Listin Diario Logo
16 de mayo 2019, actualizado a las 01:33 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana jueves, 18 de abril de 2019

Artes Visuales

La exposición de Iván Tovar

  • La exposición de Iván Tovar
Patrick Landry
Santo Domingo

La Galería de Arte Contemporáneo juega un papel importante en cuanto al mensaje que tiene que difundir en los diferentes componentes del sector del arte. Lucy García tiene muchos años aportando al sector su visión afinada y perspicaz de lo que se puede establecer como obra arte. Sin embargo, en el caso de esta exposición ella nos propone un artista muy reconocido tanto a nivel nacional tanto como internacional. Es una selección de dibujos en la cual se agregaron dos pinturas. Es una buena idea porque las pinturas permiten, en contraste, ver el trabajo preparatorio del artista. Es interesante ver como Iván Tovar pasa del dibujo a la pintura. Una de las cosas más impactantes es ver como la línea mantiene entre las dos técnicas una fluidez. La otra cosa es ver como los volúmenes toman cuerpo en las pinturas mientras que en el dibujo es la sombra que va definiendo el relieve de los componentes arquitectónicos de dichos dibujos.

 

Un montaje a la altura del artista

Hay que decir, ante todo, porque frecuentemente no se da todo el peso al montaje, que Lucy García siempre mantiene una alta calidad tanto en el montaje como en la curaduría. Los juegos de luces ponen perfectamente en valor  los dibujos permitiendo al espectador apreciar con todo el placer las características de los trabajos gráficos; tanto la línea como los colores conservan toda su expresión. La mayoría de los dibujos están colgados en las paredes dando un efecto de circuito, una especie de línea continua pasa de una obra a otra creando un ritmo interesante que se encuentra en las obras en sí. Y, algunos dibujos parecen bajar del techo flotando en el aire que solamente una barra de metal en el piso mantiene a nuestra vista para que no se vuelen. Ese montaje nos permite entrar en una cierta intimidad que está todavía más presente por el tipo de técnica: el dibujo. Es el reflejo del alma del artista, es la expresión de las sensaciones más profundas de los sentimientos  más íntimos.

 

Una línea que corre como el agua entre las rocas

En el conjunto de obras, se revela cómo Iván Tovar plasma sobre el papel la combinación de formas y colores para crear soluciones plásticas de alta complejidad. Lo primero es que la línea corre como el agua entre las rocas pasando de una forma a otra en un movimiento continuo. Pienso que la dinámica de la línea aliada a las formas que oscilan entre algo geométrico y antropomórfico es una referencia a la obra de Henry Moore, especialmente en los dibujos. Lo segundo que interesa al artista es ver como las formas se desarrollan para crear una especie de poética como lo dice el título de la exposición “la poética del gesto”. Las soluciones plásticas son más que una combinación, son un conjunto coherente que tiene no solamente un cuerpo sino también diferentes partes, dicho de otra manera sus obras tienen a la vez  unicidad y pluralidad. La poética sale de la ambivalencia entre las dos porque esta ambivalencia lleva el dibujo a un campo fuera de la inmaterialidad que solamente la poética puede entender.

 

¿Qué hacer de la obra de Iván Tovar?

 Tratamos, muy frecuentemente, de buscar  de dónde el artista viene y a qué movimiento pertenece, pero, ocurre con frecuencia que no podemos ponerle una “etiqueta”. Eso no quiere decir que él es bueno o malo, sino que dentro de su producción a pesar de tener ciertos referentes (porque todos los grandes artistas tienen sus referencias), el no encaje en una corriente artística. Iván Tovar, como lo expresó él mismo, no es realmente surrealista o neo surrealista. Él tiene sus influencias, es cierto, pero como muchos otros artistas del siglo XX, le falta todavía una parte de análisis para tener una visión bien definida de su producción artística. Si el siglo XX empezó con los “ismos”, la segunda mitad del siglo al igual que los principios del XXI tienen una gran cantidad de individualismos que el historiador de arte tiene, como desafío, que integrar en la gran historia del Arte, Iván Tovar es uno de ellos.