Listin Diario Logo
05 de diciembre 2019, actualizado a las 02:29 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 17 de noviembre de 2019

ajedrez

Triste recordación

  • Triste recordación
Nelson Pinal, MI & FIDE Trainer

En recordación de los Inmortales del Ajedrez dominicano

 

En la biblioteca del desaparecido Club de Ajedrez Don Ricardo Argomániz en Santo Domingo, se encontraba un excepcional libro de Ajedrez que fue "testigo" de una triste historia que a la vez constituye posiblemente un caso único en el mundo del Juego Ciencia. 

Al caer la tarde del 15 de noviembre de 1992, un avión cubano que cubría la ruta Santo Domingo-Puerto Plata-La Habana chocó con la loma Isabel de Torres en Puerto Plata, República Dominicana. Esa loma es la única elevación en toda una extensa planicie que rodea a esa hermosa ciudad situada al norte del país y donde el avión realizaba maniobras de espera para aterrizar en el aeropuerto.

En la nave viajaba un valioso grupo de ajedrecistas dominicanos, Juan José Matos Rivera -ex Presidente de la Federación Dominicana de Ajedrez-, Marcelino de la Rosa -Arbitro-, y los jóvenes jugadores, Manolo Marte, César González, Héctor Ogando, así como el Entrenador cubano, MI Adelkis Remón, todos en la actualidad Inmortales del Ajedrez Dominicano y recordados con gran admiración y respeto por los que tuvimos el privilegio de conocer alguno de ellos. Estos destacados ajedrecistas iban a Cuba para participar en un torneo internacional.

Como es normal en estos casos, del fatal accidente poco se pudo recuperar. El fuerte impacto contra la loma y los tanques llenos de combustible rápidamente convirtieron en llamas toda una extensa zona montañosa de difícil acceso. Fueron muchos días de conmoción y tristeza entre los ajedrecistas dominicanos, y no menos en Cuba por el fallecimiento de Adelkis, que apenas llevaba unos meses colaborando con el Juego Ciencia quisqueyano.

Entre las cosas que Adelkis llevaba a Cuba se encontraban varios libros que el Sr. Argomániz, (gran promotor del Ajedrez Dominicano, dado el gran apoyo moral y material brindado durante toda su vida en favor de su desarrollo ) le enviaba a un amigo en Cuba, el maestro Raúl Pérez. Tanto Don Ricardo como Raúl, eran fervientes amantes del Ajedrez por correspondencia y mantenían una estrecha amistad epistolar aunque personalmente no se conocían.

Pues entre los pocos escombros salvados de las llamas provocadas por el desastre, un voluntario de la Cruz Roja dominicana encontró uno de los libros que el Sr. Argomániz le enviaba a su amigo Raúl por medio de Adelkis. El libro en cuestión es Korchnoi's Chess Games, editado en 1979 en The Oxford University Press por David Levy y Kevin O' Connell.

Según nos cuenta el Sr. Juan Carlos Delgado Malagón, que subió a la zona del desastre conjuntamente con otros jugadores y federativos dominicanos que tras conocer la fatal noticia rápidamente se trasladaron a Puerto Plata para ayudar en las difíciles tareas del momento  en un  hermoso acto de solidaridad que engrandece la condición de ajedrecista, él logró recuperar el libro de las manos del miembro de la Cruz Roja Dominicana, que posteriormente se lo reintegró al Sr. Don Ricardo. 

E libro, que se conserva en buen estado, aunque quemado en algunas partes y con reales signos del desastre, se encontraba entre los cientos de ejemplares que pertenecían a Don Ricardo Argomániz y que a raíz de su fallecimiento fueron donados por sus hijos al Ajedrez dominicano.

Es justo destacar que anualmente se organizan actividades de recordación de Los Inmortales como un hermoso homenaje a los amigos fallecidos en Puerto Plata, donde además, quedó grabada perennemente la amistad entre los ajedrecistas dominicanos y cubanos como muestra de los tradicionales vínculos históricos y culturales entre la Patria de Juan Pablo Duarte y la de José Martí.

Sirva este breve trabajo como recordación a Los Inmortales en el 27 aniversario del accidente.