo que abarcaba lo que fuese expresión artística. El advenimiento de la guerra fría fue el origen de esa situación que llevó algunos a pensar que si se dedicaban solo a crear en soledad y al margen de los problemas sociales alcanzarían la eternidad de sus obras y sus vidas y otros que entendían que su obra tenía que ser “Un arma cargada de futuro”. Se prohibieron en los países de una de las orbitas, cualquier obra que no estuviera identificada con los proyectos políticos y en otros lugares fueron quemados libros por referirse a problemas sociales y políticos. Hoy vivimos otra época, cayó el muro de Berlín, pero el supuesto triunfo del libre mercado ahora lo vemos cuestionado en la realidad que viven algunos países como chile que fueron modelos de una de las vertientes en que parecía llegar el fin de la historia.

Los creadores de la más diversas obras han continuado y siempre quedarán las que independientemente de su temática asuman lo escritural, lo pictórico y lo musical con seriedad con auténtica visión creadora.

Jimmy Sierra no solo encabezó el grupo de jóvenes que abrió nuevos espacios a la creación artística en cine, teatro, literatura. En fin, el movimiento cultural universitario se convirtió en un laboratorio que frenó la concepción elitista que primaba en la sociedad dominicana auspiciando que surgieran creadores de barrios y pueblos cuyos nombres son ya imborrables de la historia cultural dominicana. Con ese merito fuera suficiente para tener un lugar excepcional en nuestra historia, lo que sucede es que él también es un auténtico creador en varias de las vertientes del arte. Y hoy precisamente convocamos para el 13 de noviembre, quienes pensamos que su obra IDOLATRIA o de cómo y por qué las 13 maldiciones de papá Liborio transformaron a Gatagás el Divino, también llamado el Octavio Sabio, en el Quinto Evangelista y el Filósofo Montarás, como tributo a Dante Alighieri y a otros autores predilectos, en los mejores días de mi infancia. Es una fuente para ser expresada a través de los colores plasmados por una pleya de artistas plásticos.

En el majestuoso Museo de Las Casas Reales cargado de historias coloniales , esplendente esta noche con veinte reputados artistas nacionales quienes a partir de sus particulares y Libres visiones de una novela que resume desde una visión , la totalidad, lo popular y lo culto a través de obras que son fundamentos de la denominada civilización occidental y oriental , atravesados por los aportes de África a través de mitos y leyendas que se fueron creando en la valiosa y rica imaginación de nuestro pueblo y que el escritor Jimmy Sierra en un proceso donde se hermanan la investigación y el talento creativo y  pone a convivir juegos populares que signaron nuestras infancias a través de manifestaciones Folkloricas que bordean nuestra conformación nacional y social , resistiendo las afrentas a la libertad y a la soberanía nacional ,  pero también apelando al humor en este caso que sí tiene banderas. La novela que sirvió de fuente inspiradora a nuestros artistas plásticos es la más abarcadora por lo menos leída por mí en las últimas décadas dentro de la literatura Nacional , esta noche al igual que la semana de arte de Sao Paulo de 1922 y en muchos escenarios se ha roto el criterio de la especificidad de las artes , las letras o la música , sabemos de los inicios de la poesía junto con la música, de la pintura como expresión de la realidad en diversos espacios de la antigüedad y de la etapa contemporánea.

Fue entonces un dialogo telefónico entre un poeta y una pintora que conversaban acerca de un homenaje a la gran poeta puertorriqueña Julia de burgos expresado en diversas obras artísticas tanto en  pintura , en el grabado,  como en la música que  generó la idea de que una obra como Idolatría podía ser una fuente esencial para que nuestros pintores pudiesen interpretar la riqueza y variedad textual que nos ofrece esta singular obra cuyos méritos , han sido expresados ya no solo por personalidades como Juan Bolívar Díaz , Odalis Perez , Mateo Morrison , Jeannette Miller , Dorín Cabrera , Leonte Brea , Silvio Torres-Saillant , Luis Beiro  y Tony Raful insertado en la parte posterior del libro . Sino también por la más diversas vías que esa visión positiva ha continuado en gran parte del territorio Nacional en Nueva York, en Puerto Rico, y por las más diversas vías con la convicción de que se trata sin dudas de un acontecimiento literario.

Ahora los pintores Dionisio Blanco, Elsa Núñez, Antonio Guadalupe, Rosa Tavárez, Miguel Núñez, Osiris Gómez, Manuel Montilla, Clinton López, Iris Pérez, Hilario Olivo, Martín Santos, Enriquillo Rodríguez Amiama, Francisco Santos, José Morillo, Geo Ripley, Rosa Elina Arias, José Perdomo, Federico Cuello, Pedro Céspedes, Silvio Reyes. En este espacio mágico nos dan el privilegio de poder ver a través de los instrumentos y forma más variada esta exposición que no encuentro otra palabra más adecuada que llamarla sencillamente histórica.