Listin Diario Logo
30 de junio 2022, actualizado a las 07:02 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 08 de diciembre de 2007

¿QUÉ LEER?

Siete gotas de arena

IBETH GUZMÁN
ibeth.gusmán@listindiario.com

El periodista José Báez Guerrero se estrena en el género de la creación con su primer libro de cuentos “Siete gotas de arena”. Siete historias, de naturaleza cotidiana, expuestas con abrumadora sensibilidad. Ellas nacen como fruto de los momentos de nostalgia, ira, desenfreno y desenfado que enfrenta un ser humano cada día de su existencia. Báez Guerrero nos regala en sus textos un espejo de nuestra propia realidad; estamos  reflejados en sus personajes de índole ordinario y simple. Además de su origen llano, hay que destacar la sesudez con la que captan sus entornos. Son seres que alimentan su vida con la observación metódica de cada uno de sus pasos. Ellos planifican qué hacer con cada minuto del día; son precisos en sus labores, procuran eficiencia en sus actividades y, al igual que todos nosotros, viajan de vez en cuando a los predios del limbo y la sinrazón.

Llega el momento de mencionar los temas que el autor aborda en su libro. Esos tópicos donde germina la esencia contextual de las historias. Para llegar a ellos, en “Siete gotas de arena”, hay que contrastar a los protagonistas con sus circunstancias para que de este roce salga el elemento pujante de cada cuento. Una vez realizada la comparación, brotan los temas como agua de manantial. Los ejes temáticos se encuentran en los escombros de la personalidad; mezclados con: los agobios del trabajo, los problemas de tránsito, la constante lucha por incrementar ingresos, los períodos de satisfacción personal y laboral, en fin. Ahora bien, esta fusión da como resultado que tanto los personajes como los temas se subordinen y complementen entre sí. La existencia de uno tiene sentido en el desarrollo continuo del otro.  

José Báez Guerrero plantea, en “Siete gotas de arena”, el límite como una constante que se reitera en cada narración. El escenario puede ser: la oficina, el carro la calle, o cualquier espacio. Ahora, el cuento como tal está en la unión armónica de personaje, espacio y sentimiento.