REINVENTAR LAS EDITORIALES

Nuevos retos

Para fortalecer la industria editorial en República Dominicana, la calidad de los textos y estrategias de fomento a la lectura se presentan como factores clave.

Los pocos niveles de lectura en la población y una oferta de libros limitada, amenazan el desarrollo de las editoriales y escritores en República Dominicana. De acuerdo a la “Encuesta sobre hábitos de lectura en República Dominicana” hecha por la Fundación Global Democracia y Desarrollo, (Funglode) en 2002, el 51% de los entrevistados dijo no leer libros nunca/casi nunca/una o dos veces al año/cada dos o tres meses. Mientras que en 2007, la entonces Secretaría de Cultura dio como resultado un 53%. En la primera encuesta un 19% declaró leer diario/una o dos veces por semana; y en la segunda subió a un 47%. Según la directora de la Editorial Funglode, Noris Eusebio-Pol, “editoras y autores cuentan con un 29% o 47% de la población, lo cual no suena nada mal, sin embargo, cuando vamos a la cantidad de horas que dedican a la lectura (en 2002) solo el 25% declara leer una hora o más a la semana. Con ese espacio de tiempo serán muy pocos los libros leídos”. Habla la genteSegún expone el lector Ángel Manuel Ruiz, a los autores dominicanos les falta enfocarse en el público estudiantil, en especial en los jóvenes y pre adolescentes. “Ellos son los lectores del futuro, y el segmento de la población que tiene más contacto con los libros (por obligación de centros educativos). Por lo que entiendo, que si los escritores logran ejecutar una buena estrategia en conjunto con las editoriales sobre ellos, la demanda de libros aumentará”, sugiere. Ruiz dice que le gustaría que los libros escritos por dominicanos, presentaran para los adultos un poco más de filosofía, y de ideas que aporten algo más que chismes políticos a la vida de cada lector. También le agradaría que hubiese más textos de aventuras, para jóvenes y niños. “Prefiero los autores extranjeros a los dominicanos en sentido general. Aunque ciertos escritores dominicanos no tienen nada que envidiarle a ningún autor extranjero”, aclara. “Me gustan los autores en cuyos libros se expresan ideas más desafiantes y crudas que me permitan ejercitar la mente. Esto último es difícil de encontrar en los libros dominicanos contemporáneos”, asegura. Asimismo, Ruiz comenta que existen retos más difíciles para los escritores dominicanos: “Se rumora que existe un lobby donde las editoriales más fuertes hacen pactos con centros privados para poner sus libros de literatura en sus programas educativos. Las editoriales más pequeñas pueden estar siendo afectadas por esta movida poco honesta de ciertos grupos, ya que en un país de ignorantes la educación es un negocio grande”. Sobre el tema, la lectora Catherine Morel considera que dejando a un lado el hecho de que la era digital afecta las ventas, ya que la gente piratea los libros en formato digital, se debe reconocer que la oferta de ‘buenos libros’ en español ha menguado a medida que pasa el tiempo. “En inglés, sin embargo, la cantidad de libros no se ve afectada. ¿Qué pasa? Es que consumimos más lo que escriben los anglosajones?”, advierte. Morel expone que, en los últimos años, los grandes booms de libros anglosajones son, por lo general, literatura juvenil, debido al carácter consumista de este sector. “Tal es el caso de textos Twilight, Lord of the Ring, Hunger Games, Narnia, The Golden Compass, Polar Express, Harry Potter y Fifty Shades of Grey”, comenta. Según Morel si apareciera un autor hispanoparlante “que nos regalara una novela juvenil, quizás esa sea la chispa que necesitamos para volver a subir volúmenes de ventas... pero antes de eso, las editoriales tienen que darle un voto de confianza al autor y arriesgarse a apoyar el proyecto, por más loco que parezca”. CalidadLas redes sociales y los múltiples aportes de la Internet, se presentan como una opción determinante, para autores en busca de oportunidades. Ante las distintas realidades expuestas durante esta serie especial, más que hablar sobre la “reinvención de las editoriales”, en RD lo fundamental consiste en crear políticas y estrategias educativas que contribuyan a fomentar la lectura y que permitan el desarrollo de los escritores y un mejor desempeño de las editoras.

(+)ENTRE PORCENTAJES Y PROPUESTASSegún expone la página web educando.edu.do una estrategia de lectura propuesta por el Ministerio de Educación, en el Programa Nacional de Fomento de la Lectura, es la de “Cara a Cara con un/a Autor/a” consistente en visitas, a nivel regional o distrital, de autores dominicanos importantes, quienes intercambian opiniones con los estudiantes. “Esta estrategia se estructura por grados y esferas de interés e incluye autores de literatura infantil y juvenil para los grados del Nivel Básico, y autores de literatura novelesca, historiadores y poetas para los grados del Nivel Medio”, refiere el sitio web. Cifras El dominicano disfruta alrededor de siete horas diarias de tiempo libre; pero el 50 % dedica 1.9 horas diarias promedio para ver televisión, mientras que el 6% dedica una hora diaria a la lectura y el 75% dedica menos de una hora semanal a la lectura.

Tags relacionados