Listin Diario Logo
05 de marzo 2021, actualizado a las 07:09 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 10 de marzo de 2012

GÉNERO

El arte en femenino

  • El arte en femenino
    Citlally Miranda. Ejemplo de amor al arte, renunció a su vida 'empresarial' para dedicarse a la pintura.
  • El arte en femenino
  • El arte en femenino
  • El arte en femenino
Indhira Suero
Santo Domingo

Más que celebrar el Día de la Mujer, se hace necesario conocer aquellas féminas que dan valor al género. En una entrevista, la escritora Aída Cartagena Portalatín decia que sus colegas eran seres arriesgados a los cuales calificaba como  “combatidas, combativas y combatientes”, esta denominación no solo se aplica al área de las letras.

Elsa
Sus pinturas se destacan entre las demás. Un rostro femenino marca el lienzo y pone a flote la fuerza y armonía de sus rasgos. El nombre de Elsa Nuñez en la plástica nacional, representa hablar sobre una de las principales exponentes del arte.

“Cuando me gradué en la Escuela Nacional de Bellas Artes en el 1962 era la única mujer del grupo. Siempre tuve apoyo, nunca recibí discriminación de mis profesores, ni de mis compañeros”, dice.

De acuerdo a Nuñez, la plástica dominicana cuenta con buenas artistas tanto de la nueva como de la vieja generación. “Me siento orgullosa por que a diferencia de mis inicios, ahora los materiales son muy caros.  Por eso admiro a las jóvenes que se atreven a hacer arte y les recomiendo que sigan trabajando. Deben recordar que  el artista a la hora de crear no piensa si va a vender o no,  que no venda no quiere decir que no tenga calidad”, asegura.

Para la artista se necesita más apoyo para el arte nacional.  “En eso han fallado los representantes culturales en las embajadas de otros países, a nivel internacional uno se da a conocer por cuenta propia, pero no porque lo promuevan. Todavía falta más apoyo porque contamos con talentos que se pueden comparar con artistas internacionales”, considera.

Background
Además de Elsa Nuñez, las artes plásticas del país cuentan con el trabajo y trayectoria de mujeres como Celeste Woss y Gil, Ada Balcácer, Clara Ledesma, Nidia Serra, Rosa Tavarez y Soucy Pellerano.

Jeannette
Merecedora del Premio Nacional de Literatura 2011, Jeannette Miller aporta a las letras dominicanas distinción y creatividad. Con un trabajo de años, la autora de la novela “A mí no me gustan los boleros” se corona, junto a Hilma Contreras y Maria Ugarte, como una de las pocas mujeres que ha alcanzado esta posición en el país.

De acuerdo a Miller, refleja a las mujeres en sus textos en distintas maneras: “Con las diversas actitudes que adoptan como respuesta a las situaciones que la vida les pone por delante. Trato de no caer en el maniqueísmo de que los hombres son ‘malos’ y las mujeres ‘buenas ”.

Para la autora la mayoría de las mujeres dominicanas es víctima de violencia. Situación que se da, según sus palabras, en un entorno social que crea las condiciones para ello. “Casi siempre la mujer es vista como un objeto; de ahí, esa preocupación por la belleza externa que llega a obsesionar a las mujeres pudientes por operaciones estéticas que en muchos casos les ha costado la vida. Por otro lado, el abuso físico a la mujer permanece impune. Sólo debes ver los noticieros o leer el periódico y compruebas que los feminicidios crecen de forma alarmante”, destaca.

A pesar de los números negativos, Miller ve el lado positivo. “Dentro de este contexto también existen mujeres que han crecido a nivel humano, profesional, espiritualÖMujeres que se han convertido en arquetipos, en ejemplos a seguir. Luchadoras que resultan ser  sobrevivientes de la sobrevivencia”, asegura.

Una autora de experiencia recomienda a las escritoras que inician en este ámbito que escriban lo que quieren sacar de dentro y que lean buenos libros que ayuden a su formación: “Que no se paren a pensar que si eres escritora te vas a morir de hambre o te van a tildar de loca y de vaga. Porque es un hecho que las escritoras dominicanas han producido muchos de los mejores textos de la literatura nacional y esa producción debe ser objeto de estudio, rescate y difusión”.

Miller enfatiza que la literatura hecha por mujeres se encuentra hoy en su mejor momento “Nunca caer en l demandas que pueden hacernos, como erotismo, tipicismo, placer, divertimento”, aconseja.

Background
La literatura dominicana se encuentra llena de ejemplos de mujeres que con sus letras le aportaron un toque diferente.

Un poco más atrás mujeres como Virginia Elena Ortea, Delia Weber, Hilma Contreras, Aída Cartagena Portalatín, Evangelina Rodriguez, Carlota Salado de Peña y Margarita Vallejo de Paredes sobresalieron en un género tan exquisito como el del cuento.

Citlally
Con su exposición “En Proposón” en el Centro Cultural de España en Santo Domingo, Citlally Miranda se convierte en una de las exponentes de las artes plásticas de la nueva generación.

“Desde pequeña he estado relacionada al arte e inicié mi formación como artista en talleres que impartía Bellas Artes, pintura, teatro, danza, y otros. Estudié otras carreras en la universidad, y después de pasado un tiempo, como en el 2002-2003 fue que asumí la responsabilidad de ser artista. Dejé mi trabajo empresarial y me dediqué a producir arte; me motivé al descubrir que para esto fue que vine al mundo”, confiesa.

Miranda cree que el género  no hace diferencias en el quehacer artístico del país. De acuerdo a sus palabras, hay muchas dominicanas artistas con carreras sobresalientes.

La artista asegura que para el desarrollo de las artes en el país hace falta el apoyo económico, mayores recursos  y  proyección: “Más formación, no solo técnica sino también de criterios, y no únicamente para los artistas, también es necesario fomentar el coleccionismo y el consumo de las artes”.

Background
Miranda ha dedicado su vida a las artes plásticas. Investigadora de la historia del arte, técnica y material para la realización plástica artística. domina técnicas de  cerámica, serigrafía, pedrería, grabado y repujado en metal.

Julietta
Entró en el cine por la puerta grande: protagonista de la “Hija Natural”, su participación en esta película definió un antes y un después en la representación de las mujeres en el cine. Con su papel, Julietta Rodríguez no mostraba a una mujer “superficial”, “voluptuosa” o “con ansias de conseguir dinero”, sino que enseñaba a la dominicana que lucha, a esa que no tiene sed de fama.

“La actuación es una carrera bellísima que permite al actor situarse en la piel de otros, creo que es lo que más me gusta de ella. Es una de mis muchas pasiones, que he tenido la oportunidad de experimentar. Durante todo este proceso siempre he recibido muchísimo apoyo de mi familia y amigos, sobre todo cuando dije que sería la protagonista de una película dominicana”, destaca.

De acuerdo a sus palabras, el principal reto de las actrices dominicanas es dar con proyectos interesantes, que enriquezcan la calidad interpretativa del actor.

“El cine dominicano está creciendo y que, como todo, tendrá sus altas y bajas. Hay muchos cineastas dominicanos que están trabajando para hacer buenas producciones cinematográficas y eso se verá en los próximos años”, afirma.

Background
Rodríguez trabaja en dirección y producción audiovisual y continua a la espera de un guión que la enamore.

(+)
EL AHORA LUCHA Y VIDA

Las dominicanas aun definen su posición en el mundo literario, en las artes plásticas y en el cine. Como en otras áreas los obstáculos que enfrentan las han hecho tener una participación menor que la de los hombres.

Todavía en República Dominicana no existe un balance adecuado entre hombres y mujeres. Lo que más preocupa es que para avanzar en cualquier aspecto si no se trabaja por alcanzar una armonía que permita el desarrollo de ambos géneros la guerra será eterna y al final, siempre existirán “combatidas, combativas y combatientes”.