Santo Domingo 20°C/20°C clear sky

Suscribete

Foro Inteligencia Artificial y salud 

Uso de la IA en la medicina: presente y futuro

  • Significativo. Si bien esta asume la responsabilidad de procedimientos complejos, es importante destacar que la intervención humana sigue siendo invaluable.
La IA es la ciencia y la tecnología que permite a las computadoras y los programas realizar tareas que tradicionalmente requieren inteligencia humana.

La IA es la ciencia y la tecnología que permite a las computadoras y los programas realizar tareas que tradicionalmente requieren inteligencia humana.Istock

Avatar del Listín Diario
Rubén Peralta
Mashood Naduvilekandy
Especial para LD 

En los últimos años, la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una fuerza innovadora en la industria de la salud. A diferencia de cualquier otra tecnología, está marcando el comienzo de una nueva era en la atención médica, transformando drásticamente la forma en que abordamos las prácticas médicas y la atención al paciente, aquí en la República Dominicana y a nivel global.

La IA es la ciencia y la tecnología que permite a las computadoras y los programas realizar tareas que tradicionalmente requieren inteligencia humana. Lo que distingue a la IA es su notable capacidad para imitar funciones similares a las humanas, aprender de la experiencia y adaptarse a nuevas entradas. Esta adaptabilidad, junto con su inmenso poder de procesamiento, la posiciona como una herramienta formidable, especialmente cuando se aplica a la atención médica.

Sector sanitario

El impacto transformador de la IA en la atención médica, aunque se encuentra en sus primeras etapas, brinda beneficios como la toma de decisiones automatizadas, el monitoreo de pacientes, el diagnóstico temprano y la simplificación de procesos para las personas. Ayuda a las organizaciones en la reducción de costos, la mejora del rendimiento, la optimización del flujo de trabajo y la detección de fraudes. 

El sector sanitario en conjunto se beneficia de la optimización de recursos, diagnósticos más rápidos y un mejor acceso a los datos médicos. Sin embargo, es importante reconocer que el juicio clínico y la experiencia humana siguen siendo fundamental en la atención médica, y la IA actúa como un valioso aliado en sus esfuerzos.

Dr. Rubén Peralta
Profesor y Director Médico Adjunto

Dr. Rubén Peralta Profesor y Director Médico AdjuntoCortesía

Los desafíos encontrados

Los desafíos relacionados con la IA en la atención médica abarcan la integración de datos, la privacidad y las cuestiones legales, y seguridad del paciente. Las preocupaciones sobre la privacidad surgen del acceso, el intercambio y el uso de los datos de los pacientes, y las consideraciones éticas y las regulaciones gubernamentales desempeñan un papel fundamental para proteger la identificación de los pacientes.

Los obstáculos de integración de datos surgen cuando se deben unificar varios tipos de informaciones, como texto, numéricos, imágenes y vídeo, lo que supone un reto importante en el análisis de datos sanitarios. La seguridad del paciente es de suma importancia, ya que las aplicaciones de diagnóstico de la IA pueden arrojar resultados perjudiciales si la calidad de los datos es deficiente, lo que lleva a errores de decisión y tratamiento que podrían comprometer el bienestar del paciente.

Mashood Naduvilekandy                                                     
Research coordinator
Data scientist
Centro de Trauma de Catar

Mashood Naduvilekandy Research coordinator Data scientist Centro de Trauma de CatarCortesía

Atenciones más ecológicas

La aplicación de la IA en la atención médica no solo mejora las prácticas médicas, sino que también reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Los sistemas autónomos de diagnóstico de IA funcionan con una notable eficiencia energética, lo que se traduce en una reducción de las emisiones de carbono.

Wolf y colaboradores de varias universidades norteamericanas informaron que, para un examen ocular para diabéticos, estos sistemas requieren una energía mínima, generando solo 0,02-0,2 gramos de emisiones equivalentes de CO2 por examen de diagnóstico, lo que lleva a una reducción del 80% en comparación con los exámenes tradicionales en persona. Además, el impacto medioambiental de la formación en IA es sustancialmente menor que el de la educación y la formación de especialistas humanos.

A medida que la industria de la salud adopta la IA autónoma a mayor escala, la investigación en curso continuará revelando la contribución positiva de la IA en la mitigación de la huella de carbono asociada con las prácticas de atención médica, lo que la convierte en una vía prometedora para la sostenibilidad ambiental.

Tags relacionados