Listin Diario Logo
17 de septiembre 2020, actualizado a las 10:45 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 28 de septiembre de 2019

DIPLOMACIA

El “milagro” del río Han

De país pobre a nación próspera

  • El “milagro” del río Han
  • El “milagro” del río Han
Byung-Yun Kim
Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Corea
Santo Domingo, RD

El año próximo será el 70 aniversario del inicio de la Guerra de Corea. Luego de un inclemente conflicto de tres años que dejó el país destruído y con millones de víctimas, el General Douglas MacArthur, quien dirigió el ejército de las Naciones Unidas contra Corea del Norte y China, declaró que Corea del Sur no tenía futuro y que el país no podría ser restablecido - aún en cien años.

Sin embargo, en contra de toda predicción, Corea del Sur floreció como una rosa que nace de entre las cenizas. El país que una vez fue pobre, se convirtió en la onceava economía del mundo. El PIB per capita pasó de US$67 en el 1953 a US$31,345 en el 2018. El pueblo que una vez fue rescatado a través de ayuda internacional tras la Guerra de Corea, ahora asiste a países en vía de desarrollo. El país de ermitaños y de calma mañana, se convirtió en un poder de innovación tecnológica que, luego de superar la dictadura, ahora disfruta de un liderazgo holístico y democrático, tal como lo hace la República Dominicana.

El éxito de Corea del Sur, a lo que tanto se le llama “El Milagro del Río Han”, fue posible por tres razones. La primera, la inversión y dedicación de su pueblo,  “Estudia duro y triunfarás” fue el slogan para vivir con dignidad en tiempos de una pobreza absoluta. Los coreanos hicieron grandes sacrificios para generaciones futuras, especialmente para su educación. Las personas trabajadoras y bien educadas fueron el único recurso que Corea tenía y jugaron un rol fundamental en el  crecimiento económico.

Segunda, hubo decisiones de Estado que promovieron el crecimiento económico. El Gobierno hizo planes económicos quinquenales agresivos, alentó la inversión extranjera, movió el enfoque económico a la industria pesada y la alta tecnología y, finalmente, hizo grandes inversiones en infraestructura: caminos, ferrocarriles, puertos, telecomunicaciones y energía, entre otros.

La tercera razón fue la estrategia de “elección y enfoque” por parte del sector privado. Varias compañías multinacionales coreanas como Samsung, SK, Hyundai, Kia, LG, KEPCO, etc., han tenido gran éxito en áreas como manufactura de productos electrónicos, TIC’s, energía, automóviles, entre otros, convirtiendo a Corea del Sur en una potencia mundial.

En comparación, vemos que la República Dominicana muestra la tasa de desarrollo económico más alta en América Latina en los últimos diez años. Con la ayuda del éxito de las políticas de turismo, estoy seguro de que este país tiene el potencial de continuar un crecimiento rápido y sostenible. También debemos señalar el liderazgo estable del Gobierno Dominicano.

En mi opinión, para que la economía dominicana salte al más alto nivel, la inversión en infraestructuras así como también la implementación de un sistema estable y asequible de suministro de energía. Me siento honrado y orgulloso, como Embajador de Corea del Sur en este país, de que compañías coreanas están contribuyendo al mejoramiento de la infraestructura de la República Dominicana, para apoyar su crecimiento económico sostenible. Una compañía propiedad del estado coreano, ha dedicado muchos recursos para la rehabilitación de la red eléctrica nacional, y uno de los grupos empresariales coreanos está preparando una gran inversión para construir una planta de gas para mejorar el déficit de generación en el Norte.

Hasta ahora, la República Dominicana ha sido considerada por muchos coreanos como un país de Béisbol. Sin embargo, una vez que dicha cooperación entre ambos países se concrete, no tengo duda de que la Nación Dominicana, será el mejor destino de inversión de mi país en la región.

CLAVES
Cultura.
El cine coreano y el Kpop han triunfado en occidente, convirtiéndose ambas esferás en un importante bastión económico que sirve también como embajada de la nación ante múltiples naciones.

Figuras. El país que una vez fue pobre, se convirtió en la onceava economía más grande del mundo. El PIB per capita pasó de US$67 en el 1953 a US$31,345 en el 2018.  Corea del Sur ahora asiste a los países en vías de desarrollo.